fbpx
Colors: Cyan Color

Se registró un alarmante número de contagios en el vecino indicaron fuentes gubernamentales del Ministerio de Salud.

Con casi 15.000 contagios en las últimas 24 horas, Brasil se convirtió en el cuarto país con más casos confirmados de coronavirus en el mundo, mientras un militar sin experiencia en asuntos sanitarios se convirtió en el tercer ministro de Salud desde que comenzara la pandemia.

El Ministerio de Salud reportó 14.919 nuevos contagios, que elevaron el total de casos confirmados en Brasil a 233.142, con lo que superó a España e Italia y pasó a ser el cuarto país con más casos en el mundo, detrás de Estados Unidos, Rusia y el Reino Unido.

Brasil había iniciado esta semana en el octavo lugar entre los países con más casos, y días atrás había superado a Francia y Alemania, y trepado al sexto puesto.

Asimismo, se registraron 816 nuevas muertes -por tercer día consecutivo por encima de la barrera de las 800-, por lo que sumaban 15.633 las personas fallecidas desde que se reportara el primer deceso por la pandemia, el 16 de marzo pasado.

Mientras tanto, el general Eduardo Pazuello, sin experiencia en el área, asumió hoy como ministro interino de Salud de Brasil tras la renuncia de los dos últimos titulares por discrepar con el presidente Jair Bolsonaro sobre los métodos para contener el avance de la pandemia.

Paralelamente, el mandatario volvió a criticar las medidas de distanciamiento social adoptadas por gobiernos de la región para combatir la Covid-19.

“El desempleo, el hambre y la miseria será el futuro de aquellos que apoyen la tiranía del aislamiento social”, afirmó Bolsonaro en un mensaje en su cuenta en Twitter.

Pazuello, que en abril había sido nombrado viceministro de Salud, ejercerá interinamente como titular de la cartera hasta que el jefe del Estado decida al sustituto de Nelson Teich, que renunció ayer, informó el ministerio en Twitter.

"El general Pazuello asume interinamente el ministerio; conozca su currículum que incluye diversas condecoraciones por su trabajo", dijo la publicación, que enumeró los cargos ejercidos a lo largo de su carrera como oficial del Ejército brasileño, ninguno vinculado al área de Salud, según EFE.

Pazuello, igual que Bolsonaro, se formó como oficial y paracaidista en la Academia Militar de Agujas Negras, y se especializó en comando y en políticas y estrategias aeroespaciales, según los datos divulgados por el Ministerio de Salud.

Gran parte de su carrera se desarrolló en el área de logística de las Fuerzas Armadas, y entre los cargos que desempeñó se destacan el de coordinador de logística del Ejército durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro-2016 y el de comandante de la Base Logística en la triple frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay.

El militar asumió interinamente en el lugar de Teich, que ayer renunció al cargo que ocupó por 28 días y que, pese a que no explicó los motivos de su decisión, tenía públicas divergencias con Bolsonaro en torno a las estrategias para combatir la pandemia en Brasil.

Bolsonaro pretende cambiar el protocolo del sistema de salud para aplicar la cloroquina desde el inicio del tratamiento contra la enfermedad.

Teich, médico oncólogo, también discrepó con el jefe del Estado en la decisión de relativizar hasta casi negar la gravedad de la pandemia y en criticar las medidas de distanciamiento social, algo que también marcó la salida de su antecesor, Luiz Henrique Mandetta.

Teich había manifestado su apoyo al confinamiento social como herramienta de combate a la pandemia y dijo que lo sorprendió la decisión del jefe del Estado de autorizar el funcionamiento de salones de belleza y gimnasios.

Con Pazuello, nombrado viceministro como parte de la estrategia de Bolsonaro -capitán retirado del Ejército- de darle cargos estratégicos en su gobierno a oficiales de las Fuerzas Armadas, llega a nueve el número de titulares de entre los 22 ministerios en su administración.

El asesor presidencial para las relaciones internacionales, Federico González, afirmó que “546 compatriotas regresaron al país y dieron positivo al Covid-19”, cantidad que equivale a 73,8% de los 740 casos confirmados.

Más de 500 ciudadanos que regresaron a Paraguay durante la pandemia de coronavirus dispararon la cantidad de contagios en el país, que de todos modos sigue siendo uno de los menos afectados por la Covid-19 en Sudamérica, informó este miércoles una fuente oficial.

El funcionario, que está a cargo de la repatriación de paraguayos en medio de la pandemia, aseguró que todos los infectados estaban recluidos en albergues especiales, así como otros ciudadanos que retornaron y dieron negativo o todavía no se tenían los resultados de sus pruebas.

El viernes pasado, Paraguay registró 101 nuevos contagios, 99 de los cuales fueron detectados en ciudadanos que regresaron de Brasil.

El presidente Mario Abdo Benítez afirmó entonces que Brasil, con el que Paraguay comparte 700 kilómetros de frontera y es el sexto país con más contagios en el mundo, representa “una gran amenaza” sanitaria.

Dos días antes, González informó que había cientos de paraguayos preparados para volver desde países limítrofes pero debían esperar porque estaba colmada la capacidad de los albergues dispuestos para que los repatriados cumplan la cuarentena obligatoria.

Además de los 740 casos confirmados, Paraguay contabilizaba 11 fallecimientos y 182 personas recuperadas tras contraer el virus, informó esta noche el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, rechazó este jueves la comparación realizada con Argentina por la gestión de la crisis del coronavirus y respondió que el país vecino "va camino al socialismo".

Cuestionado sobre la diferencia de muertos por coronavirus entre Argentina y Brasil, el líder de la ultraderecha brasileña sugirió que la comparación entre los dos países debería ser realizada de forma proporcional a la población de ambos y no en números absolutos.

"Es sólo hacer la cuenta por millón de habitantes, pero hablemos de Suecia, que no cerró la economía. Ustedes hablan del lado ideológico, ustedes hablan de un país que camina hacia el socialismo, que es la Argentina", dijo Bolsonaro.

Brasil tiene 210 millones de habitantes, más de cuatro veces y media más que los 44 millones de Argentina. Además, el gobierno nacional de Brasil nunca apoyó medidas estrictas de aislamiento social, mientras que la Argentina defienden una cuarentena desde la última semana de marzo.

Por eso, tras cuestionar al gobierno de Alberto Fernández, el mandatario brasileño volvió a la carga contra el cierre total o medidas de cuarentena que tomaron los gobernadores de su país desde marzo, sobre todo porque aún no ha llegado el pico a Brasil.

El último sábado abandonó el ex zoológico de Buenos Aires, donde vivió por 25 años, y en la tarde de este miércoles arribó a la reserva de Mato Grosso, donde pasará el resto de su vida.

Poco después de las 13:30 de este miércoles hora argentina, la elefanta que vivió 50 años en cautiverio en el Zoológico de Buenos Aires llegó al Santuario de Elefantes de Brasil, en Chapada dos Guimarães, en el Mato Grosso. Se tomó su tiempo para salir de la caja en la que viajó exactamente 2.752 kilómetros, y poco después de que Scott Blais -director del que ya es su nuevo hogar- abrió la puerta del sector de adaptación, asomó su trompa y comenzó a oler el césped natural y la tierra colorada con la que jugó un poco y, a modo de reconocimiento, la lanzó sobre su cabeza y lomo.

La transmisión en vivo del santuario y del Global Sanctuary for Elephans —la asociación que rescata elefantes en cautiverio y a la que pertenece el nuevo hogar de Mara— fue seguida por más de 7 mil personas que esperaron con ansiedad que la elefanta abandonara por completo el habitáculo en el que se trasladó durante cerca de 4 días. Le llevó 50 minutos pasar directa y voluntariamente a un espacio especialmente acondicionado, donde estará uno o dos días según sus propios tiempos de adaptación.

Durante el viaje se hicieron paradas cada tres horas y que atendió a tres parámetros básicos: agua, comida y materia fecal. “Esto también fue un indicador del comportamiento de Mara, porque si no comía o no tomaba agua debíamos ver qué hacer para mantenerla hidratada”, aclaró Federico Iglesias.

elefanta mara brasil

“La estructura del santuario tiene un sector para elefantes al aire libre, muy similar a las áreas de manejo y de tratamiento del Ecoparque, ya que está techado, pero toda esa parte es abierta. Apenas se abra la caja de traslado se le dará la oportunidad de ingresar allí. Ella pasará la noche en ese lugar para descansar, comer, tomar mejor y depende de su comportamiento si al otro día podemos permitir que otro elefante ingrese para que esté en contacto con ella, no directamente sino a través de barreras físicas. Esta una parte crítica en la que se pueden tocar con las trompas, pueden olerse, verse, pero hay barreras de seguridad”, había anticipado Blais a Infobae sobre qué sucedería con Mara una vez que arribara al santuario.

El lugar está rodeado de selva, tiene 28 hectáreas y conviven allí otras tres elefantas asiáticas. Una de ellas husmeó cerca cuando vio a Mara, lo que la hizo retroceder cuando comenzaba a salir de la caja. La elefanta había dejado el Ecoparque porteño en la tarde del sábado, viajó parada y pese al cansancio se mostró en perfectas condiciones.

“Mara llegó en perfecto estado de salud y manifestando buen ánimo. Apenas salió de la caja jugó con agua y se tiró tierra con su trompa como lo hacía acá”, informó la Secretaria de Ambiente de la Ciudad a través del Ecoparque.

Pese a llevar cerca de 4 días, el trayecto duró menos horas de las estipuladas debido a que las rutas estaban prácticamente vacías por la cuarentena, y contó con un protocolo de traslado especialmente adaptado a las exigencias sanitarias exigidas por la pandemia de Covid-19 que estamos viviendo.

“Estamos realmente muy contentos y emocionados por haber acompañado a Mara y porque salió todo según lo planeado”, dijo a Infobae Federico Iglesias, subsecretario a cargo del Ecoparque porteño, que acompañó el viaje junto a la veterinaria y una de las cuidadoras de la elefanta.

El funcionario destacó la solidaridad de las entidades que fueron parte del traslado tanto en Argentina como en Brasil. “La coordinación y predisposición fue fantástica. Entre el Gobierno Nacional y de la Ciudad se hizo un trabajo impecable”, destacó y subrayó que “Ambiente Nación puso a disposición dos inspectores que nos escoltaron”.

“Que Mara esté hoy en Brasil es el resultado de una decisión que tomamos hace mucho tiempo, cuando transformamos el Ecoparque. Hace unos años veíamos este hito como algo lejano, casi imposible. Trabajamos todos los días cumpliendo con todos los pedidos y las regulaciones legales. Un día nos sorprendió la pandemia, adaptamos el protocolo, y hoy, Mara camina en un ambiente natural por primera vez en su vida”, aseguró Eduardo Macchiavelli, secretario de Ambiente de la Ciudad.

Si bien en este caso no es necesario un proceso de cuarentena, ya que fue completado exitosamente en el Ecoparque porteño, sí será necesario un período de adaptación que estará a cargo del personal técnico del santuario. Éste se la relacionará con su nuevo ambiente, dieta y manejo en general. El tiempo que dure esta adaptación dependerá de la evolución de Mara durante este proceso.

“Estamos todos muy emocionados y conmovidos con todo lo que significó el traslado de Mara. Que pueda vivir el resto de su vida en ambiente natural es un mensaje y una lección para entender cuál es la relación que tenemos que tener con la naturaleza”, agregó Macchiavelli.

Por su parte, Iglesias remarcó que “fue fundamental el trabajo que se hizo previo a su salida y el apoyo que tuvimos de muchos de los actores involucrados para que el santuario sea la nueva realidad de Mara. El viaje fue largo pero en todo momento estuvo monitoreada por veterinarios y cuidadores”.

Por el momento, en el Santuario de Elefantes de Brasil (SEB) viven elefantas asiáticas por lo que las próximas en llegar (sin fecha concreta) son Pocha y Guillermina, madre e hija, que están en el Ecoparque de Mendoza. Cuando abran el espacio para recibir elefantes de origen africano será el turno de las dos que quedan en el Ecoparque porteño.

Ecoparque

En la tarde del sábado 9 de mayo, Mara caminó lento por su recinto en el Ecoparque porteño e ingresó voluntariamente a la caja de traslado. Minutos más tarde, su cuidadores, veterinarios y personal que trabajó en su entrenamiento y cuidado la despidió con caricias y lágrimas antes de comenzar su viaje. A las 19:36 abandonó el Ecoparque del barrio de Palermo.

Mara viajó despierta y no abandonó la caja en ningún momento, y durante el trayecto fue monitoreada cada dos o tres horas por parte del equipo técnico que la acompañó, alimentó, limpió y evaluó hasta Foz de Iguazú. En las paradas que se realizaron para chequear que todo estuviera bien comió frutas y verduras, alfalfa, bambú y una nutrición suplementaria.

La caravana que acompañó a Mara hasta la frontera con Brasil. (Ecoparque)

En la mañana del lunes, ya en la Aduana de Iguazú, se realizaron los trámites pertinentes; y el equipo de veterinarios y cuidadores del Ecoparque se despidió de Mara y tomó la posta el equipo del Santuario de Elefantes, quien se encargará de la elefanta de ahora en adelante.

Al día siguiente, en la mañana del martes 13, la caja de traslado de Mara se cambió a un camión más chico y adaptado para la ruta brasilera, hasta que pasado el mediodía, Mara descendió voluntariamente de la caja y caminó tímidamente por el campo. “Debimos cambiar de trasporte porque la ruta en el ingreso del Mato Groso era de tierra y debía ser más alto para evitar impactos en ella”, aclaró Iglesias.

El camión que llevó a Mara saliendo de la frontera argentina. (Ecoparque)

Durante todo el viaje estuvo activo el protocolo de prevención de contagio en donde se minimizó el riesgo frente a la pandemia que estamos viviendo para todas las etapas del traslado.

Mara era la única elefanta asiática del Ecoparque porteño. Compartía su recinto con dos elefantas africanas, Kuky y Pupy -hermanas nacidas en el Parque Kruger de Sudáfrica- que serán trasladadas al mismo lugar “cuando el santuario de Brasil habilite el sector para elefantes africanos”, anticipó Iglesias a Infobae minutos previos a la salida de Mara.

Las próximas en realizar su viaje serán las elefantas Pocha y Guillermina, madre e hija, que viven en el ex zoológico de Mendoza. “Lo harán cuando se cumplimenten todos los pasos requeridos por las autoridades de Fauna”, informaron ayer desde Proyecto ELE (Estrategias para la Liberación de Elefantes), la campaña de la Fundación Franz Weber que trabaja en la protección y liberación de los elefantes en cautiverio.

Mara tiene entre 50 y 54 años (la esperanza de vida en cautiverio para esta especie es de 75 años). Llegó al antiguo zoológico porteño el 16 de octubre de 1995 producto de un decomiso judicial por la quiebra del Circo Rodas y el 9 de mayo de este año fue trasladada para tener una mejor calidad de vida.

Fuente: Infobae

Italia permitirá viajar gratis a través del país a partir del 3 de junio, según un proyecto de decreto, mientras el gobierno se mueve para deshacer su bloqueo de coronavirus y revivir la economía maltratada.

El borrador del decreto, que se espera se apruebe este viernes, pero que aún podría modificarse con anticipación, dijo que todo movimiento dentro de regiones separadas se permitiría a partir del 18 de mayo, y las prohibiciones de viajes interregionales se levantarán el 3 de junio.

El fin de las restricciones de viajes representará un hito importante en el camino de recuperación de Italia, con el gobierno esperando salvar la próxima temporada de vacaciones, cuando los italianos tradicionalmente escapan de las ciudades para sus vacaciones anuales de verano.

Se permitió que las fábricas del país comenzaran el 4 de mayo y las tiendas están programadas para reabrir el lunes.

Las regiones pueden reactivar todos los sectores de la economía que aún podrían estar cerrados, siempre que se sigan los protocolos de seguridad. Las autoridades nacionales de salud monitorearán la situación para asegurarse de que las infecciones se mantengan bajo control, según el decreto.

Agregó que los alcaldes pueden intervenir y cerrar lugares públicos si el distanciamiento social resultó imposible.

Casi 31.400 italianos han muerto por COVID-19 desde que el brote salió a la luz el 21 de febrero, la tercera cifra más alta de muertes en el mundo después de la de Estados Unidos y Gran Bretaña.

El número de casos confirmados asciende a 223.096, la quinta cifra mundial más alta detrás de los Estados Unidos, España, Gran Bretaña y Rusia.

Reuters

El coronavirus podría volverse endémico como el VIH, manifestaron desde la Organización Mundial de la Salud, advirtiendo contra cualquier intento de predecir cuánto tiempo seguiría circulando y pidiendo un “esfuerzo masivo” para contrarrestarlo.

“Es importante poner esto sobre la mesa: este virus puede convertirse en otro virus endémico en nuestras comunidades, y este virus nunca desaparecerá”, dijo el experto en emergencias de la OMS Michael Ryan en una sesión informativa en línea.

“Creo que es importante que seamos realistas y no creo que nadie pueda predecir cuándo desaparecerá esta enfermedad”, agregó. “Esta enfermedad puede convertirse en un problema prolongado o puede no serlo”.

Sin embargo, dijo que el mundo tenía cierto control sobre cómo lidió con la enfermedad, aunque esto requeriría un “esfuerzo masivo” incluso si se encontrara una vacuna, una perspectiva que describió como un “disparo masivo a la luna”.

Se están desarrollando más de 100 vacunas potenciales, incluidas varias en ensayos clínicos, pero los expertos han subrayado las dificultades de encontrar vacunas que sean efectivas.

Ryan señaló que existen vacunas para otras enfermedades, como el sarampión, que no se han eliminado.

El Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, agregó: “La trayectoria está en nuestras manos, y es asunto de todos, y todos deberíamos contribuir a detener esta pandemia”.

Ryan dijo que se requería un “control muy significativo” del virus para reducir la evaluación del riesgo, que según él permaneció alto en los “niveles nacional, regional y global”.

Los gobiernos de todo el mundo están luchando con la cuestión de cómo reabrir sus economías mientras aún contienen el virus, que ha infectado a casi 4,3 millones de personas, y provocó más de 291.000 muertes.

La Unión Europea presionó el miércoles por una reapertura gradual de las fronteras dentro del bloque que ha sido cerrado por la pandemia, y dijo que no era demasiado tarde para salvar parte de la temporada turística de verano y mantener a la gente segura.

Pero los expertos en salud pública dicen que se necesita extrema precaución para evitar nuevos brotes. Ryan dijo que abrir las fronteras terrestres era menos arriesgado que facilitar el transporte aéreo, lo cual era un “desafío diferente”.

“Necesitamos tener la mentalidad de que tomará algún tiempo salir de esta pandemia”, dijo la epidemióloga de la OMS Maria van Kerkhove en la sesión informativa.

Reuters

Most Read