fbpx
Colors: Cyan Color

La ceremonia, de aproximadamente media hora, reunió a todos los ministros del Gobierno, altos jefes militares y cerca de 500 personas frente al Palacio de la Alvorada.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, encabezó este lunes un sencillo acto por el Día de la Independencia, que fue menos rimbombante que otros años debido a la pandemia de coronavirus, mientras millones de personas colmaron la mayoría de los parques y las playas del país.

Bolsonaro llegó al lugar en un Rolls Royce Silver Wraith sin capota, que fue donado a Brasil por la reina Isabel II de Inglaterra en 1953, acompañado por su hija Laura, de 9 años, y otros niños, informó la agencia de noticias EFE.

El mandatario se acercó a los asistentes, como acostumbra, una vez que concluyó la ceremonia, y saludó a muchos, posó para fotografías e ignoró las medidas de prevención ante el coronavirus.

Casi al mismo tiempo, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, envió un saludo a uno de sus principales aliados en la región.

"Los lazos entre Estados Unidos y Brasil nunca han estado más fuertes; como las dos democracias y economías más grandes de las Américas, nuestra creciente amistad se construye sobre una base de valores democráticos compartidos", sostuvo, según el texto difundido por el Departamento de Estado y citado por la agencia Sputnik.

Brasil se independizó de Portugal el 7 de setiembre de 1822 y la fecha, declarada feriado nacional en 1949, es celebrada con desfiles militares que, hasta ahora, no habían sido cancelados desde 1889.

Este año, sin embargo, el Gobierno anunció en agosto la suspensión de todas las celebraciones multitudinarias por la fecha, que en Brasilia incluían un pomposo desfile militar al que solían acudir unas 50.000 personas.

Bolsonaro, uno de los mandatarios más negacionistas de la gravedad del coronavirus, al punto de que llegó a tildarlo de "gripecita", se limitó a presenciar el espectáculo de aviones acrobáticos de la Fuerza Aérea y, tras saludar a las personas que se acercaron al Palacio de la Alvorada, se retiró sin conversar con los periodistas.

Además del desfile militar del 7 de septiembre, en Brasil ya se cancelaron otros multitudinarios eventos programados para los próximos meses, como las fiestas de fin de año en las playas de Copacabana, de Río de Janeiro, y en la avenida Paulista, corazón financiero de San Pablo.

En cambio, las playas y los parques de casi todo el país volvieron a colmarse este lunes, sobre todo en Río de Janeiro, el litoral de San Pablo y muchas ciudades del noroeste, sin hacer caso a los llamados de autoridades a respetar las medidas de prevención tales como el aislamiento, el distanciamiento y el uso de barbijo.

Asimismo, se celebraron fiestas populares y bailes en algunos barrios, pese a que ese tipo de actividades está formalmente prohibido.

Brasil, uno de los tres países más afectados por el coronavirus junto a Estados Unidos e India, acumulaba desde el comienzo de la pandemia 4.147.794 casos confirmados (10.273 en las últimas 24 horas) y 126.960 muertes por la enfermedad (310 nuevas, el número diario más bajo desde abril), informó esta noche el Ministerio de Salud.

El ciudadano de 33 años había sido dado de alta en abril, pero dio positivo de Covid-19 con una secuencia genética "claramente distinta"

Un hongkonés se convirtió en el primer caso documentado de reinfección por COVID-19 en el mundo, según reportaron investigadores de la Universidad de Hong Kong.

El paciente fue dado de alta tras curarse del virus en abril pero a principios de este mes volvió a dar positivo en las pruebas después de regresar desde España, señala la televisión pública local RTHK.

Según las autoridades sanitarias de la ciudad, en un primer momento se pensó que el hombre podría ser un "portador persistente" del SARS-CoV-2, coronavirus causante de la pandemia de la COVID-19, y mantener el agente infeccioso en su organismo desde su anterior padecimiento.

Sin embargo, los investigadores de la Universidad de Hong Kong aseguran que las secuencias genéticas de las cepas del virus que contrajo el hombre en abril y en agosto son “claramente distintas”.

Este descubrimiento podría suponer un revés para quienes basan su estrategia contra la pandemia en la supuesta inmunidad obtenida tras pasar la enfermedad.

"Muchos creen que los pacientes recuperados de la COVID-19 tienen inmunidad contra las reinfecciones debido a que la mayoría desarrollaron una respuesta basada en anticuerpos neutralizantes en suero", apunta el estudio de la Universidad de Hong Kong.

Los investigadores recuerdan que “hay pruebas de que algunos pacientes tienen niveles decrecientes de anticuerpos pasados unos pocos meses”. El estudio ha sido aceptado por el diario médico Clinical Infectious Diseases (‘enfermedades infecciosas clínicas’, en inglés), publicado por la universidad británica de Oxford.

Según los expertos de la Universidad de Hong Kong, "el SARS-CoV-2 podría persistir entre la población humana, como es el caso de otros coronavirus humanos comunes asociados a los resfriados, incluso a pesar de que los pacientes hayan conseguido inmunidad a través de una infección natural".

Por lo tanto, recomiendan que los pacientes recuperados de la COVID-19 sigan llevando mascarillas y respetando la distancia social.

Asimismo, la ausencia de una inmunidad natural duradera implicaría que los recuperados de la enfermedad no evitarían someterse a la vacunación toda vez que una vacuna eficaz sea descubierta: "Ya que la inmunidad podría ser poco duradera (...), se debería considerar también la vacunación para aquellos que han pasado por un episodio de infección".

A mediados de julio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) mostró su esperanza en que los recuperados de la COVID-19 mantuviesen cierto grado de inmunidad durante varios meses.

Según recordó entonces la jefa del Departamento de Enfermedades Emergentes de la institución, Maria van Kerkhove, "en otros coronavirus como el MERS o el SARS, la inmunidad se prolongó unos doce meses o incluso un poco más".

No obstante, a pesar de que los contagiados desarrollan una respuesta inmune, todavía se desconoce cómo de sólida esta es o su duración.

Solamente en las últimas 24 horas, el gran país asiático ha registrado 90.802 casos confirmados. Con 4.204.613 casos pasó por algunos miles a Brasil. Al frente, sigue Estados Unidos con 6.276.421 contagios.

La India ha superado a Brasil por número de infectados por coronavirus, pasando a ser el segundo país más afectado por la pandemia, tras sumar otras 90.802 casos confirmados en las últimas 24 horas.

Con un total de 4.204.613 contagios, la India se sitúa por detrás de EE.UU., el país más afectado por la pandemia (con 6.276.421 casos), dejando atrás a Brasil con 4.137.521 positivos, según los datos proporcionados por la Universidad Johns Hopkins.

Además, el Ministerio de Salud ha comunicado que la cifra de fallecidos por covid-19 se elevó a 71.642, tras contabilizarse 1.016 muertes durante la última jornada. Mientras tanto, un total de 3.250.429 pacientes se recuperaron de la enfermedad desde que empezó el brote.

De ese modo, el país asiático ocupa, a día de hoy, el tercer lugar a nivel mundial con más decesos registrados y el segundo con más recuperaciones. La India, el segundo país más poblado del mundo, con 1.400 millones de habitantes, ha registrado los mayores aumentos diarios de casos de coronavirus en el mundo durante casi un mes.

Al verse sorprendidos por la Policía, los asistentes intentaron escapar por una puerta trasera que daba a la calle, pero quedaron atrapados entre la salida y una escalera colindante, lo que produjo aplastamientos y asfixias.

Al menos 13 personas -11 de ellas tenían coronavirus- murieron asfixiadas en Lima al intentar escapar de un operativo policial para disolver una fiesta en una discoteca que violaba el toque de queda impuesto por las autoridades para frenar la propagación de la pandemia del coronavirus, donde se detuvo a 23 personas, 15 de las cuales dieron positivo en el test de Covid-19, informó este domingo el Gobierno.

"El sábado 22 de agosto al promediar las 21 hora local (23 de la Argentina), personal de la Policía Nacional fue alertado de que en el local Thomas Restobar, en Los Olivos, se realizaba una fiesta con la asistencia de 120 personas aproximadamente", comunicó el Ministerio del Interior en su cuenta de Twitter.

"Como producto de estos hechos, perdieron la vida 13 personas que están en proceso de identificación", añadió la cartera.

La operación policial ocurrió una hora antes de que iniciara la inmovilización obligatoria dispuesta por el Gobierno para evitar la propagación de coronavirus, informó el diario local El Comercio.

Al verse sorprendidos por la Policía, los asistentes intentaron escapar por una puerta trasera que daba a la calle, pero quedaron atrapados entre la salida y una escalera colindante, lo que produjo aplastamientos, asfixias y la muerte de los afectados, informó la agencia de noticias Europa Press.

Asimismo, se informó que tres asistentes resultaron heridos y también tres policías, quienes trataron de auxiliar a quienes estaban atrapados.

En los playones exteriores del Departamento de Investigación Criminal (Depincri) de la Policía Nacional del Perú (PNP) con sede en Los Olivos, se realizaron pruebas rápidas de Covid-19 a los detenidos que infringieron la ley al asistir a una discoteca en plena cuarentena.

El médico responsable de las pruebas, Claudio Ramírez, confirmó en declaraciones al diario Perú21 que 15 de las 22 personas detenidas dieron positivo de coronavirus, lo que indica que están en fase de contagio.

Ahora se hará seguimiento a sus familiares para que realicen su cuarentena, a la vez que se están haciendo pruebas a los 50 efectivos policiales que participaron del operativo.

La ministra de Salud, Pilar Mazzetti, ofreció la villa Panamericana para que los infectados pasaran su detención y aislamiento.

Asimismo, el Ministerio Público informó esta noche que 11 de los 13 fallecidos también estaban infectados de coronavirus.

Más temprano, el Ministerio Público lamentó la pérdida de vidas y condenó la "irresponsabilidad criminal de un empresario inescrupuloso" e inició una investigación inmediata a fin de identificar a los responsables de la organización de la reunión.

A partir de esa investigación, el ministro del Interior, Jorge Montoya, informó de la detención de dos propietarios de la discoteca Thomas Restobar. Indicó que se trata de una pareja y que se están haciendo las diligencias que corresponden.

Por otra parte, Montoya salió al cruce de versiones que circularon acusando a la Policía de utilizar gases lacrimógenos para dispersar a quienes asistieron a la fiesta ilegal y aseguró que "en ningún momento" se actuó generando el temor de los asistentes a la discoteca.

"Rechazo esas manifestaciones porque la PNP en ningún momento ha empleado bombas lacrimógenas ni ha empleado armas de fuego. La PNP en ningún momento ha actuado generando el temor de los participantes de esa reunión, lo que hizo el capitán fue solicitar que las mujeres salieran primero y, posteriormente, los hombres", sostuvo.

"La policía en ningún momento cerró la puerta porque la puerta se abría hacia adentro del local", agregó.

Perú es el sexto país con más casos confirmados de coronavirus en todo el mundo, con 594.326 (9.090 en las últimas 24 horas) y el noveno con más muertes por la enfermedad, con 27.663 (210 nuevos), informó esta noche el Ministerio de Salud.

El Colegio Médico de Perú (CMP) indicó que 139 médicos murieron desde el inicio de la emergencia nacional por el coronavirus.

El decano de la institución, Miguel Palacios, pidió en varias ocasiones a la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, la dotación de más equipos de protección para el personal sanitario para atender a los pacientes con Covid-19.

El estudio del Laboratorio de Virología Molecular de la UFRJ, publicado por el diario O Globo, indicó que la paciente no tuvo reincidencia, pero permaneció con el virus por ese período. Es el caso de mayor persistencia del patógeno conocido hasta el momento.

Un estudio de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) reveló que una paciente brasileña portó el virus Sars-CoV-2 durante 152 días con el patógeno activo, lo que la convierte en el caso de mayor presencia del nuevo coronavirus en una persona de forma asintomática hasta el momento.

La paciente, que no fue identificada, es una profesional del área de la salud de Río de Janeiro que en marzo pasado tuvo síntomas leves asociados a la Covid-19, permaneció por recomendación médica en cuarentena domiciliaria y luego volvió a sus actividades pasando los últimos cinco meses completamente asintomática.

El trabajo de los investigadores Luciana Costa, Amilcar Tanuri y Teresinha Marta Castineiras, profesores de los institutos de Microbiología y Biología y de la Facultad de Medicina de la UFRJ, sustenta que las personas asintomáticas son "los pilares de la diseminación" del virus, informó EFE.

La investigación, que realizó pruebas de diagnóstico molecular en 3.000 personas, incluye a otros pacientes, en su mayoría profesionales de la salud, que nunca más sintieron síntomas y siguieron portando el virus activo por días o semanas.

De 3.000 pacientes, 50 que dieron positivo para Covid-19 y, aparentemente, se recuperaron, volvieron a realizarse el test clínico y en un 15% se detectó que continuaban con el virus activo.

Los responsables del estudio indicaron que en el 40% de los casos, después de los catorce días de cuarentena recomendados por las autoridades sanitarias a nivel mundial, los pacientes pueden seguir dando resultado positivo, pero el virus- a pesar de la presencia en el cuerpo- no tiene más capacidad de transmisión.

Los estudios ahora apuntan a determinar si el 35% de los pacientes que portaban el virus inactivo consiguieron desarrollar anticuerpos, diferente de la paciente que permaneció con el patógeno por cinco meses y no consiguió desarrollarlos.

Brasil es el segundo país más afectado por la pandemia en el mundo, detrás de Estados Unidos, con más de 3,9 millones de casos confirmados y 121.000 muertes.

Los contagios y muertes por la enfermedad comenzaron a aumentar desde fines de julio, luego de la aplicación de la fase cuatro de la llamada "cuarentena inteligente" en el país.

El ministro de Salud de Paraguay, Julio Mazzoleni, reveló este jueves que se reunió con el presidente Mario Abdo Benítez para plantearle la necesidad de ajustar la flexibilización de la cuarentena ante el creciente avance del coronavirus.

"Conversé esta mañana con el presidente Marito Abdo, antes de su viaje al interior, sobre la necesidad de ajustar medidas de la cuarentena Inteligente y en las próximas horas volveremos a juntarnos", expresó el funcionario en Twitter.

Los contagios y muertes por la enfermedad comenzaron a aumentar desde fines de julio, luego de la aplicación de la fase cuatro de la llamada "cuarentena inteligente", que significa una flexibilización del confinamiento con la apertura paulatina de actividades.

El jueves, las autoridades reportaron 527 nuevos casos, la segunda cifra más alta registrada en un solo día desde el mes de marzo, precisó la agencia Sputnik.

El 18 de julio, a través de un decreto del Ejecutivo, se implementó la fase 4 de la cuarentena en todo el país, menos en la capital Asunción y en los departamentos de Alto Paraná y central, que actualmente está en vigencia hasta el 30 de este mes.

Desde el 30 de julio, los casos diarios superaron los 300, cuando antes de ese día el índice máximo fue de 231.

El 14 de agosto se dio el récord diario de 633 infectados, según estadísticas del Ministerio de Salud y actualmente hay 161 fallecidos.

Por su parte, los gremios médicos propusieron implementar una cuarentena más estricta los fines de semana.

La secretaria general del Sindicato Nacional de Médicos (Sinamed), Rosanna González, dijo que lo que se propone es "que la cuarentena se dé en horarios específicos de los fines de semana por la falta de cumplimiento", publicó hoy el diario local Última Hora.

Además de los 527 casos, ayer se reportaron cuatro fallecidos, con lo que las cifras totales llegaron a 11.133 y 161, respectivamente.