fbpx
Colors: Cyan Color

El Ministerio de Salud de Brasil ha anunciado este jueves que 1.437 personas han fallecido por covid-19 durante las últimas 24 horas, elevando el total de fallecimientos en el país a 34.021.

De esta manera, el saldo mortal a causa del coronavirus en esta nación latinoamericana supera al de Italia, y convierte a Brasil en el tercer país del mundo con más muertes. De momento, se encuentra detrás de EE.UU. y el Reino Unido, que cuentan con 108.208 y 39.987 fallecidos, respectivamente.

Al mismo tiempo, la cifra de casos positivos se elevó a 614.941, tras confirmarse 30.925 nuevas infecciones en un día. En términos de contagios, Brasil se encuentra en el segundo lugar en el mundo, detrás de EE.UU., que cuenta con más de 1,8 millones de casos.

Hasta el momento, Sao Paulo, con más de 123.000 casos positivos, es el estado más afectado por la pandemia, seguido por Río de Janeiro, que acumula más de 59.000 contagios.

 

Reapertura

Mientras el país registra cifras récord de contagios, Río de Janeiro y Sao Paulo han comenzado un plan de apertura económica gradual, a través de diferentes fases y con ciertas restricciones.

El Gobierno de Sao Paulo condicionó la reapertura a los municipios que tengan una reducción del número de casos de contagio durante 14 días seguidos y en donde exista disponibilidad de camas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), destinadas para los pacientes con covid-19 en un estado más grave.

Por su parte, el alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, informó que se reanudarán las actividades deportivas en centros de entrenamiento y en el paseo marítimo y se reabrirán los lugares de culto. Las cafeterías, bares y restaurantes seguirán con las entregas a domicilio.

A pesar de ser el quinto país con más contagios en el mundo, España está superando el brote y por segundo día consecutivo sumó menos de 100 nuevos contagios.

España no registró ningún muerto por coronavirus en las últimas 24 horas, por primera vez desde que el virus se expandió en marzo.

Tras ser uno de los países más golpeados de Europa, España está superando el brote y por segundo día consecutivo sumó menos de 100 nuevos contagios. A pesar de ser el quinto país con más contagios en el mundo, este lunes solo se registraron 71 casos confirmados, lo que eleva el total a 239.638, mientras el número de muertos se mantiene en 27.127.

España había contabilizado nuevos fallecidos todos los días desde que el 3 de marzo notificó su primer deceso por Covid-19, un hombre que en realidad había muerto el 13 de febrero pero se le detectó la enfermedad con un examen retrospectivo.

"Los datos mantienen la misma tendencia que hemos observado en estas últimas semanas. Nos mantienen en una posición en las que podemos, progresivamente, ir abriendo las medidas de restricción", señaló el epidemiólogo Fernando Simón, director del centro de emergencias sanitarias del Ministerio de Sanidad.

Simón destacó que España pasó "a tener una rapidez en la detección de casos muy buena", al indicar que desde que una persona inicia síntomas hasta que se le diagnostica la enfermedad transcurren en promedio solo 48 horas.

"Esto nos da una oportunidad muy importante a la hora de detectar los nuevos casos y los posibles brotes", afirmó el epidemiólogo.

Según las cifras que difundió el Ministerio de Salud, los datos oficiales demuestran un descenso constante de las cifras diarios de muertos y contagios, lo que respalda la decisión del gobierno español de autorizar distintas fases de reapertura en todo el país, aún en las ciudades más afectadas como Madrid y Barcelona.

España comenzó hace unas semanas a desmontar el confinamiento de su población, vigente desde el 14 de marzo, en un proceso gradual que el gobierno espera que haya finalizado para el 1 de julio.

Sin embargo, Simón advirtió que hay que "tener cuidado" para evitar rebrotes,y ser estrictos con las reuniones multitudinarias que siguen sin estar permitidas, teniendo en cuenta que se realizó una fiesta con miles de jóvenes el sábado por la noche en la localidad de Tomelloso, Castilla-La Mancha.

El Ministerio de Sanidad también detalló que se realizaron más de 4 millones de pruebas diagnósticas de Covid-19 en todo el país, entre tests virológicos PCR y tests rápidos, de las que más de medio millón en la última semana.

En un emotivo elogio, el reverendo Al Sharpton dijo que por más de 400 años los afroamericanos fueron marginados en porque el país "continúa poniéndoles una rodilla en su cuello", en referencia al método que causó la muerte de Floyd.

Familiares y allegados despidieron este jueves en un primer funeral privado en Minneapolis a George Floyd, el afroamericano cuyo asesinato por un policía blanco se convirtió en un histórico grito de protesta contra el racismo y la brutalidad policial en Estados Unidos.

El primero de los tres eventos previstos para homenajear la memoria de Floyd, de 46 años y padre de una niña de seis, se desarrolló esta tarde en un anfiteatro de la Universidad North Central de Minneapoluis, con un servicio religioso en el que intervino el reverendo Al Sharpton, el veterano líder de la lucha por los derechos civiles.

 

"Lo que le pasó a Floyd sucede cada día en este país, en la educación, en los servicios de salud, y en cada área de la vida norteamericana. Es tiempo de que nos levantemos en nombre de George y pidamos que saquen sus rodillas de nuestros cuellos", instó el reverendo, citado por la cadena CNN.

Para Sharpton, este servicio conmemorativo no era un "funeral normal" porque Floyd "no debería estar entre los fallecidos", si bien admitió que es algo "demasiado común" y deben lidiar con ello.

La autopsia realizada a Floyd señaló que el hombre sufrió un ataque cardíaco mientras era inmovilizado por los agentes y clasificó su muerte, ocurrida el 25 de mayo, como un homicidio.

El informe consignó además que la víctima había dado positivo en un test por Covid-19 en abril pasado y tuvo un cuadro al parecer asintomático, algo a lo que se refirió hoy el abogado de la familia, Ben Crump, durante el homenaje.

"No fue la pandemia del coronavirus la que mató a George Floyd, quiero aclararlo. Fue la otra pandemia con la que estamos tan familiarizados en América, la pandemia del racismo y la discriminación la que mató a George Floyd", opinó Crump, quien dijo que ya no quieren "dos sistemas de justicia" en el país, "uno para negros y otro para blancos".

Uno de los hermanos de Floyd, Philonise, se mostró emocionado por cómo George había "llegado a tantos corazones" y dijo que el público presente era testimonio de ello.

"Todos quieren justicia, queremos justicia para George. La va a tener, la va a tener", señaló.

Al servicio acudieron también una serie de invitados especiales, como el reverendo Jessee Jackson, también activista de los derechos civiles, y el alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, quien se arrodilló frente al ataúd y rompió en llanto, según la cadena Telemundo.

También participó el presidente de la Universidad North Central, Scott Hagan, quien informó que su institución había creado una beca en honor a George Floyd e instó al resto centros académicos a hacer lo mismo.

Durante la ceremonia, los asistentes mantuvieron 8 minutos y 46 segundos de silencio para honrar la memoria de Floyd, la misma cantidad de tiempo que tardó el ex agente policial de Minneapolis Derek Chauvin en asesinarlo, al presionar con su rodilla sobre su cuello.

Ayer, el fiscal general de Minnesota, Keith Ellison, agravó los cargos contra Chauvin a "asesinato en segundo grado", con una pena de hasta 40 años de prisión, e imputó por incitación y complicidad con un homicidio en segundo grado a otros tres policías que participaron del arresto de Floyd.

La decisión de los fiscales llegó luego de una semana sin precedentes en la historia moderna de Estados Unidos, en la que cientos de miles de personas salieron a las calles para manifestar su solidaridad con la familia de Floyd y reclamar el fin de la brutalidad y el racismo policial en decenas de ciudades del país.

Muchas de las protestas fueron extremadamente violentas e incluyeron incendios, saqueos y enfrentamientos con la policía. Los gobernadores de los estados afectados tuvieron que movilizar a miles de integrantes de la Guardia Nacional para ayudar a la policía a contener los desmanes.

A nivel nacional, más de 10.000 personas fueron arrestadas en relación con los disturbios desde la muerte de Floyd, el 25 de mayo, según cifras de la cadena CNN.

No obstante, en algunas ciudades parece haber pasado el punto máximo de las protestas, lo que motivó a los alcaldes de Washington DC, Los Ángeles y San Francisco a levantar sus respectivos toques de queda, que de todos modos siguen rigiendo en una veintena de ciudades estadounidenses.

Más de una decena de personas murieron durante las protestas, aunque las circunstancias de muchos de esos casos aún son objeto de investigación.

Tras este primer tributo, el cuerpo de Floyd será trasladado en avión a Raeford, la ciudad de Carolina del Norte donde nació, para un servicio funerario familiar el sábado por la tarde.

Floyd será enterrado el lunes cerca de Houston, Texas, en una ceremonia privada luego de un servicio religioso que seguramente será multitudinario y que también incluirá discursos de Sharpton y Crump.

El ex vicepresidente y casi seguro candidato presidencial demócrata, Joe Biden, podría asistir, dijo su equipo de campaña.

Así lo autorizó el alcalde de la ciudad que registra 3.578 muertes por la pandemia. Marcelo Crivella, el mandatario de Río de Janeiro, es pastor de la Iglesia Universal y ex yerno del magnate Edir Macedo, dueño de Record TV, la segunda mayor cadena de Brasil.

La ciudad de Río de Janeiro, que registró 3578 muertes por la Covid-19, permitirá a partir de este martes las actividades en las iglesias, los concesionarias de automóviles y las mueblerías, a la vez que autorizará los baños de mar y las actividades físicas al aire libre, aunque continuará prohibido permanecer en las playas.

Lo anunció este lunes el intendente de Rio de Janeiro, Marcelo Crivella, un pastor de la Iglesia Universal que es el principal aliado del presidente Jair Bolsonaro y dijo la cuarentena está causando "transtornos de todo tipo a la población".

Crivella afirmó que un comité científico de la alcaldía de Rio de Janeiro determinó el reinicio de algunas actividades debido a que actualmente el sistema de camas de terapia intensiva de la ciudad maravillosa se encuentra trabajando normalmente y sin riesgo de colapso.

La decisión se toma luego de que el estado de Rio de Janeiro, no la ciudad, superara a China la semana pasada en cantidad de muertos por el coronavirus.

El Estado de Rio, el segundo más rico de Brasil, tiene 5.344 muertos por el nuevo coronavirus, 3.578 en la ciudad capital.

La actividad en las playa será apenas para bañistas, nadadores y surfers.

El plan de reapertura tiene seis fases y debe ser concluido en agosto, pero todo volverá a niveles de aislamiento y distanciamiento social en caso de que se registren aumentos de casos que no permita trabajar a los hospitales.

En este cronograma, las clases serán retomadas en julio, pero en un primer momento apenas podrán ir a clases presenciales alumnos del quinto al noveno y último año de la primaria.

Las caminatas en el "calçadão", la costanera de las playas de Rio de Janeiro como Leme, Copacabana, Ipenema, Leblón, Gávea, Barra de Tijuca y Recreio quedarán liberadas para las actividades físicas.

Esto es algo que ocurría, incluso con la cuarentena, pese a la acción de los policías para cerrar las bicisendas y senderos de caminatas.

En Brasil no rigen medidas nacionales sino de cada estado y municipio.

"Prolongar el aislamiento puede traer beneficios para evitar la Covid-19 pero registramos aumentos de muertes de otras afecciones, como cardiopatías, cáncer y otras, porque los pacientes suspendieron el tratamiento para no ir a los centros de salud", dijo Crivella.

En la segunda fase del plan están incluidos comercio no esenciales y grandes centros de compras, con limitaciones para la cantidad de personas que pueda ingresar.

Crivella es uno de los líderes de Republicanos, el partido bolsonarista de Rio de Janeiro al que se afiliaron dos hijos del presidente, el concejal Carlos y el senador Flavio.

Crivella es cantante gospel y ex yerno del magnate Edir Macedo, fundador de la Iglesia Universal y dueño de la cadena de TV Record, la segunda del país.

El país sumaba 1.070 casos confirmados de coronavirus (57 en las últimas 24 horas) y 11 muertes por la enfermedad (ninguna en el último día), informó este miércoles por la tarde el ministro de Salud Pública y Bienestar Social, Julio Mazzoleni.

El gobierno de Paraguay informó este miércoles que no descarta la posibilidad de intensificar el control de la circulación de personas y extender la actual fase de salida de la cuarentena, debido al reciente aumento de los casos de coronavirus sin contactos con anteriores infectados.

“De confirmarse una tendencia en los números, con el correr de los días podría analizarse, antes que retroceder a una cuarentena más rígida o más restrictiva, tal vez podríamos analizar no hacer la transición a la siguiente fase”, afirmó el viceministro de Salud, Juan Carlos Portillo.

El funcionario dijo también que las autoridades manejaban la idea de reactivar el control de las actividades no esenciales, con el fin de contrarrestar el relajamiento del aislamiento social por parte de la población, consignó el diario asunceño ABC Color.

Paraguay inició el 25 de mayo la segunda fase de su “cuarentena inteligente”, como llama el gobierno a la flexibilización de las restricciones impuestas al comienzo de la pandemia, y las autoridades esperaban que en esta etapa se reanudara 83% de la actividad económica del país.

Apenas cinco días después, el gobierno intensificó el control vial de personas y vehículos en todo el país, después de detectar un súbito aumento de los contagios “sin nexo” en los principales centros urbanos del país, en especial las áreas metropolitanas de Asunción y Ciudad del Este.

“Encontramos casos sin nexo en las urbes más pobladas, donde el virus está circulando de manera silenciosa pero está tomando fuerza a medida que la gente se empieza a dispersar en la comunidad”, afirmó entonces el director de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera.

El virus del ébola se transmite a través del contacto con la sangre y los fluidos corporales y puede alcanzar una tasa de mortalidad del 90%. En el Congo, el Covid-19 registra 3.194 contagios y 72 muertes.

Una nueva epidemia de fiebre hemorrágica por el virus del ébola se disparó en el noroeste de República del Congo, con cuatro muertes, que se suma al avance del coronavirus en el continente, informó el Ministerio de Salud de ese país.

"Hay cuatro personas fallecidas allí. El Instituto Nacional de Investigación Biomédica (INRB) me acaba de informar que las pruebas que provienen de Mbandaka son positivas para la enfermedad por el virus del ébola", señaló, según indicó la agencia ANSA.

En agosto de 2018 se había desatado en el sur del Congo un brote de ébola provocando 2.264 muertes.

Semanas atrás, la Organización Mundial de la Salud (OMS) había advertido que aunque la última paciente de ébola en la República Democrática del Congo (RDC) había recibido el alta a principios de marzo, el brote no se daba por acabado y el riesgo de que aparecieran nuevos casos era "muy real".

Se trata de la segunda epidemia más grande y letal de la historia después de la que afectó a África occidental de 2014 a 2016, que dejó más de 11.000 fallecidos, y la mayor a la que ha hecho frente el Congo, donde la enfermedad es endémica.

El virus del ébola se transmite a través del contacto directo con la sangre y los fluidos corporales contaminados, provoca fiebre hemorrágica y puede llegar a alcanzar una tasa de mortalidad del 90% si no es tratado a tiempo.

En cuanto a la Covid-19, en la República Democrática del Congo no tuvo un impacto tan alto, al menos según los datos oficiales que indican hasta hoy 3.194 casos positivos, 72 muertes y 454 personas recuperadas.

Most Read