fbpx
Colors: Cyan Color

Las autoridades sanitarias indias reportaron más de 90.000 nuevos casos en la última jornada y 1.290 decesos, un récord que da cuenta del ritmo vertiginoso del avance del virus. Mientras que el Fondo de Inversiones Ruso (FIDR) suministrará a la farmacéutica india Dr. Reddy's las dosis de Sputnik V.

Rusia anunció este miércoles que enviará 100 millones de dosis de su vacuna Sputnik V a India, el país que hoy superó los 5 millones de casos y en donde la pandemia crece con mayor velocidad desde hace varias semanas.

Las autoridades sanitarias indias reportaron más de 90.000 nuevos casos en la última jornada y 1.290 decesos, un récord que da cuenta del ritmo vertiginoso del avance del virus en el país que contabilizó un millón de nuevos casos de Covid-19 en tan sólo 11 días.

India se sitúa ahora detrás de Estados Unidos, donde se detectaron ya más de 6,6 millones de infecciones, y desplazó a Brasil, que quedó en tercer lugar con más de 4,38 millones de casos.

Por detrás de Brasil se encuentra Rusia con 1,07 millones de contagios y unos 18.853 de muertos, muy por debajo de Estados Unidos, Brasil e India, los tres países con más decesos.

Tras recibir la aprobación del ente regulador de la India, el Fondo de Inversiones de Rusia (FIDR) suministrará a la farmacéutica india Dr. Reddy's 100 millones de dosis de la vacuna, informó el FIDR en un comunicado.

Pese a que la vacuna rusa se encuentra en la fase 3 de desarrollo, el ente regulador de ese país ya la aprobó y comenzó a inocular a trabajadores esenciales, como los del sector de la salud.

Las entregas en India podrán comenzar a finales de este año, dependiendo de los resultados de los ensayos y la autorización definitiva de los resultados de la Fase 3 de la vacuna por parte de las autoridades reguladoras en ese país asiático, informó la agencia de noticias EFE.

El número total de decesos en India hoy es de 82.066 -menos de la mitad de los 195.000 muertos registrados en Estados Unidos, y lejos de los 133.119 de Brasil-, pero, en realidad, muchos fallecimientos no son registrados correctamente por las autoridades, por lo que se cree que la cifra podría ser mayor.

India posee uno de los sistemas sanitarios públicos más pobres del mundo.

El Gobierno impuso en marzo uno de los confinamientos más estrictos, pero se fue progresivamente relajando, pese al constante aumento de casos.

El próximo lunes se reanudará el ciclo lectivo presencial y su principal monumento turístico, el Taj Mahal, reabrirá sus puertas.

Una situación menos graves, pero aún preocupante vive Europa.

Gran parte del continente continúa sumido en la llamada segunda ola de contagios y, tras las advertencias de la ONU, muchos Gobiernos volvieron a imponer restricciones, al igual que Israel en Medio Oriente.

En Reino Unido, por ejemplo, los casos volvieron a dispararse.

En las últimas 24 horas fueron registrados casi 4.000 nuevos positivos, el aumento diario más alto desde mayo último, mientras que el domingo pasado se contabilizó la cifra más alta de ingresos hospitalarios desde principios de julio.

En tanto, Italia informó hoy sobre 1.452 nuevos casos y 12 víctimas.

Por su parte, Francia, sumó casi 8.000 casos de la enfermedad en las últimas 24 horas, un leve descenso respecto de los más de 10.000 casos reportados el sábado.

Sin embargo, el Ministerio de Salud notó un salto en el número de hospitalizaciones durante la semana pasada, a 2.713 casos, de los cuales 479 necesitaron ser ingresados en cuidados intensivos.

En consencuencia, el Gobierno francés puso en alerta roja a 82 de los 101 departamentos del país, y ciudades como Burdeos y Marsella reforzaron esta semana las restricciones, sobre todo en cuanto a las reuniones públicas y las visitas a los hogares de ancianos.

Pese a haber reanudado su años escolar hace tan solo 15 días, el Francia cerró hoy 80 escuelas tras la alta ola de contagios, según informó el Ministerio de Educación.

El Gobierno español, por su parte, anunció hoy que las restricciones de viajes no esenciales a España de ciudadanos de terceros países de fuera de la Unión Europea (UE) o del espacio Schengen -espacio común que comparte gran parte de Europa- se ampliaron hasta el próximo 30 de septiembre.

Madrid, la región más afectada, acumula un tercio de los nuevos contagios en las últimas 24 horas (1.207), por lo que el Gobierno regional tomará medidas "más drásticas" como confinamientos selectivos en las zonas con más incidencia, así como restricciones a la movilidad y a la concentración de personas.

En Medio Oriente, Israel tampoco logra doblegar la pandemia y el país rompió hoy su récord de nuevos positivos al superar los 5.500 casos en las últimas 24 horas.

Ante el creciente aumento de infecciones, el Gobierno decidió hoy adelantar un día el cierre de colegios, inicialmente previsto para este viernes, cuando el país volverá a entrar en cuarentena total.

Además, la principal mezquita de Jerusalén, Al Aqsa, ubicada en la Explanada de las Mezquitas, estará cerrada tres semanas como parte de las medidas contra el coronavirus, informaron hoy las autoridades religiosas encargadas de los lugares sagrados musulmanes en la Ciudad Vieja de Jerusalén (Waqf).

El Gobierno israelí anunció también el cierre de la Gran Sinagoga de Jerusalén, cuya clausura por primera vez en su historia coincide con el Año Nuevo judío.

En cambio, los fieles judíos podrán orar ante el Muro de los Lamentos, que se encuentra precisamente en parte de la explanada.

El país asiático registró este domingo más de 94.000 casos y 1.100 fallecidos, mientras que el total de casos superó los 4,7 millones y las muertes son más de 78.500.

El Gobierno de India confirmó este domingo más de 94.000 casos y 1.100 fallecidos durante el último día a causa del coronavirus, en medio de una curva creciente de los contagios, que superó ya la barrera de los 4,7 millones de casos y los 78.500 decesos. El Ministerio de Sanidad indio detalló en su último informe que durante las últimas 24 horas se confirmaron 94.372 casos y 1.114 fallecidos, lo que sitúa los totales en 4.754.456 y 78.586, respectivamente.

Asimismo, señaló que otras 78.399 se recuperaron durante las últimas 24 horas de la Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, por lo que la cifra asciende a 3.702.595 desde el inicio de la pandemia.

El Ministerio resaltó que en estos momentos hay 973.175 casos activos en el país y ha detallado que cinco estados -Maharashtra, Karnataka, Andhra Pradesh, Uttar Pradesh y Tamil Nadu- acumulan el 60 por ciento del total.

La propagación del nuevo coronavirus se aceleró en el último mes en India, que rebasó la cota de los dos millones el 7 de agosto, la de los tres millones el 23 de ese mismo mes y la de los cuatro millones el pasado 5 de septiembre.

"Somos el país con el mayor número de días de confinamiento en las escuelas. Eso es un absurdo", afirmó el presidente brasileño, mientras ponía en funciones, luego de cuatro meses de interinato, al general en actividad Eduardo Pazuello como ministro de Salud.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fustigó este miércoles a gobernadores y alcaldes porque están llevando adelante "el mayor confinamiento del mundo" sin permitir el regreso pleno a las clases presenciales, en un país con más de 133.000 muertos y 4,4 millones de contagiados en la pandemia de coronavirus.

Lo hizo al poner en funciones, luego de cuatro meses de interinato, al general en actividad Eduardo Pazuello como ministro de Salud, quien tomó el control del cargo luego de que sus dos antecesores, Nelson Teich y Luiz Mandetta, lo dejaran por diferencias con Bolsonaro.

"Somos el país con el mayor número de días de confinamiento en las escuelas. Eso es un absurdo", afirmó Bolsonaro en su discurso, mientras mostraba una caja del remedio hidroxicloroquina, contra la malaria, pese a a que carece de eficacia comprobada contra la Covid-19.

Apenas el estado de Amazonas, en el norte amazónico y luego del colapso sanitario y funerario en abril y mayo, regresó en su totalidad a las clases presenciales, mientras que otros lo van haciendo paulatinamente y con muchas restricciones, aunque sin obligar a los alumnos a asistir.

El presidente reiteró que en el inicio de la pandemia tuvo "razón" al defender mantener la economía sin cuarentena y aseguró que los gobernadores fueron "capturados por el pánico proporcionado por los medios catastróficos que hay en Brasil".

"No estoy haciendo una crítica a la prensa, sino ofreciendo una constatación", dijo ante los aplausos.

Bolsonaro minimizó desde el inicio la pandemia y participó en el momento más crítico de actos y aglomeraciones para impulsar a la población a quebrar la cuarentena a la que adhirieron gobernadores e intendentes.

Por su parte, Pazuello, quien es considerado un experto en logística aunque no en salud, en su discurso recomendó a la población acudir al médico cuando tenga síntomas y no apenas cuando le falte el aire, como había dicho en marzo el entonces ministro Mandetta, quien llegó a ser más popular que Bolsonaro en las encuesta por aquellos días.

Eduardo Pazuello sigue como ministro de Salud de Brasil

El ministro, uno de los 9 militares al frente de una cartera en el gabinete, afirmó que el sistema de salud no entrará en colapso y dejó abierta la puerta para otras vacunas, más allá de que el Gobierno federal financia el desarrollo y los ensayos locales de la de Oxford, del laboratorio Astrazeneca.

"La solución definitiva vendrá con la vacuna. El presidente ya aseguró 100 millones de dosis de vacunas pero tenemos conciencia de que no podemos poner todos los huevos en la misma canasta", dijo.

El Instituto Butantan, mayor fábrica de vacunas contra la influenza del Hemisferio Sur, que depende del estado de San Pablo, debe presentar en octubre al ente regulador Anvisa los resultados con los ensayos de 9.000 brasileños con la vacuna china del laboratorio Sinovac, para comenzar a dar 45;000 dosis en diciembre.

Bolsonaro, en otro tramo de la ceremonia, defendió el uso de hidroxicloroquina con su ejemplo, ya que estuvo con coronavirus en julio pasado.

Recordó que unos 200 empleados del Poder Ejecutivo se enfermaron y tomaron cloroquina sin ningún tipo de reacción adversa.

Brasil es el segundo país en cantidad de muertes detrás de Estados Unidos y el tercero en casos, detrás de India.

El país registró 987 fallecidos en las últimas 24 horas y sumó 134.106 muertos por la pandemia. Según el boletín del Ministerior de Salud, hubo 36.820 nuevos infectados llevando al total a 4.419.083.

El estado de San Pablo lidera con 33.253 fallecidos acumulados, seguido por Rio de Janeiro com 17.342.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) paraguayo emitió este martes una alerta epidemiológica por el aumento de casos de coronavirus entre su personal de la salud, mientras el Gobierno pidió ayuda privada ante una situación que se tornó dramática y con presagios no menos preocupantes.

"Ante el incremento de casos por Covid-19 en personal de la salud, la Dirección General de Vigilancia de la Salud lanza una alerta epidemiológica", subrayó el MSP en un comunicado.

Entre el 13 de marzo y el 4 de septiembre se certificaron 8.442 integrantes del personal de salud que habían estado expuestos al virus o que tenían sospecha de infección.

De ellos, 1.246 recibieron la confirmación del laboratorio de que se habían contagiado, lo que equivale al 6% del total de casos confirmados, con tres fallecimientos.

"El mayor porcentaje de contagios se produce en el entorno asistencial, entre el personal de la salud cuando se halla sin las medidas adecuadas", abundó el ministerio.

La Secretaría de Estado advirtió que se "observa un aumento sostenido de casos en personal de la salud desde la Semana Epidemiológica 32, con una tendencia en aumento".

Ante esta situación, el MSP emitió varias recomendaciones para distintas autoridades, reportó la agencia de noticias rusa Sputnik.

A las autoridades nacionales, regionales y distritales les aconseja extremar las medidas sanitarias al detectar brotes en el establecimiento de salud, mientras que a los directores les pide "proveer de los equipos de protección individual y fortalecer los equipos de prevención y control de infecciones con recursos humanos, físicos e informáticos".

En lo que refiere al personal de salud, solicita que se mantengan las medidas de prevención durante la atención a pacientes, en los momentos de descanso y en las áreas comunes, así como en las actividades fuera del entorno asistencial.

En Paraguay se infectaron de coronavirus 23.353 personas desde el comienzo de la pandemia y fallecieron 449 a causa de esta enfermedad.

Horas antes, El Gobierno convocó a hospitales y clínicas privadas para que atiendan a enfermos de coronavirus al colapsar las unidades de terapia intensiva en los centros públicos.

A fines de agosto, el Ejecutivo extendió hasta este domingo la fase cuatro de la cuarentena inteligente, que flexibiliza el confinamiento, a excepción del Departamento Boquerón y el distrito de Carmelo Peralta, donde se retornó a la fase tres debido al aumento de casos en la zona.

En la capital Asunción se mantienen las medidas de cuarentena social, mientras que en el Alto Paraná continúan con la fase cero, es decir que los pobladores pueden salir solo de sus casas a comprar alimentos o medicamentos.

Por otra parte, el Gobierno del presidente Mario Abdo Benítez convocó a hospitales y clínicas privadas para que atiendan a enfermos ante el desborde de las unidades de terapia intensiva en los centros públicos,

"Estamos al tope de las camas de terapia, sobre todo en los hospitales de referencia", refirió el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, en declaraciones al diario ABC Color.

Ayer, el presidente de la Sociedad Paraguaya de Neumología, José Fusillo, avisó que el 100% de los respiradores de las unidades de terapia intensiva estaban ocupados.

Tras más de seis meses de cierre, y luego del tradicional receso estival, el reinicio del ciclo lectivo prevé el distanciamiento de un metro en las aulas, aunque no contempla el uso obligatorio de barbijo en clase.

Con la obligación de mantener el distanciamiento de al menos un metro en el aula para evitar contagios de coronavirus, pero sin la necesidad de usar el barbijo en clase, Italia reabrió este lunes las escuelas para más de 5 millones de alumnos de casi todo el país.

Un total de 5.6 millones de alumnos de 13 de las 21 regiones y provincias autónomas inician un ciclo lectivo en el que el premier Giuseppe Conte reconoció que "habrá dificultades, especialmente al inicio", aunque la ministra de Educación, Lucia Azzolina, planteó que la escuela "es hoy el lugar más seguro" del país.

Tras más de seis meses de cierre, y luego del tradicional receso estival, el reinicio del ciclo lectivo prevé el distanciamiento de un metro en las aulas, para lo que el Gobierno y las regiones distribuyeron más de 2 millones de bancos unipersonales, aunque no contempla el uso obligatorio de barbijo en clase.

Según las disposiciones del Ministerio de Educación, sí será obligatorio el uso de cubrebocas para los alumnos en los lugares cerrados comunes, al tiempo que estará permitido el uso dentro de las aulas para el que lo desee.

"Será un año complejo, lo sabemos, pero hemos trabajado tanto y construimos una estrategia de prevención que funcionará si cada uno hace su parte con responsabilidad", planteó en la jornada de hoy Azzolina en declaraciones televisivas sobre el reinicio de clases, que se da luego de que se registraran 35.610 muertes desde el inicio de la pandemia.

Las autoridades educativas ratificaron además que los alumnos deberán tomarse la temperatura en sus casas ya que las escuelas no prevén el monitoreo de fiebre, y los que tengan más de 37.5 grados deberán quedarse en su hogar.

Solo en la región de Piemonte, en el Norte, el gobernador Alberto Cirio dispuso la obligatoriedad de medir la temperatura en las casas.

Para el transporte hacia y desde las escuelas, el Gobierno dispuso una capacidad máxima del 80% y el uso obligatorio de barbijos durante el trayecto.

El Instituto Luigi Einaudi, a metros del Vaticano, fue uno de los 121 centros que inició el ciclo lectivo en la capital Roma.

Alessandra, alumna de 16 años, destacó en diálogo con Télam el sentido de "responsabilidad" que comparten los estudiantes para una etapa "en la que todos tendremos que acostumbrarnos", aunque afirmó que notó que "la mayoría no tiene preocupación por la situación sino consciencia de que nos toca también una parte del esfuerzo".

El decreto "Disposiciones para el inicio del ciclo lectivo" dispone además que, en caso de positivos en alumnos de menos de 14 años, los padres pueden tener licencia laboral mientras dure la cuarentena obligatoria si el contagio se dio en la escuela.

El acto oficial de inauguración del ciclo lectivo será encabezado a media tarde por el presidente Sergio Mattarella, desde una escuela de la localidad norteña de Vo', en la región de Véneto, una de las zonas más golpeadas por la pandemia.

El resto de los 8.3 millones de alumnos que tiene el país, especialmente en las regiones del Sur, iniciarán las clases el jueves 24, luego de la doble jornada electoral prevista para el domingo 20 y el lunes 21 por el referéndum nacional para la ratificación de la ley de reducción de parlamentarios. La provincia autónoma de Bolzano, en el Norte, ya había iniciado las clases el pasado 7 de septiembre.

El ministro de Salud, Roberto Speranza, dijo en declaraciones televisivas que en caso de que se detecten positivos en las escuelas, no habrá un cierre automático de los establecimientos sino que se buscará aislar a los positivos y serán los entes locales quienes evalúen la continuidad de las clases.

La ceremonia, de aproximadamente media hora, reunió a todos los ministros del Gobierno, altos jefes militares y cerca de 500 personas frente al Palacio de la Alvorada.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, encabezó este lunes un sencillo acto por el Día de la Independencia, que fue menos rimbombante que otros años debido a la pandemia de coronavirus, mientras millones de personas colmaron la mayoría de los parques y las playas del país.

Bolsonaro llegó al lugar en un Rolls Royce Silver Wraith sin capota, que fue donado a Brasil por la reina Isabel II de Inglaterra en 1953, acompañado por su hija Laura, de 9 años, y otros niños, informó la agencia de noticias EFE.

El mandatario se acercó a los asistentes, como acostumbra, una vez que concluyó la ceremonia, y saludó a muchos, posó para fotografías e ignoró las medidas de prevención ante el coronavirus.

Casi al mismo tiempo, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, envió un saludo a uno de sus principales aliados en la región.

"Los lazos entre Estados Unidos y Brasil nunca han estado más fuertes; como las dos democracias y economías más grandes de las Américas, nuestra creciente amistad se construye sobre una base de valores democráticos compartidos", sostuvo, según el texto difundido por el Departamento de Estado y citado por la agencia Sputnik.

Brasil se independizó de Portugal el 7 de setiembre de 1822 y la fecha, declarada feriado nacional en 1949, es celebrada con desfiles militares que, hasta ahora, no habían sido cancelados desde 1889.

Este año, sin embargo, el Gobierno anunció en agosto la suspensión de todas las celebraciones multitudinarias por la fecha, que en Brasilia incluían un pomposo desfile militar al que solían acudir unas 50.000 personas.

Bolsonaro, uno de los mandatarios más negacionistas de la gravedad del coronavirus, al punto de que llegó a tildarlo de "gripecita", se limitó a presenciar el espectáculo de aviones acrobáticos de la Fuerza Aérea y, tras saludar a las personas que se acercaron al Palacio de la Alvorada, se retiró sin conversar con los periodistas.

Además del desfile militar del 7 de septiembre, en Brasil ya se cancelaron otros multitudinarios eventos programados para los próximos meses, como las fiestas de fin de año en las playas de Copacabana, de Río de Janeiro, y en la avenida Paulista, corazón financiero de San Pablo.

En cambio, las playas y los parques de casi todo el país volvieron a colmarse este lunes, sobre todo en Río de Janeiro, el litoral de San Pablo y muchas ciudades del noroeste, sin hacer caso a los llamados de autoridades a respetar las medidas de prevención tales como el aislamiento, el distanciamiento y el uso de barbijo.

Asimismo, se celebraron fiestas populares y bailes en algunos barrios, pese a que ese tipo de actividades está formalmente prohibido.

Brasil, uno de los tres países más afectados por el coronavirus junto a Estados Unidos e India, acumulaba desde el comienzo de la pandemia 4.147.794 casos confirmados (10.273 en las últimas 24 horas) y 126.960 muertes por la enfermedad (310 nuevas, el número diario más bajo desde abril), informó esta noche el Ministerio de Salud.

Most Read