fbpx
Colors: Cyan Color

El país cuenta con una población de unos 210 millones de habitantes y es el segundo país más azotado por la pandemia en números absolutos, solo por detrás de Estados Unidos.

Brasil registró 45.323 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, con lo que la suma de casos desde el inicio de la pandemia superó la barrera de los 3,5 millones, mientras el número de fallecidos diarios fue de 1.204 personas, con los que la suma total ascendió hasta los 112.304, informó este jueves el Gobierno.

Las datos del boletín diario del Ministerio de Salud reflejan un número total de casos de 3.501.975, aunque los especialistas epidemiológicos estiman que esa cifra podría ser mucho mayor debido a una subnotificación.

En las últimas 24 horas se notificaron además 1.204 muertes relacionadas con la Covid-19, mientras que otros 3.187 decesos están aún bajo investigación.

La tasa de mortalidad de la enfermedad en el país se sitúa por encima de los 50 decesos por cada 100.000 habitantes, reportó la agencia EFE.

Desde finales de mayo la cifra diaria de fallecidos por la Covid-19 ronda el millar.

Los estados que acumulan peores números son San Pablo (730.828 casos y 27.905 muertes), Bahía (228.596 y 4.685), Río de Janeiro (205.916 y 15.074) y Ceará (202.422 y 8.245).

Aunque los últimos informes señalan una relativa estabilización y una tasa de contagio por debajo de 1, la situación aún preocupa en algunos estados del sur y centro-oeste del país, que estos días además de la pandemia afrontan una masa de aire frío polar.

El Ministerio de Salud también informó que hasta este jueves se recuperaron de la enfermedad 2.653.407 pacientes, lo que supone un 75,8 % del total de infectados, mientras que otros 736.264 (21,0 %) siguen bajo vigilancia médica.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció este martes que su país ha logrado ser el primero en el mundo en registrar una vacuna contra el nuevo coronavirus.

"Esta mañana se ha registrado, por primera vez en el mundo, una vacuna contra el nuevo coronavirus", dijo el jefe del Kremlin en una reunión con el Gabinete de Ministros.

Según el mandatario, la vacuna rusa es "eficaz", ha superado todas las pruebas necesarias y permite lograr una "inmunidad estable" ante la COVID-19.

El jefe del Kremlin agregó que una de sus hijas ya se ha vacunado con el preparado ruso y ahora se siente "bien".

"Espero que en breve podamos comenzar a producir en masa este remedio", señaló el presidente ruso durante la reunión.

Al mismo tiempo, agregó que la vacunación será voluntaria, para que "lo hagan los que así lo desean".

Putin confió en que los países extranjeros también podrán desarrollar próximamente sus vacunas contra la COVID-19.

"Espero que nuestros colegas en el extranjero también seguirán su labor y en el mercado de los fármacos y vacunas habrá más remedios que se puedan utilizar", afirmó.

Rusia en la actualidad es el cuarto país en el mundo por el número de los contagios del nuevo coronavirus con 897.599 casos confirmados, 4.945 más que ayer, según los últimos datos oficiales.

En medio de la crisis sanitaria y con fuertes críticas por la gestión de la pandemia de coronavirus del Gobierno de Paraguay, la diputada Celeste Amarilla exhortó a los ciudadanos este miércoles a realizar una “cuarentena voluntaria” porque el gobierno "no se anima a ordenarla" y advirtió que “la cosa está más fea” de lo que se supone.

La diputada liberal arremetió contra el Gobierno de Mario Abdo Benítez a través de su cuenta oficial de Facebook, y optó por autoconfinarse durante dos semanas.

“Acaban de llegar a la Cámara de Diputados unas instrucciones del Ministerio de Salud sobre el Covid-19, donde incluso piden que la mayoría de los funcionarios vayan a sus casas; sumando esto al comunicado de médicos, creo que la cosa está más fea de lo que suponemos”, escribió la legisladora.

En la misma línea, instó a llevar adelante una cuarentena “de dos o tres semanas” a todo aquel cuyas condiciones económicas se lo permitan, para disminuir los contagios.

“Lastima que el Gobierno no se va animar, pero es obvio que el Ministerio (de Salud) está muy preocupado, incluso comenzaron a multar empresas privadas que no utilizan el sistema de cuadrillas”, afirmó.

Las declaraciones de Amarilla aparecieron un día después de la marcha de trabajadores del Hospital de Clínicas de la Universidad Nacional de Asunción, quienes protestaron por la falta de equipos de bioseguridad para atender los casos de Covid-19, pese a que el Gobierno lo desmintió.

Además, desde la entidad manifestaron que a cinco meses de comenzada la pandemia no se fortaleció el sistema sanitario y se reclamó la destitución del ministro de Salud, Julio Mazzoleni.

Ocho gremios médicos declararon que Paraguay, que registraba desde el comienzo de la pandemia hasta ayer 10.606 casos de coronavirus (casi 8.400 de ellos registrados entre julio y lo que va de agosto), se encuentra “camino a un pico de la pandemia de conocidas consecuencias catastróficas y de incierta duración”.

Pero las críticas salpican a Mazzoleni también desde la Justicia.

La fiscal Teresa Sosa responsabilizó al ministro por la falta de control en la fiesta de casamiento de la hija del expresidente Horacio Cartes, que se realizó el sábado pasado.

A través de un documento dirigido a la Fiscala General del Estado, Sandra Quiñónez, Sosa afirmó que Mazzoleni dijo desconocer sobre la boda y negó la existencia de una autorización, delegando la responsabilidad del cumplimiento de las medidas al Ministerio Público y a la Policía Nacional.

“Esta Fiscalía considera que la entidad rectora encargada de realizar los actos necesarios para evitar o mitigar la propagación del Covid- 19 es el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social”, escribió Sosa, y citó el diario asunceño Última Hora.

“¿Constituye esa actitud de “ciego, sordo y mudo” una violación a su deber de velar por el cumplimiento de sus funciones previstas como representante del Ministerio de Salud Pública, cabeza de la lucha contra la expansión del Covid-19?", cuestionó la fiscala.

Sosa calificó a Mazzoleni de tener una “actitud hipócrita” al citar como únicos responsables del control a la Fiscalía y a la Policía, y afirmó se debe denunciar a quienes se "lavan las manos", destacó.

Así lo afirmó Abdo Jaroush, presidente de la Liga Libanesa Argentina, este miércoles en comunicación con Ahora en Misiones y explicó la situación que atraviesa la ciudad libanesa de Beirut, luego de las potentes explosiones que se registraron el martes en la zona portuaria. Hasta el momento se registraron 100 víctimas fatales y unas 4.000 personas heridas informó la Cruz Roja.

El secretario general de la Cruz Roja Libanesa, George Kettneh, dijo además que el número de víctimas mortales podría seguir aumentando debido a la gravedad de muchos de los heridos.

"Las autoridades está buscando a las personas perdidas. Debido a la fuerza que liberó la explosión hay muchas personas que terminaron 500 metros dentro del mar", aseguró Jaroush.

"Hoy rescataron a una persona que se encontraba con vida gracias a Dios, pertenecía a la Defensa Civil, pero hasta el momento tenemos que lamentar 100 muertos y más de 4 mil heridos", agregó.

El duro testimonio de una argentina en Beirut: “Hoy es un día ...

Las autoridades libanesas indicaron que los servicios de emergencias aún buscan a unos 100 desaparecidos entre los escombros.

Videos que circulan en redes sociales muestran una explosión y una gran columna de humo, previas a una segunda deflagración de mayor potencia que ha causado enormes daños materiales en los alrededores, llegando a escucharse en Tiro y Sidón.

Por otra parte el titular de la Liga Libanesa Argentina explicó que "los sanatorios están colapsados, hay un nosocomio que esta destrozado por la explosión, por eso tuvieron que derivar a los pacientes a otros hospitales de la zona".

Por otra parte, Adbo contó que la explosión dejó un pozo enorme en el puerto y los depósitos de trigo quedaron destrozados, "lo que causará problemas en la elaboración de panificados y en el abastecimiento de insumos porque nosotros dependemos mucho de las importanciones que llegan al puerto".

El primer ministro, Hassan Diab, ha decretado este miércoles como jornada de luto nacional en homenaje a las víctimas y ha pedido ayuda internacional ante lo que ha descrito como "una catástrofe".

No quedó claro cuál fue el origen de la explosión, que parece haber sido provocada por un incendio.

El ministro del Interior, Mohammed Fahmi, dijo a una canal de TV local que al parecer fue causada por la detonación de más de 2.700 toneladas de nitrato de amonio que estaban almacenadas en un depósito desde que habían sido confiscadas a un barco de carga en 2013.

De acuerdo con el más reciente boletín del Ministerio de Salud, este mièrcoles se reportaron 49.298 nuevos casos, con lo que el número de infectados subió a los 3.456.652.

Brasil, el segundo país con más casos de coronavirus en el mundo, solo detrás de Estados Unidos y ambos con mandatarios que priorizan la economía por encima de la salud, sumó en las últimas 24 horas 1.212 muertos, con lo que ya totaliza 111.100 fallecidos, mientras que el número de contagios confirmados sobrepasó los 3,45 millones, informó esta noche el Gobierno.

En la última jornada se reportaron 49.298 nuevos casos, con lo que el número de infectados subió a los 3.456.652. Más 2.6 millones personas ya están recuperadas,unas 730.000 continúan bajo acompañamiento médico y otras 3.173 están aún en investigación, añade el informe oficial citado por medios locales y la agencia de noticias EFE.

El gigante sudamericano mantiene desde fines de mayo una situación relativamente estable pero con números "muy elevados", de acuerdo con los expertos, ya que el promedio diario es de unos mil muertos y de más de 40.000 casos de infectados.

La situación es heterogénea en una nación de más de 8,5 millones de kilómetros cuadrados y 210 millones de habitantes, donde predominan la variedad de condiciones climáticas, geográficas y socioeconómicas.

Mientras que en estados como Río de Janeiro, Ceará o Pará el número de muertes y casos presenta caídas o se mantiene estable, otros, como Minas Gerais y las regiones sur y centro-oeste, atraviesan un periodo de elevado crecimiento de las cifras.

Asimismo, zonas que fueron muy golpeadas en el inicio de la pandemia, como Amazonas, han experimentado ahora un fuerte incremento.

Esto llevó a pensar en un rebrote de la enfermedad, pero las autoridades confirmaron que se debió a los cambios en la metodología de conteo por nuevas directrices implementadas por el Ministerio de Salud.

De acuerdo con la cartera de Salud, Brasil, ya realizó más de 10 millones de exámenes de Covid-19 en la red pública y privada.

Hasta el momento se han aprobado testeos de vacunas para la multinacional Johnson & Johnson, el Reino Unido (AstraZeneca y Universidad de Oxford), China (Sinovac Biotech) y para el consorcio BioNTech (Alemania) y Wyeth/Pfizer (Estados Unidos).

Otros tratamientos están en la mira de algunas regiones del país, como la vacuna rusa, que quiere ser aplicada por el Gobierno de Paraná, y un coctel medicinal desarrollado por la farmacéutica Sorrento Tehrapeutics que pretende implementar la municipalidad de Río de Janeiro.

Por otro lado, el aislamiento social por la pandemia cayó al menor nivel en agosto desde el inicio de la crisis, con un aumento de una percepción de mejoría en la situación sanitaria que no se refleja en el promedio diario de muerte y de casos, dice una encuesta de la firma Datafolha revelada hoy.

El trabajo destaca que los que ganan más de 1.700 dólares mensuales son los que menos respetan el aislamiento y quienes más se protegen son las mujeres, las clase más bajas y los mayores de 60 años.

En agosto apenas el 8 % de la población sigue a rajatabla un confinamiento estricto, mes en el que prácticamente todos los estados y las capitales reabrieron sus actividades, aunque no existe certidumbre sobre el regreso a clases en los estados más afectados, como San Pablo y Río de Janeiro.

El hecho ocurrió en un galpón de la capital Libanesa y hasta el momento informaron más de 2.700 heridos.

 

El ministro de Salud del Líbano, Hassan Hamad, informó hoy a la prensa que al menos 50 personas murieron y más de 2.700 resultaron heridas en las dos explosiones que sacudieron a Beirut y destrozaron la zona portuaria y parte del centro de la ciudad.

Dos enormes explosiones se registraron este martes en Beirut, cerca del puerto de la capital libanesa. Según los medios locales, la fuente de las detonaciones fue un gran incendio en un almacén de explosivos. Por el momento, se desconoce la cantidad de víctimas y la magnitud de los destrozos.

Según la agencia de noticias estatal, el incendio comenzó cerca de los silos de trigo del puerto, en un almacén de petardos, lo cual provocó una fuerte explosión que pudo sentirse en toda la ciudad y sus suburbios. La onda expansiva habría llegado hasta por lo menos 20 kilómetros de distancia.

En las redes sociales comenzaron a circular algunas imágenes registradas por los testigos del hecho.