fbpx
Colors: Cyan Color

Durante el encuentro, los jugadores Kyle Korver y Sterling Brown (Milwaukee Bucks); Marco Belinelli (San Antonio Spurs); Jonathan Isaac (Orlando Magic) y Anthony Tolliver (Memphis Grizzlies) narraron al Papa las distintas acciones que encabezaron en un 2020 marcado por la lucha contra el racismo en Estados Unidos.

El papa Francisco recibió este lunes en el Vaticano a jugadores de la liga de básquetbol profesional de Estados Unidos y los animó a seguir con la campaña contra el racismo y de aliento a la participación electoral que lanzaron este año en medio de una ola de masivas protestas en su país por la muerte de varios afroamericanos baleados por policías.

"Es importante que sigan llevando la belleza al deporte, pero sin dejar de mirar la lucha por el bien común, su compromiso social", dijo el pontífice este lunes durante el encuentro de casi una hora en la biblioteca privada del Palacio Apostólico con el grupo de jugadores y dirigentes del sindicato de jugadores NBPA (National Basketball Players Association).

Durante el encuentro, los jugadores Kyle Korver y Sterling Brown (Milwaukee Bucks); Marco Belinelli (San Antonio Spurs); Jonathan Isaac (Orlando Magic) y Anthony Tolliver (Memphis Grizzlies) narraron al Papa las distintas acciones que encabezaron en un 2020 marcado por la lucha contra el racismo en Estados Unidos.

Así, durante la reunión, los jugadores utilizaron por turnos un micrófono que el Vaticano puso en el centro de la sala para contarle al Papa las distintas iniciativas.

"Es importante que sigan llevando la belleza al deporte, pero sin dejar de mirar la lucha por el bien común", dijo el Papa.

"Ustedes han formado un equipo a lo largo de este año, en el que cada uno tiene su personalidad y sus características, y han actuado con unidad sin perder la originalidad de cada uno. Ese trabajo de grupo es muy importante, y tienen que continuar con él", sostuvo el Papa durante el encuentro.

En 2020, los jugadores de la NBPA se mostraron como una de las caras más activas en la lucha contra el racismo y la violencia policial.

En la parte final de la temporada cambiaron los nombres de sus camisetas por una serie de 29 frases con fuerte contenido social, con leyendas como "Black Lives Matter" (Las Vidas Negras Importan) y "Equality" (Igualdad).

Durante esa fase final de la temporada, conocida como playoffs, llegaron incluso a frenar seis partidos en repudio a las graves heridas sufridas por el afroamericano Jacob Blake de parte de un policía blanco que le pegó siete tiros por la espalda en agosto pasado en Kenosha, Wisconsin.

Esa acción les valió a los jugadores un ataque frontal del presidente Donald Trump, quien los acusó de ser una "organización política".

"También es importante que piensen en los discípulos, gente que pueda continuar lo que ustedes han hecho de cara al futuro", los animó el Papa, en un clima distendido.

En 2020, los jugadores de la NBPA se mostraron como una de las caras más activas en la lucha contra el racismo.

Además, la NBPA encabezó distintas acciones para promover la inscripción electoral de los ciudadanos de cara a los comicios del 3 de noviembre pasado y tuvo un rol destacado para que los estadios de los equipos de la Liga funcionaran como centros de votación.

"Fue un gran honor poder contarle al Papa lo que hemos hecho desde la Asociación de Jugadores, nos dio energía para continuar con nuestras acciones de cara a la próxima temporada"; dijo Tolliver a Télam tras el encuentro.

Korver, en tanto, destacó "el momento poderoso que significó el encuentro con el Papa" y calificó como "muy importante" que el pontífice "haya indicado la necesidad de que vayan apareciendo discípulos para que la próxima generación sea mejor que la nuestra".

"Este encuentro nos inspira a seguir trabajando por el cambio y a unir a nuestras comunidades", agregó Brown, quien en 2018 sufrió un ataque de la policía de Milwaukee por el que el Gobierno local deberá resarcirlo con 750.000 dólares.

Los jugadores llegaron al Vaticano hoy especialmente para la reunión con el Papa y regresarán mañana a Estados Unidos para sumarse a la pretemporada que inicia el próximo martes.

También vino con ellos la Directora Ejecutiva de la Asociación de Jugadores, Michelle Roberts, la Directora Ejecutiva de la Fundación de la NBPA, Sherrie Deans y el jefe de Relaciones Internacionales del Sindicato, Matteo Zuretti.

En la reunión, el Papa puso de relieve el trabajo de Roberts, primera mujer afroamericana en ocupar un cargo de dirección en el deporte de Estados Unidos y destacó su "fuerza y coraje".

Tras la reunión, la delegación de la NBPA le regaló al Papa una camiseta con la inscripción "Black Lives Matter" como la que usaron durante la previa de los partidos; una pelota firmada por los jugadores y un libro con 50 páginas de fotos de las distintas iniciativas impulsadas por la NBPA en las campañas por el "Black Live Matter" y para estimular la participación ciudadana en las elecciones.

El Congreso de Perú destituyó este lunes al presidente Martín Vizcarra, con 105 votos a favor, 19 en contra y cuatro abstenciones, en el segundo juicio político al que lo sometió en menos de dos meses y cuando faltan cinco meses para las próximas elecciones presidenciales.

El Congreso unicameral de Perú destituyó este lunes al presidente Martín Vizcarra, el segundo mandatario al que depone en lo que va del presente período de gobierno y cuando faltan apenas cinco meses para que se celebren elecciones presidenciales.

Vizcarra fue removido este lunes por la noche por una amplia mayoría de 105 votos contra 19 en contra y cuatro abstenciones, según la radio RPP, menos de dos meses después de un proceso similar en el que solo 32 legisladores se pronunciaron por la destitución.

Dado que en este momento Perú no tiene vicepresidente, le corresponde asumir el Ejecutivo al presidente del Congreso, Manuel Merino, y convocar “de inmediato” a elecciones, según la Constitución, que sin embargo no precisa un plazo para ello.

La moción de vacancia (juicio político) debatida hoy se originó en denuncias según las cuales Vizcarra recibió sobornos por 2,3 millones de nuevos soles (equivalentes a poco más de 630.000 dólares al cambio actual) a cambio de otorgar dos contratos de obras públicas cuando era gobernador del departamento sureño Moquegua.

El mandatario fue cesado por “incapacidad moral permanente”, que es una de las causas establecidas por la Constitución para que el Congreso destituya a un presidente.

En el actual período, iniciado el 28 de julio de 2016, el presidente Pedro Pablo Kuczynski renunció en marzo de 2018 para evitar ser destituido en el segundo juicio político que le inició el Congreso en menos de tres meses, y fue sucedido por su hasta entonces vicepresidente Vizcarra.

Asimismo, en septiembre de 2019 Vizcarra disolvió el Congreso en uso de la facultad que la Constitución le confiere para hacerlo si el parlamento le deniega la confianza a un gabinete por segunda vez dentro de un mismo período, y en enero pasado se celebraron comicios para elegir la actual composición del Legislativo.

Desde que fue admitido en la Constitución en la reforma de 1993, es la quinta vez que se pone en marcha un proceso de vacancia contra un presidente.

El único fuera del actual período de gobierno se produjo en 2010 y derivó en la destitución de Alberto Fujimori, quien días antes había renunciado al cargo desde Japón.

Según la Liga Independiente de Escuelas de Samba, organizadora del desfile anual, la nueva fecha dependerá de la existencia y disponibilidad de una vacuna y de si el Gobierno brasileño acepta declarar el feriado nacional en ese mes.

La ciudad brasileña de Río de Janeiro planea realizar su famoso carnaval en julio de 2021, informaron este martes las escuelas de samba, luego de que la pandemia del nuevo coronavirus obligara a posponer los tradicionales desfiles que ocurren anualmente en febrero.

La nueva fecha dependerá de la existencia de una vacuna, su disponibilidad y de si el Gobierno brasileño acepta declarar el feriado nacional en julio, dijo la Liga Independiente de Escuelas de Samba de Río de Janeiro (Liesa), organizadora del desfile anual de carnaval.

"Las escuelas de samba decidieron que si existe una vacuna y el feriado nacional es decretado, el desfile será en julio", dijo el vocero de Liesa, Vicente Dattoli, citado por la agencia de noticias AFP.

Las escuelas "se reunieron y, con mayor optimismo debido a las noticias sobre la eficiencia de las vacunas, sienten que ahora es posible fijar una fecha", que sería el 11 y 12 de julio, precisó. No obstante, aclaró que "sin una vacuna, no hay nada que hacer".

Pese al optimismo de Liesa, Mangueira, una de las más tradicionales escuelas de samba de Río, dijo que aún están expectantes.

"Mangueira no ha hecho nada aún. Ni siquiera tenemos una temática preparada", comentó el vocero de la escuela, Rubem Machado, quien explicó que se necesitan nueve meses para preparar un desfile. "Pero nos apresuramos, seis meses son suficientes", se corrigió.

El denominado "mayor espectáculo de la Tierra", como le dicen a los desfiles en el sambódromo de Río de Janeiro, se sumó en septiembre pasado a la lista de eventos multitudinarios cancelados en Brasil por la pandemia, como las fiestas populares de fin de año en la playa de Copacabana.

Con más de 166.000 víctimas fatales, Brasil es el segundo país con mayor número de muertos por la pandemia, después de Estados Unidos.

El carnaval de Río es el mayor del mundo y cada año atrae a millones de turistas a esta urbe costera.

Julio Aro y Geoffrey Cardozo trabajaron juntos para la identificación de excombatientes argentinos muertos en la conflagración de 1982 y enterrados en el archipiélago austral.

Dos soldados, un argentino y un inglés, serán candidatos al Premio Nobel de la Paz 2021 por haber trabajado juntos para la identificación de excombatientes argentinos muertos en la conflagración de 1982 y enterrados en el archipiélago austral.

Se trata de Julio Aro y Geoffrey Cardozo, según informó el Comité Noruego del Nobel, que anualmente entrega la distinción en Oslo, capital de Noruega.

Aro y Cardozo recibieron la nominación por "impulsar el proceso de identificación de los soldados argentinos sepultados en el cementerio de Darwin, en las Islas Malvinas", indicó la agencia italiana ANSA.

Aro expresó en Mar del Plata, de donde es oriundo, que está "muy emocionado" por la nominación y destacó que "ya tenemos un premio Nobel que nos da paz: el abrazo y agradecimiento de las madres y las familias".

La Argentina tiene dos Premios Nobel de la Paz: Carlos Saavedra Lamas (1936) y Adolfo Pérez Esquivel (1980).

Saavedra Lamas -canciller y político- obtuvo el galardón por su labor fundamental en el logro de la paz entre Bolivia y Paraguay, protagonistas de la Guerra del Chaco, entre 1932 y 1935.

Por su parte, el arquitecto Pérez Esquivel -prisionero de la última dictadura militar y destacado defensor de los derechos humanos- fue premiado por sus acciones contra ese régimen de facto y la búsqueda de justicia por los crímenes de lesa humanidad cometidos por las fuerzas castrenses.

Aro agregó -en declaraciones al diario marplatense La Capital- que él y Cardozo están "muy contentos. Ya hablé con Geoffrey, que también está enterado. Las mamás (de los excombatientes) también. Tengo el celular repleto de mensajes que me rompen el corazón. Me tratan como a un hijo y eso me emociona muchísimo".

El excombatiente argentino empezó a impulsar la tarea de identificación de sus camaradas muertos y enterrados en Malvinas después de visitar el cementerio de Darwin, donde vio que casi la mitad de las tumbas estaban identificadas con la leyenda "soldado argentino solo conocido por Dios".

Entonces comenzó a reunirse con veteranos de guerra británicos y conoció a Cardozo, el soldado inglés que había recogido los cadáveres de los argentinos y proporcionó información que fue central para la identificación.

A raíz de ello surgió la fundación "No me olvides", mediante la cual se desarrollaron las tareas para lograr la identidad de los caídos argentinos en las islas del sur.

Como parte de su reencuentro y de las actividades para hallar los nombres de aquellos combatientes Aro y Cardozo tuvieron numerosas reuniones que incluyeron viajes a Inglaterra y la Argentina, respectivamente.

 

Télam.

Ingeniero de 76 años que trabajó para el Banco Mundial, Sagasti fue elegido como nuevo presidente del Congreso, pero le corresponde asumir automática e inmediatamente como jefe de Estado, según la Constitución.

El parlamentario centrista Francisco Sagasti fue elegido este lunes como titular del Congreso de Perú, lo que automáticamente lo proyecta al cargo de presidente de la república, cargo que asumirá mañana, debido a la acefalía provocada por la renuncia de Manuel Merino, quien dimitió ayer, cinco días después de haber iniciado su gestión.

Sagasti, ingeniero de 76 años, será el tercer jefe del Ejecutivo en poco más de una semana y el cuarto en lo que va del actual período quinquenal de gobierno, iniciado el 28 de julio de 2016, tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski en marzo de 2018, la destitución de Martín Vizcarra el lunes pasado y la dimisión de Merino.

Además, podría no ser el último si prospera una iniciativa anunciada ayer por su Partido Morado para debatir en el Congreso la anulación de la remoción de Vizcarra y su reposición en el gobierno.

La designación fue posible con 97 votos a favor y 26 en contra, sin abstenciones, luego de que la mayoría del parlamento rechazara anoche la lista única que encabezaba la izquierdista Rocío Silva Santisteban y en la que Sagasti figuraba como primer vicepresidente, lo que lo habría dejado automáticamente como titular del Congreso.

Tanto Sagasti como los tres nuevos vicepresidentes del parlamento -Mirtha Vásquez, del Frente Amplio izquierdista, Luis Roel, del centrista Acción Popular, y Matilde Fernández, del socialcristiano Somos Perú- juraron sus cargos esta tarde y el primero asumirá la presidencia de la república mañana, a las 16 (las 18 en la Argentina), según la agencia de noticias Andina.

En su primer discurso como presidente del Congreso, Sagasti llamó a todas las fuerzas políticas a “trabajar en conjunto” para “devolverle la confianza a la ciudadanía, con empatía y con responsabilidad”, y luego de la ceremonia rindió homenaje a los dos jóvenes muertos el sábado durante la represión de las protestas callejeras contra el entonces mandatario Merino.

“Debemos estar a la altura de las circunstancias, estamos con toda la voluntad, creo que Sagasti lo hará, responderá a las expectativas de la ciudadanía, queremos encauzar el proceso de transición que hay que garantizar en forma adecuada, correcta y confiable para la población”, afirmó Vásquez, quien presidirá el Congreso una vez que su flamante titular asuma la jefatura del Ejecutivo.

El nombramiento de Sagasti fue celebrado por cientos de manifestantes concentrados en las inmediaciones del Congreso y por transeúntes y automovilistas en diversas zonas de Lima, según la agencia de noticias AFP.

De ese modo, el fragmentado Congreso -10 fuerzas se reparten las 130 bancas y la más numerosa tiene apenas 24 legisladores- buscó solucionar el último capítulo de una crisis institucional que hizo eclosión en el presente período de gobierno y fue agravada por la pandemia de coronavirus y la consecuente recesión económica.

Esa situación estuvo causada por la caída de numerosos liderazgos a raíz del escándalo de los sobornos de Odebrecht y otros casos de corrupción, en el contexto de una ya antigua atomización de las preferencias ciudadanas, expresada en una gran cantidad de partidos, ninguno de los cuales es hegemónico.

Así, Kuczynski renunció para evitar ser destituido en el segundo juicio político que el Congreso le formó en menos de tres meses y Vizcarra disolvió el parlamento en septiembre de 2019 en uso de la facultad constitucional que permite a un mandatario hacerlo si los legisladores niegan el voto de confianza a un gabinete por segunda vez en un mismo período.

Más recientemente, Vizcarra fue removido por el Congreso en el segundo juicio político al que lo sometió en menos de dos meses, y Merino duró apenas cinco días en el gobierno, jaqueado por constantes protestas cuya represión dejó dos muertos y más de un centenar de heridos.

La prueba más concluyente de esa fragmentación política es que anoche el Congreso no logró reunir los votos suficientes para designar a una junta directiva que, en lista única, había sido acordada horas antes por los jefes de todas las bancadas.

Además de una extensa carrera como investigador científico y docente, Sagasti acumula experiencia en la administración pública, en la que ocupó diversos cargos en los dos gobiernos de Alan García, en el de Ollanta Humala y en los regímenes de facto de los generales Juan Velasco Alvarado y Francisco Morales Bermúdez.

Además, durante varios años desempeñó funciones en la ONU y el Banco Mundial.

En 2017 acompañó en la fundación del Partido Morado al economista Julio Guzmán, después de que la candidatura presidencial de este para las elecciones de 2016 fuera inhabilitada por supuestas irregularidades en la inscripción de la coalición Todos por el Perú.

En enero de este año encabezó la lista de candidatos al Congreso y presidió el bloque del Partido Morado, por el cual es precandidato a segundo vicepresidente de la república para las elecciones del 11 de abril de 2021 en la fórmula que postula a Guzmán para la presidencia.

Mientras tanto, se aguardaba el pronunciamiento del Tribunal Constitucional sobre la validez de la destitución de Vizcarra y la Defensoría del Pueblo informó que aún buscaba a dos personas que estaban desaparecidas desde las protestas del sábado.

Télam.

El equipo de campaña del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, y la vicepresidenta, Kamala Harris, publicó en las últimas horas de este domingo las cuatro líneas de acción del futuro gobierno en la plataforma oficial demócrata en la que consideró prioritarios la lucha contra el coronavirus, la recuperación de la economía, la equidad racial y el cambio climático.

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, asistió este domingo a misa y reveló las cuatro prioridades iniciales de su gobierno, mientras el mandatario, Donald Trump, volvió a jugar golf, reiteró críticas a la prensa y recibió consejos de familiares cercanos para que aceptara la derrota electoral.

Así transcurrió el primer día luego de que ayer se reportara el triunfo del demócrata Biden en el estado Pensilvania, que le garantizó la mayoría absoluta de electores y dividió al Partido Republicano entre quienes reconocieron el resultado y los que apoyan a Trump en su cuestionamiento del escrutinio.

Biden inició la jornada en la iglesia católica San José Brandywine, en Greenville, en las afueras de Filadelfia -la ciudad más grande Pensilvania-, donde asistió a misa junto a sus familiares más cercanos y visitó el cementerio vecino, en el que están sepultados sus padres, su primera esposa y dos de sus hijos.

Periodistas que cubrieron esa actividad afirmaron que el presidente electo se arrodilló brevemente frente a una de las tumbas, según la agencia de noticias Europa Press.

Más tarde, la campaña de Biden actualizó su página web y publicó las que serán las cuatro prioridades iniciales del gobierno del presidente electo y su compañera de fórmula, Kamala Harris: combate al coronavirus, recuperación económica, igualdad racial y cambio climático.

Biden y Harris se proponen asegurar acceso a pruebas de coronavirus a toda la población, solucionar los problemas de protección al personal sanitario y divulgar información basada en evidencias, así como promover la creación de empleos “bien remunerados” y la ayuda económica para evitar despidos, entre otras medidas.

Además, prometieron eliminar “obstáculos a la participación” en la economía por motivos de raza y ampliar “el acceso a las oportunidades”, así como “reconstruir” la infraestructura para un crecimiento sostenible, eliminar las emisiones en el transporte público y lograr una producción de electricidad limpia de carbono.

Asimismo, Biden publicó en su cuenta en Twitter un video de un minuto y 28 segundos titulado “Desde el fondo de mi corazón: gracias”, en el que incluyó imágenes de los actos de la campaña y expresó: “Gracias por apoyarme, gracias por escuchar, gracias por creer, por acompañarnos, por nominarme”.

Mientras tanto, Trump regresó a su club privado de golf de Sterling -allí estaba ayer en el momento en que se hizo público el decisivo resultado en Pensilvania-, donde fue recibido en la ruta de acceso por simpatizantes republicanos y también por demócratas que portaban pancartas con leyendas tales como “Naranja aplastado” y “Trumpty Dumpty se cayó del muro”.

Con menos énfasis que hasta ayer, el mandatario volvió sin embargo a cuestionar el proceso de escrutinio y los resultados divulgados.

“El mejor encuestador de Gran Bretaña escribió esta mañana que esta fue claramente una elección robada, que es imposible imaginar que Biden superó a (el expresidente Barack) Obama en algunos de estos estados”, escribió Trump en Twitter.

“¿Desde cuándo los medios tendenciosos dicen quién será nuestro próximo presidente? Todo hemos aprendido mucho en las últimas dos semanas”, dijo en otro mensaje por la misma vía.

Junto a los mensajes del mandatario, Twitter incluyó la siguiente leyenda: “Esta afirmación sobre fraude electoral está en disputa”.

Paralelamente, la esposa y el yerno del jefe de la Casa Blanca, Melania Trump y Jared Kushner -además, asesor del mandatario- le recomendaron a Trump que reconozca el triunfo electoral de Biden, según la televisora CNN.

Melania “se ha unido a las voces del círculo íntimo del presidente Trump que le aconsejan que ha llegado al momento de aceptar la derrota”, afirmó CNN, que sustentó esa afirmación en “una fuente familiarizada con las conversaciones” en el entorno del presidente.

No obstante, en Twitter, Melania dijo que “el pueblo estadounidense merece elecciones justas” y “cada voto legal -no ilegal- debe ser contado”, y el vocero de la campaña de Trump, Jason Miller, sostuvo que Kushner “asesoró a Trump para que siga todas las vías legales para garantizar la precisión” de los resultados de las elecciones.

Paralelamente, George Walker Bush, el único expresidente republicano vivo, afirmó que “los estadounidenses pueden tener confianza en esta elección honesta, cuya integridad será confirmada y cuyo resultado es claro”, aunque admitió que Trump “tiene derecho” a pedir que se recuenten los votos.

“Aunque tenemos diferencias políticas, conozco a Joe Biden y sé que es un buen hombre que ha aprovechado la oportunidad que ha tenido para liderar y unificar a nuestro país”, dijo Bush en un comunicado.

Ayer reconocieron el triunfo de Biden los tres expresidentes demócratas vivos, Jimmy Carter, Bill Clinton y Obama.