fbpx
Colors: Cyan Color

Con el nuevo decreto, Léonard Melki y Thomas Saleh serán proclamados como beatos. Francisco fue el primer pontífice el referirse públicamente como genocidio armenio a la matanza de cerca de 1,5 millones de personas, entre 1915 y 1917, a manos de la actual Turquía.

El papa Francisco reconoció el martirio de dos sacerdotes muertos durante el genocidio armenio entre 1915 y 1917, que se convertirán así en beatos, el paso previo a la santidad, informó el Vaticano.

El pontífice autorizóeste jueves  la publicación del decreto que reconoce "el martirio de los Siervos de Dios Léonard Melki y Thomas Saleh, sacerdotes de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos; asesinados, por odio a la Fe, en Turquía, en 1915 y 1917".

Según se explicó, Melki, que nació en Mabdat (Líbano) en 1881 y fue sacerdote maronita, además de fraile capuchino, fue asesinado en 1915 por negarse a apostatar.

En tanto, Saleh murió por las consecuencias de la dura deportación que sufrió junto a otros miles de armenios en 1917, tras haber acogido a un sacerdote armenio perseguido.

Con el nuevo decreto, Melki y Saleh serán proclamados, en fecha y lugar a definir, como beatos, el paso previo a la santidad, para lo que deberá reconocerse un milagro gracias a su intercesión, según las normas vaticanas sobre canonización.

En 2015, Francisco fue el primer pontífice el referirse públicamente como genocidio armenio a la matanza de cerca de 1,5 millones de personas, entre 1915 y 1917, a manos de la hoy Turquía, por entonces parte central del Imperio Otomano.

"El siglo pasado, la familia humana sufrió varias tragedias sin precedentes. La primera, que está considerada como el primer genocidio, golpeó al pueblo armenio", planteó entonces el Papa en una toma de posición que le valió un fuerte altercado diplomático con Turquía.

La decisión de Francisco fue tomada tras una reunión con el prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el obispo Marcello Semeraro, responsable de los procesos de beatificación y santidad del Vaticano.

Fuente: Télam

Brasil y EEUU firmaron un acuerdo para desburocratizar el comercio y contra la corrupción, considerado un paso hacia una tratado de libre comercio apoyado por el Consejero de Seguridad Nacional, Robert O'Brien que criticó a la empresa china Huawei y hoy es recibido por el presidente Jair Bolsonaro.

 

Los gobiernos brasileño y estadounidense procuran "reforzar su cooperación económica, facilitar el comercio, las inversiones y las buenas prácticas regulatorias y promover medidas contra la corrupción", señala un comunicado de la Cancillería brasileña.

Dotado de tres anexos el entendimiento firmado da continuidad al acuerdo marco "Cooperación para la Prosperidad" anunciado en 2019, en Washington, por los presidentes Donald Trump y Bolsonaro.

"Se pretende que este paquete medidas sea la base de un amplio acuerdo comercial a ser negociado en el futuro entre las dos más grandes economías del continente americano", señala una nota de la Cancillería y el Ministerio de Economía brasileños.

El Consejero de Seguridad Nacional Robert O'Brien dijo que una futura área de libre comercio será "óptima para Brasil y óptima para Estados Unidos".

O'Brien comentó que si el gobierno permite que Huawei se instale, la compañía china podrá "descifrar datos que son generados en cualquier lugar de Brasil ya sea por el gobierno, en temas de la seguridad nacional o por las empresas privadas" en asuntos relacionados con la innovación y la propiedad intelectual, publicó el diario Estado de San Pablo.

O'Brien acusó a Huawei de perpetrar "ataques" cibernéticos y recomendó "fuertemente" que Brasil opte por una empresa "confiable" para el tendido de la red de 5G, durante un encuentro celebrado ayer con la Federación de Industrias de San Pablo.

Posteriormente O'Brien se reunió en Brasilia con el canciller, Ernesto Araújo, y el ministro de Economía, Paulo Guedes, y este martes será recibido por el presidente Bolsonaro en el Palacio del Planalto.

"El Consejero de Seguridad de Trump viene a Brasil a anunciar un paquete comercial y hace campaña contra China", dice el principal título de la edición on line del diario Folha de San Pablo.

En el mismo artículo Folha señala que la ministra de Agricultura, Tereza Cristina, y el vicepresidente, general Hamilton Mourao, temen que el eventual veto a Huawei afecte las relaciones con China y las exportaciones a ese país.

La opción "Apruebo" al cambio de la Constitución se impuso este domingo de manera contundente en Chile y lograba un 77,85% de los votos, escrutadas más del 45% de las mesas de todo el país, por lo que ya era irreversible el inicio del proceso para cambiar la actual carta magna, impuesta en 1980 durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-90).

El "Apruebo" obtenía 2.496.143 votos, mientras la opción "Rechazo" lograba 710.378, en una elección que tuvo mayor nivel de participación que la media en el país desde que el voto es voluntario.

Miles de chilenos salieron en la noche del domingo a festejar masivamente en la Plaza Italia (lugar de encuentro y celebraciones de la capital chilena) el rotundo triunfo que permitirá iniciar el largo proceso para enterrar este legado político de Pinochet y que estuvo en el centro de los reclamos del estallido social iniciado en octubre de 2019.

Los festejos se repetían en las calles de todo el país, con vecinos celebrando desde los balcones de sus departamentos, en las puertas de sus casas y en autos con banderas y bocinazos.

El presidente Sebastián Piñera, acompañado de todo su gabinete, reconoció en rueda de prensa en el Palacio de La Moneda el triunfo del "Apruebo" y de la Convención Constitucional (que se conformará en un 100% por ciudadanos electos para este propósito con composición paritaria entre hombres y mujeres) para redactar la nueva Constitución.

"Hoy los chilenos y chilenas han expresado libremente su voluntad a través de las urnas, eligiendo la opción de una Convención Constituyente, por primera vez con plena igualdad entre hombres y mujeres, para acordar una Nueva Constitución para Chile", dijo el presidente.

"Hoy ha triunfado la ciudadanía y la democracia. Hoy ha prevalecido la unidad sobre la división y la paz sobre la violencia. Y esto es un triunfo de todos los chilenos que amamos la democracia, la unidad y la paz. Y sin duda, este triunfo de la democracia nos debe llenar de alegría y esperanza", continuó Piñera.

"Este Plebiscito no es el fin. Es el comienzo de un camino, que juntos deberemos recorrer para acordar una Nueva Constitución para Chile. Hasta ahora la Constitución nos ha dividido. A partir de hoy, todos debemos colaborar para que la Nueva Constitución sea el gran marco de unidad, de estabilidad y de futuro, y se constituya en la Casa de Todos y en la Ley Fundamental de la República, respetada y legitimada por todos los chilenos", sostuvo el presidente acompañado de todo el gabinete de ministros.

En esta consulta, calificada como histórica por ciudadanos y políticos, se imponía la opción de una Convención Constitucional como mecanismo para elaborar la nueva Constitución con un 78,97% de votos, mientras la opción de la Convención Mixta Constitucional (conformada en un 50% por constituyentes y 50% por miembros del Congreso) reunía el 21,03% de los votos.

La jornada estuvo marcada por una ordenada y tranquila votación, con largas filas en los centros de votación y estrictas medidas sanitarias para evitar la propagación del coronavirus (con más de 500.000 casos confirmados y casi 14.000 muertes en el país).

El resultado da la largada a un proceso constituyente. En primer término el país vivirá una nueva elección el domingo 11 de abril de 2021 para escoger a sus constituyentes, que tendrán hasta 12 meses para presentarle al país una nueva Constitución.

En la discusión del texto, se necesitarán obligatoriamente dos tercios de los votos de los constituyentes para aprobar cada artículo que se discuta en la Convención.

La nueva Constitución deberá pasar por un nuevo plebiscito ratificatorio, en el que los chilenos deberán aprobar o rechazar este nuevo texto, que se espera se realice en 2022 y con esto el país podrá dejar atrás la Constitución de 1980.

Para este segundo plebiscito de salida el voto será obligatorio, no como en esta primera consulta, en la que era voluntario.

Según expertos y medios de comunicación chilenos, la jornada fue histórica por la alta participación y sobre todo por la gran presencia de jóvenes.

El día se inició con una masiva asistencia en la apertura de centros electorales, donde se vieron filas de cuadras en algunos puntos de Santiago, como el caso del Estadio Nacional, centro icónico y uno de los más concurridos del país.

Pasado el mediodía, la cantidad de votantes en los centros de votación bajó un poco, coincidiendo con el horario especial para los adultos mayores.

Pasadas las 18, dos horas antes del cierre de los comicios, manifestantes comenzaron a llegar a Plaza Italia, epicentro de las marchas que en octubre y noviembre de 2019 pusieron en jaque al segundo Gobierno de Piñera en reclamo de mayores reivindicaciones políticas, sociales y cambiar el actual modelo económico, que llevaron como consecuencia a un acuerdo entre el oficialismo y oposición para convocar el plebiscito constitucional.

Carabineros (policía) tenía copada la plaza e intentó impedir la manifestación, pero luego de unos minutos de tensión en donde trataron de dispersar a los manifestantes, se replegaron y la marcha tomó el control de Plaza de la Dignidad, como fue bautizada popularmente.

El domingo se cumplió un año de la masiva marcha, denominada la marcha más grande de Chile, y que reunió más de 1.5 millones de personas en la Plaza Italia y alrededores del centro de Santiago.

El presidente electo de Bolivia, Luis Arce, se comprometió este lunes por la madrugada a trabajar por todos los bolivianos y a construir un gobierno de unidad.

"Mi compromiso (es) trabajar, de llevar adelante nuestro programa y como lo venimos diciendo vamos a trabajar para todos los bolivianos y vamos a construir un gobierno de unidad nacional, vamos a construir la unidad en nuestro país", dijo Arce, según cita la agencia de noticias estatal ABI.

El mensaje del exministro de Economía de Evo Morales se produjo luego de que dos empresas encuestadoras entregaran los resultados de conteos rápidos no oficiales que le dieron la victoria en primera vuelta con más del 50% de los votos.

Asimismo, consideró que se está recuperando la certidumbre en la población boliviana con estas elecciones para poder desarrollar todo tipo de actividades económicas.

Estas actividades beneficiarán "a la micro, a la pequeña, a la mediana y a la gran empresa, y también al sector público y a todas las familias bolivianas que han estado durante 11 meses en una incertidumbre", agregó.

Además, aseguró que se trabajará y se "reconducirá el proceso de cambio" aprendiendo y superando de los errores cometidos por el Movimiento Al Socialismo (MAS), que estuvo en el gobierno durante 14 años hasta noviembre de 2019.

Luis Alberto Arce Catacora nació en La Paz el 28 de septiembre de 1963. Es licenciado en Economía, título otorgado por la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), y además se graduó como Contador General en el Instituto de Educación Bancaria.

Recibió el grado de Master en Ciencias Económicas de la Universidad de Warwick, Inglaterra, donde estudió entre 1996 y 1997. Realizó toda su carrera profesional en el Banco Central de Bolivia (BCB), desde 1987 hasta enero de 2006, cuando se sumó al gobierno de Morales.

Posee una vasta experiencia como catedrático de pre y posgrado en universidades públicas y privadas de Bolivia, como la UMSA, en posgrado en Ciencias del Desarrollo (Cides)- UMSA, la Universidad Católica Boliviana (UCB), Universidad del Valle, Universidad Franz Tamayo y Universidad Loyola, entre otras.

Fue el ministro de Economía y Finanzas Públicas de Bolivia en dos ocasiones, durante el gobierno del expresidente Evo Morales: la primera vez desde el 23 de enero de 2006 hasta el 24 de junio de 2017, y la segunda entre el 23 de enero de 2019 y el 10 de noviembre de ese mismo año.

El pontífice planteó su respaldo a que haya una ley "de convivencia civil" para los gays. En 2018, ya había manifestado una postura similar en una entrevista.

El papa Francisco renovó el apoyo a la unión civil entre personas del mismo sexo y planteó su respaldo a una ley "de convivencia civil" al reflexionar sobre el tema en un documental que estrenó este miércoles en el Festival de Cine de Roma, que repasa varios ejes de su pontificado.

"Las personas homosexuales tienen derecho a estar en una familia, son hijos de Dios, tienen derecho a una familia. No se puede echar de una familia a nadie, ni hacerle la vida imposible por eso", afirmó el Papa en el documental "Francesco", del director ruso Evgeny Afineevsky.

"Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil, tienen derecho a estar cubiertos legalmente. Yo defendí eso", aseguró Jorge Bergoglio en el film, que repasa puntos centrales de sus más de siete años al frente del Vaticano.

El sacerdote jesuita James Martin destacó a través de Twitter que "el apoyo del papa Francisco a las uniones civiles entre personas del mismo sexo es un gran paso adelante en el apoyo de la iglesia a las personas Lgbtq".

"Está en consonancia con su enfoque pastoral para las personas Lgbt, incluidos los católicos Lgbt, y envía una fuerte señal a los países donde la iglesia se ha opuesto a tales leyes", planteó el sacerdote estadounidense.

En tanto, el vaticanista del conglomerado estadounidense NCR, Joshua McElwee, destacó que su afirmación en el film de Afineevsky "no es noticia" porque el pontífice "ha apoyado a la unión civil durante años".

El tema, en la película

El tema de las uniones civiles entre personas del mismo sexo surge en la película en un segmento que presenta al italiano Andrea Rubera, un gay que pudo participar en una de las misas diarias que el Papa ofrecía hasta antes de la pandemia en la capilla de la residencia de Santa Marta en el Vaticano.

En el film, Rubera dice que le dio al pontífice una carta en la que explicaba las conversaciones que él y su pareja estaban teniendo sobre si llevar a sus hijos a la iglesia, por temor a que pudieran ser objeto de un juicio injusto como descendientes de una pareja gay.

Según Rubera, el Papa lo llamó más tarde y los animó a él y a su pareja a llevar a sus hijos a la iglesia y a ser honestos con el pastor.

 "Francesco", del director ruso Evgeny Afineevsky.

Antecedentes

A fines de 2017, Francisco ya había planteado una postura similar en un libro de entrevistas publicado por el sociólogo francés Dominique Wolton, titulado "Política y Sociedad".

"El matrimonio es la unión de un hombre con una mujer. Este es el término preciso. Llamemos a las uniones del mismo sexo 'unión civil'", sostuvo entonces Bergoglio.

En 2013, días después de ser elegido Papa, Francisco había brindado su apoyo a la unión civil en una llamada telefónica que le hizo al teólogo Marcelo Márquez.

"Me dijo 'estoy a favor de los derechos de los homosexuales y en cualquier caso, también apoyo las uniones civiles de los homosexuales, pero creo que Argentina no está lista para el matrimonio legal'", dijo Márquez entonces, sin ser nunca desmentido por el Vaticano.

Al regresar de su primer viaje fuera de Italia como Papa, Francisco se preguntó ante los periodistas que lo acompañaron a bordo del avión papal: "Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarlo?".

Más allá de no representar una novedad dentro de su historial, las palabras de Francisco sobre las uniones civiles sí se contraponen directamente con las de su antecesor, el papa emérito Benedicto XVI, quien antes de ser elegido pontífice había planteado que "el respeto hacia las personas homosexuales no puede en modo alguno llevar a la aprobación del comportamiento homosexual ni a la legalización de las uniones homosexuales" y rechazado "reconocer legalmente" ese tipo de uniones.

Con más de 20 relatos de "testigos directos" de las palabras y de las acciones del Papa, la película en la que Francisco reitera su posición va alternando episodios como la preocupación del pontífice por los migrantes, su apuesta a la lucha por el cambio climático y su política para la incorporación de más mujeres en la Iglesia.

El film se estrenó este martes a nivel mundial en el Festival de Roma y luego llegará a festivales de Estados Unidos en octubre y noviembre, según el cronograma disponible en el sitio www.francescofilm.com.

Télam

El presidente relevó este jueves a Chico Rodrigues de su función de vicejefe del bloque del Gobierno en el Congreso, se despegó del escándalo y dijo que su gobierno lucha contra la corrupción.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, destituyó de la función de vicejefe del bloque del Gobierno en el Congreso al senador Chico Rodrigues, su amigo y aliado que durante un allanamiento guardó miles de reales en efectivo entre sus nalgas para intentar ocultarlo deuna operación de la Policía Federal.

Bolsonaro se despegó del escándalo del senador Rodrigues y dijo que su gobierno lucha contra la corrupción.

El Diario Oficial de la Unión publicó este jueves una edición extra con un mensaje de Bolsonaro para destituir del cargo de vicejefe del Gobierno en el Senado de Rodrígues, del partido derechista Demócratas, del estado norteño de Roraima.

De acuerdo a fuentes policiales, el legislador guardó dinero entre sus nalgas e incluso dentro del ano durante un allanamiento realizado por la Policía Federal por orden del Supremo Tribunal Federal, en virtud de una investigación por fraude en gastos parlamentarios destinados a combatir la pandemia del coronavirus.

El Gobierno explicó que el propio senador quiso renunciar a representar al oficialismo en el Senado.

Por la mañana, Bolsonaro intentó despegarse de la situación y dijo que la investigación involucra a un "concejal", sin nombrar a Rodrigues.

Sospechas de corrupción

El operativo ocurrió el miércoles en la ciudad de Boa Vista, capital del estado de Roraima, mientras el mandatario daba un discurso ante empresarios en el que afirmó que iba a pegarle una patada en el cuello a cualquier sospechoso de corrupción en su gestión.

"El operativo es un motivo de orgullo por mi gobierno, que no tiene un caso de corrupción. El Gobierno son mis ministros, los funcionarios en las empresas estatales y en los bancos, eso es el gobierno", dijo.

Bolsonaro explicó que el procedimiento fue fruto de una denuncia de la Contraloría General de la Unión sobre supuestos fraudes en contratos para contratar servicios de salud con partidas presupuestarias que se le otorgan a cada parlamentario.

"Lamento el desvío de recursos porque cuando se desvía dinero de la salud personas mueren", dijo Bolsonaro al hablar con militantes en la puerta del Palacio de la Alvorada, residencia presidencial.

De acuerdo a la revista Veja, había unos 30.000 reales (unos 6.000 dólares), dentro de la ropa interior del senador.

"Nosotros combatimos la corrupción, no interesa quien sea el sospechoso", dijo Bolsonaro sobre su aliado.

"Parte de los billetes estaban entre las nalgas. Todo está fotografiado y filmado", dijo un portavoz policial.

"Creo en la justicia de los hombres y en la justicia divina. Estoy tranquilo. La policía vino a mi casa porque mi nombre fue citado en la investigación", dice un comunicado del senador bolsonarista.

El partido Demócratas tiene un ala que forma parte de la base política del Gobierno.

La revista Crusoé indicó que un policía contó que parte del dinero estaba manchado, lo que llevó al senador Humberto Costa, del opositor Partido de los Trabajadores, a afirmar con ironía que "el bolsonarismo logró un hecho inédito en la historia de la Policía Federal, que está obligada ahora a lavar dinero".