fbpx
Colors: Cyan Color

Este domingo fueron reportados 17 muertos como consecuencia de coronavirus en el Condado de King, Washington, Estados Unidos.

Al menos 21 personas murieron en Estados Unidos como consecuencia del coronavirus, según el reporte de las autoridades de Salud del país norteamericano. Las nuevas víctimas mortales fueron reportadas en el Condado de King, estado de Washington. En total, al menos 466 se encuentran afectadas por la enfermedad.

Este domingo fueron reportados 17 muertos en el Condado de King , lo que lleva a 18 la cifra de muertos en ese estado y 21 muertos en todo Estados Unidos, con dos en Florida y uno en California.

El Condado de King es una de las zonas de Estados Unidos más afectadas por el coronavirus. Allí se reportaron hasta el momento 83 casos. En el noroeste del país norteamericano los casos ascienden a 115.

 

El coronavirus continúa su expansión por el mundo

La Organización Mundial de la Salud confirmó este domingo que el nuevo coronavirus ya está presente en 100 países, además de China. Este fin de semana se registró el primer muerto en Argentina y el resto de Latinoamérica.

"Ha golpeado a otros cien países del mundo", además de a China, explicó la vocera de la Organización Mundial de la Salud, Fadela Chaib, en rueda de prensa desde Ginebra.

Además, Chaib informó que son 105.427 los casos confirmados y 3.583 fallecidos los fallecidos, reportó la agencia DPA.

Chaib no ofreció este domingo datos por países, pero en el resumen de la Organización Mundial de la Salud del sábado se constataba un descenso drástico de los contagios en China, origen de la epidemia.

La Organización Mundial de la Salud confirmó 21.110 nuevos casos fuera de China, y solo 102 nuevos contagios en ese país.

En cuanto a los fallecidos, el sábado se informó de 78 muertos fuera de China en las últimas 24 horas (413 víctimas mortales en total desde el inicio del brote), mientras que en China fueron 28.

"Recuerden, aunque ya hay más de 100.00 casos del coronavirus, es un brote relativamente joven. Seguimos aprendiendo de él", señaló el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

"Es un momento de serenidad, pero también es importante recordar que este coronavirus se puede contener y que se puede frenar su difusión", destacó Tedros, quien apuntó que China consiguió ralentizar el contagio con medidas que son aplicables de forma "universal": identificar a las personas enfermas y darles atención, seguir sus contactos, prepararse para un incremento de los enfermos y formar al personal sanitario.

Dos personas más han muerto en España en las últimas horas por coronavirus, con lo que ascienden a cinco los fallecidos en el país debido a la epidemia. La última víctima ha sido un hombre de 87 años que pereció este viernes por la mañana en un hospital de Zaragoza. Horas antes murió otro hombre en la Comunidad de Madrid, de 76 años y con patología previas.

Alerta en un centro para personas mayores en Valdemoro
Aunque lo más significativo del caso madrileño es su relción con un centro de día para personas mayores en Valdemoro, en el que quince personas más han dado positivo, de las que cuatro están hospitalizadas en cuidados intensivos.

Ya el martes falleció una mujer de 99 años, en una residencia de ancianos Madrid, donde también se han registrado diez casos, lo que pone el foco sobre estos centros para personas mayores, especialmente vulnerables a los efectos del virus.

La hija de esta anciana ha denunciado ante la prensa de que supo que su madre había muerto como consecuencia del covid-19 a través del certificado de defunción, pues nadie le informó ni hizo recomendaciones de precaución a la familia.

Los casos superan los 260 y el virus podría llevar semanas circulando por España
El número de contagios registrados en España supera los 260, la mayor parte localizados en la Comunidad de Marid, Cataluña, País Vasco y Comunidad Valenciana. Aún así, las autoridades estiman que la incidencia sigue siendo baja respecto a otros países europeos y se mantiene en la fase de contención.

El primer fallecido en España, muerto el 13 de febrero en Valencia, no había sido diagnosticado con coronavirus. Los responsables médicos temen que el virus lleve circulando por el país, sin ser detectado, desde hace al menos cuatro semanas.

Fuente: Euro News

Tras el fracaso de la cumbre de la OPEP y Rusia y como consecuencia de la epidemia del coronavirus, el precio del oro negro se desplomó casi un 30 por ciento, hundiendo las bolsas asiáticas y europeas.

Los precios del petróleo cayeron este lunes (09.03.2020) en su peor nivel desde la primera guerra del Golfo en 1991. Hacia las 07:00 GMT, el barril de crudo WTI caía 27,83 por ciento hasta los 29,78 dólares. El precio del crudo Brent -el de referencia en Europa- se hundía un 26,31 por ciento, hasta situarse en 33,36 dólares.

Según los datos reflejados por Bloomberg para el mercado de futuros, la cotización del precio del crudo se desplomaba después de que la alianza entre la OPEP, Rusia y otros nueve productores petroleros no alcanzara el pasado viernes en Viena un compromiso sobre un nuevo recorte de la oferta conjunta de crudo.

Analistas temen que precio siga hundiéndose

Un día antes, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) acordó por unanimidad la iniciativa de Arabia Saudí de retirar del mercado 1,5 millones de barriles para frenar la caída de la demanda desencadenada por el coronavirus.

Según Bloomberg, el fracaso de las negociaciones ha provocado una guerra de precios entre Arabia Saudí y Rusia, lo que puede llevar a que el precio del oro negro pueda hundirse hasta el entorno de los 20 dólares por barril, según ha advertido Goldman Sachs.

Se derrumban bolsas en Asia, Golfo y Europa

Como consecuencia de la guerra de precios y la epidemia del COVID-19, las principales bolsas de Asia sufrieron grandes pérdidas el lunes.

La Bolsa de Tokio se desplomó un 5 por ciento ante la preocupación por la propagación mundial del nuevo coronavirus, que ha contagiado de incertidumbre a los mercados globales y aupado al yen, una tendencia perjudicial para los exportadores nipones.

El índice de referencia Nikkei cayó 1.050,99 puntos, un 5,07 por ciento, hasta 19.698,76 puntos, mientras que el Topix, que agrupa a las firmas con mayor capitalización del mercado, bajó 82,49 puntos, un 5,61 por ciento, hasta quedar 1.388,97 unidades.

Las plazas bursátiles chinas estaban también en rojo el lunes por la tarde. El índice Hang Seng de Hong Kong perdía casi 3,7 por ciento. La bolsa de Shenzhen retrocedía 2,86 por ciento y la de Shanghái, más del 3 por ciento al cierre de los intercambios.

En Australia, la Bolsa de valores cerró este lunes con una fuerte caída del 7,9 por ciento.

También en Europa, las bolsas se derrumbaron masivamente. El selectivo de la Bolsa de Fráncfort, el DAX 30, abrió con una caída del 7,8 por ciento.

La bolsa de Londres se hundió más de 8 por ciento, mientras que la de Madrid registró una caída del 6,7 por ciento del índice Ibex 35.

Desde luego, el derrumbe de los precios del petróleo también hizo tambalear a las bolsas del Golfo. La bolsa de Arabia Saudita, la más importante de la región, perdió 9,4 por ciento. Las acciones del gigante petrolero Saudi Aramco cayeron por su parte un 10 por ciento por segunda jornada consecutiva. En los últimos dos días, las acciones de Aramco, la empresa más grande cotizada del mundo, perdió 320.000 millones de dólares.

Cuarteles y hospitales militares para acoger a los enfermos del coronavirus en Italia, donde la presión sobre los centros sanitarios es cada vez mayor. El país europeo más afectado por el COVID-19 ha registrado ya alrededor de 80 fallecidos y más de 2.300 casos de infección. Las autoridades estudian extender a Bérgamo, cerca de Milán, la cuarentena impuesta sobre once localidades el pasado 22 de febrero.

Con cuatro fallecimientos y más de 200 casos detectados, Francia ha decidido cerrar más de un centenar de escuelas, la mayoría en Bretaña y en la región del Oise. El presidente Macron ha ordenado requisar toda la producción de mascarillas protectoras para repartirlas entre el personal médico y las personas afectadas por el coronavirus. Solo con determinación, ha dicho, se puede ganar esta batalla:

"Debemos ser conscientes de que estamos y estaremos movilizados a largo plazo. Pero estamos preparados y sé que tendremos la fuerza para afrontar este desafío", ha dicho.

Este miércoles Macron reune una vez más a su Consejo de Defensa para tratar la situación.

Más letal de lo que se creía
Tras semanas de titubeos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha confirmado que la tasa de mortalidad del COVID-19 es mucho mayor que la de la gripe común. Se estima que ronda el 3,4% y la de la gripe común está por debajo del 1%, con lo que sería entre tres y cuatro veces más letal.

Los casos graves de gripe, eso sí, tienen una tasa de mortalidad del 5%.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha añadido un matiz preocupante: a diferencia de la gripe, "nadie es inmune al COVID-19, porque se trata de un virus nuevo, por lo que más personas pueden ser infectadas".

Sin embargo, aunque con muchos reparos, el jefe de la OMS ha explicado que con los datos que tienen sobre la mesa todo indica que el COVID-19 no se transmite tan eficazmente como la gripe, cuyos pacientes son capaces de contagiar a un gran número de personas sin síntomas de la enfermedad "este no parece ser el caso para el COVID-19" dijo.

Suministros de material de protección críticos
La OMS advierte que el suministro global de protección como mascarillas, guantes y gel desinfectante está severamente afectado por la alta demanda, las compras instigadas por el pánico, la acumulación y el uso erróneo lo que está poniendovidas en peligro por el nuevo coronavirus y otras enfermedades infecciosas.

Ha llamado a la industria y a los Gobiernos a aumentar un 40% la producción de estos equipamientos para satisfacer la demanda global.

Fuente: Euro News

En Italia, las personas positivas al virus COVID-19 son 3.296 y ya existen casos en las 20 regiones italianas.

La Ciudad del Vaticano ha registrado el primer caso de coronavirus por lo que desde hoy se han cerrado los centros sanitarios del Estado pontificio para que sean desinfectados.

"La Dirección de Sanidad e Higiene ha informado a las autoridades competentes italianas y se han implementado los protocolos sanitarios previstos", explicó en una nota el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni.

No se ha comunicado si ha sido necesarias medidas de cuarentena entre los empleados y ciudadanos de la Ciudad del Vaticano.

El Vaticano, como en el resto de Italia, ya había aplicado normas de seguridad para evitar la difusión del contagio, mientras que este jueves se informó de que se estaban estudiando medidas ante los eventos que congregan a turistas y fieles como las audiencias generales de los miércoles con el papa o el rezo del Ángelus dominical en la plaza de San Pedro.

La Santa Sede se tendría así que adecuar al decreto emitido por parte del Gobierno italiano que ha suspendido todos los eventos que conlleve aglomeraciones, a fin de contener la epidemia.

También el papa, que sufre un resfriado, se sometió a la prueba del coronavirus dando negativo, según publicó el diario de Roma "Il Messaggero".

La Conferencia Episcopal italiana comunicó este viernes que todas las misas durante la semana se suspenderán en las tres regiones más afectadas por el Covid-19: Lombardía, Véneto y Emilia-Romaña.

También en algunas provincias como Savona, Pesaro y Urbino, siguiendo la línea de las medidas aprobadas por el Gobierno para detener los contagios.

Por el momento se mantienen las misas dominicales, pero se han vaciado las pilas de agua bendita y se ha pedido no estrecharse la mano o besarse durante el intercambio de la paz en la celebración y que la hostia de la comunión se de en la mano.

En Italia, las personas positivas al coronavirus son 3.296 y ya existen casos en las 20 regiones italianas, aunque todos ellos vinculados a los dos focos de contagio de Véneto y Lombardía, mientras que los muertos ascienden a 148.

El Ejército de EE.UU. ha lanzado este miércoles un ataque aéreo contra formaciones talibanes en Nahr-e Sara (Helmand, Afganistán), según lo anunció en Twitter el coronel Sonny Leggett, portavoz militar estadounidense en el país centroasiático.

Según Leggett, los combatientes talibanes "estaban atacando activamente un puesto de control" de las Fuerzas de Seguridad Nacional de Afganistán, y ellos respondieron con un "ataque defensivo" para interrumpir dicho ataque. Asimismo, detalló que se trata del primer ataque estadounidense contra los talibanes en 11 días.

En la misma línea, Legget instó a los talibanes a poner fin a "ataques innecesarios" y a cumplir sus compromisos, haciendo hincapié en que defenderán a sus socios sobre el terreno siempre que sea necesario. "Estamos comprometidos con la paz", concluyó el coronel estadounidense.

Horas antes el presidente de EE.UU., Donald Trump, aseguró haber mantenido una "muy buena conversación" con el líder talibán, mulá Abdul Ghani Baradar, días después de la firma del acuerdo de paz en Afganistán.

Acuerdo histórico

El 1 de marzo, el representante especial para la Reconciliación de Afganistán, Zalmay Khalilzad, y el cofundador del movimiento radical Talibán, el mulá Abdul Ghani Baradar, firmaron el acuerdo sobre la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán y el inicio del proceso de paz en este país asiático.

Este tratado es resultado de las negociaciones que Khalilzad ha mantenido con los talibanes desde octubre del 2018. Por su parte, el presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, expresó la esperanza de que este acuerdo conduzca a un alto el fuego permanente, así como a la paz y la estabilidad en su país.

El documento prevé que EE.UU. reduzca sus tropas en Afganistán hasta 8.600 efectivos en un período de 135 días, mientras que la salida completa de todas las fuerzas de la OTAN debe concluirse en 14 meses.

¿Retirada completa?


Además, se deben crear las condiciones para llegar a un acuerdo político y lograr un alto el fuego permanente y sostenible entre el Gobierno de Afganistán y los representantes talibanes, fomentar la confianza entre las partes y liberar mutuamente un número significativo de prisioneros.

La República Islámica del Afganistán, por su parte, se compromete a iniciar un proceso diplomático con los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU para eliminar a los miembros del movimiento Talibán de la lista de sanciones antes del 29 de mayo de 2020.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, advirtió que, en caso de que "las condiciones en el terreno se deterioren" y los talibanes no cumplan con el acuerdo, EE.UU. puede aumentar otra vez su presencia militar en el país.

 

Fuente: RT español