fbpx
Colors: Cyan Color

Las autoridades chinas decidieron este miércoles cerrar todos los transportes en Wuhan, ciudad de 11 millones de habitantes donde comenzó el brote de neumonía que hasta el momento ha dejado al menos 17 muertos, e impedir cualquier salida de la ciudad “sin razones especiales”. Luego, Huanggan y Ezhou, en la misma provincia, también se sometieron a la cuarentena.

En una escueta circular publicada por el nuevo puesto de mando para el control y prevención de la neumonía de la ciudad pasadas las 03:00 hora local (19:00 GMT del miércoles) se establece que a partir de las 10:00, hora local (02:00 GMT) del jueves, se suspenden el “transporte público urbano, el metro, el ferry y los transportes de pasajeros de larga distancia” en Wuhan.

Así pues, el aeropuerto y la estación de tren quedarán “temporalmente cerrados” para salir de la ciudad y, de hecho, se prohíbe que ningún ciudadano “salga de Wuhan sin razones especiales” hasta nuevo aviso.

coronavirus1

Posteriormente, el gobierno anunció nuevos cierres. Las autoridades de la vecina ciudad de Huanggang anunció que el transporte público se suspendería en la medianoche y se ordenó a los 7,5 millones de habitantes que no salgan de la ciudad. Además, Ezhou, con una población de 1,1 millón, anunció el cierre de su estación de trenes.

La prohibición llega tan solo un día antes del equivalente en el calendario lunar chino a la Nochevieja, ya que el próximo sábado se celebra el Año Nuevo chino, la principal época festiva del año en el país, en la que millones de personas viajan para reunirse con sus familias.

Esta drástica medida tiene como objetivo, según el comunicado, “cortar de forma efectiva la transmisión del virus, contener con determinación la inercia de la propagación de la epidemia y garantizar la seguridad de las vidas y la salud de la gente”.

El Gobierno de la ciudad también emitió un bando esta noche en la que establece la obligación de llevar mascarilla en lugares públicos; el personal de las instituciones públicas también deberá llevarla durante sus horas de trabajo.

Esta misma noche, las autoridades de la provincia centro-oriental de Hubei, de la que Wuhan es capital, habían elevado el número de casos confirmados en la región a 444, y el de muertes a 17 -por el momento no se han confirmado fallecimientos en otras provincias-.

Estas cifras, que solamente corresponden a la citada provincia, ya son superiores al balance a nivel nacional que había ofrecido la Comisión Nacional de Sanidad ayer por la mañana.

En la página oficial de la citada Comisión todavía no se ha actualizado el balance nacional, aunque un conteo llevado a cabo por el diario estatal Global Times habla de un total de 544 casos en toda China. También se han detectado casos hasta ahora en Tailandia, Japón, Taiwán, Corea del Sur y Estados Unidos.

En la popular red social Weibo, el equivalente chino de Twitter, la etiqueta más comentada era “Wuhan, ciudad cerrada”, y la mayoría de tendencias versaban sobre la ya conocida como neumonía de Wuhan, provocada por un nuevo tipo de coronavirus similar al del síndrome respiratorio agudo y grave (SARS), enfermedad que dejó más de 600 muertes en 2003.

Por ahora, esta es la información disponible sobre el coronavirus:

¿Cuál es el origen del virus y cuándo se detectó?

El nuevo coronavirus 2019-nCoV se detectó por primera vez en diciembre de 2019 en la ciudad centro-oriental china de Wuhan, capital de la provincia de Hubei, con unos 11 millones de habitantes.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas descritos para la neumonía de Wuhan provocada por el nuevo coronavirus son fiebre y fatiga, acompañados de tos seca y, en muchos casos, de disnea (dificultad para respirar).

¿Cómo se previene?

Entre los consejos divulgados por los medios estatales chinos y la OMS están el uso de mascarillas, usar pañuelos para cubrirse la nariz y la boca cuando se tose o se estornuda, lavarse las manos de manera frecuente, evitar las aglomeraciones, y acudir al médico tan pronto como se identifiquen los síntomas.

 

Gobiernos de todo el mundo siempre han batallado para detener la propagación de enfermedades, desde la gripe porcina mortal que azotó el mundo en 2009, hasta los continuos intentos de controlar el ébola en África occidental.

Sin embargo, ninguna autoridad de salud ha abordado el desafío que encara actualmente China, país que se enfrenta a un nuevo coronavirus justo cuando cientos de millones se preparan para viajar durante el período del Año Nuevo Lunar, la mayor migración humana anual en la Tierra.

Durante el feriado, personas de todo el país se apiñarán en trenes, autobuses y aviones para dirigirse a reuniones familiares. Otros aprovecharán el tiempo libre para tomar vacaciones en el extranjero. El año pasado, según los medios estatales, cerca de 7 millones de turistas chinos viajaron al extranjero para el Año Nuevo Lunar.

El feriado, el más importante en el calendario chino, llega en el peor momento posible para las autoridades de salud en su misión de contener el brote que ha puesto al resto de Asia en alerta.

Se sabe que el virus, que se identificó por primera vez en la ciudad china central de Wuhan, ha infectado a más de 200 personas y ya se ha propagado a al menos otros tres países. El lunes, la Comisión Nacional de Salud de China confirmó que el coronavirus de Wuhan puede transmitirse de persona a persona y que el personal médico también había sido infectado.

La divulgación siguió a la noticia de que Corea del Sur había confirmado su primer caso, convirtiéndolo en el tercer país fuera de China en detectar el virus. Los tres casos confirmados previamente en el extranjero, dos en Tailandia y uno en Japón, involucraron a personas que habían visitado Wuhan.

“Una de las consecuencias de un mundo más conectado es que los brotes tienen el potencial de propagarse internacionalmente mucho más rápido que hace 50 años”, dijo Mike Turner, director de ciencias de Wellcome Trust, una organización caritativa de salud global con sede en el Reino Unido.

También se han reportado más casos dentro de China, evidencia de que el brote se ha extendido mucho más allá de Wuhan, creando un riesgo de infección impredecible.

Hasta el martes por la mañana, se habían confirmado cinco casos en Beijing, dos en Shanghai y 14 en la provincia sureña de Guangdong, todos a kilómetros de Wuhan. Se han reportado casos sospechosos adicionales en todo el país, desde la provincia oriental de Shandong hasta la provincia de Sichuan, en el suroeste.

EL 8 de enero, científicos chinos identificaron el patógeno como una nueva cepa de coronavirus, la misma familia que el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). En 2002 y 2003, el SARS infectó a más de 8.000 personas y mató a 774 en una pandemia que arrasó Asia y llegó hasta Canadá.

Durante una conferencia de prensa el lunes, Zhong Nanshan, un experto designado por el gobierno chino que ayudó a descubrir el coronavirus del SARS, dijo que la infecciosidad del nuevo coronavirus de Wuhan no era tan fuerte como el SARS, pero que la enfermedad estaba “subiendo” y sugirió que “la tasa de mortalidad en este momento no es tan representativa”. Desde diciembre, cuatro personas infectadas con el coronavirus de Wuhan han muerto.

Las incertidumbres sobre el coronavirus de Wuhan, incluida su fuente no identificada, han generado temores de que haya más personas infectadas de las que se informa actualmente.

Jeremy Farrar, un experto en enfermedades infecciosas que dirige Wellcome Trust, dijo que el brote es “extremadamente preocupante”.

“Es posible que, a menudo, los síntomas leves y la probabilidad de que las personas se vean afectadas e infectadas sin experimentar síntomas, de este coronavirus puedan estar enmascarando el verdadero número de personas que han sido infectadas y el grado de transmisión de persona a persona”, dijo Farrar.

Los síntomas iniciales del coronavirus de Wuhan incluyen fiebre y tos, que también son síntomas comunes de la gripe, una infección viral prevalente en los meses de invierno. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), algunos pacientes infectados con el coronavirus también tienen dificultad para respirar y lesiones invasivas en los pulmones.

La OMS dijo que convocará una reunión de emergencia el miércoles para discutir el brote en China.

Fuente: CNN

Se adhiere a otras naciones del sudeste asiático que se niegan a ser "el basurero del mundo".

Malasia ha devuelto 150 contenedores de desechos plásticos a sus 13 países de procedencia —entre los que destacan Francia, Reino Unido, EE.UU. y Canadá— y su ministra de Medio Ambiente, Yeo Bee Yin, promete que sus dirigentes tomarán "las medidas necesarias" para garantizar que no se convierta en "el basurero del mundo".

El volumen de la devolución corresponde a 3.737 toneladas y tanto los países receptores como las líneas navieras asumieron el costo porque Malasia no deseaba "pagar un solo centavo": "La gente tira su basura en su país, no debemos pagarles para que se la devuelvan", afirmó esta ministra y recoge la agencia AFP.

Kuala Lumpur contempla enviar otros 110 contenedores en un futuro próximo —60 proceden de Estados Unidos— y ya avisó hace meses que en su territorio se estaban acumulando decenas de embalajes con residuos llegados de manera ilegal que quería devolver a sus países de origen. Desde entonces, ese número solo se multiplicó antes de que las autoridades malasias actuaran.

La región ha recibido mucho plástico reciclable de economías más desarrolladas desde 2018, cuando China interrumpió muchas importaciones de ese material, muchas de sus empresas de reciclaje se mudaron a Malasia y redirigieron grandes cantidades de esos residuos a los basureros malasios sin permiso.

Varios países del sudeste asiático sufren el mismo problema y en los últimos meses también han enviado de vuelta desechos no deseados e importados con irregularidades. Indonesia se deshizo de cientos de contenedores y Filipinas devolvió una gran carga de basura a Canadá.

Para aquellas personas que buscan una oportunidad que les permita salir de la rutina, posiblemente una tentadora oferta de trabajo en una remota isla de Irlanda podría ser una excelente opción. El departamento de turismo de Great Blasket Island ha publicado recientemente un anuncio en el que busca a dos personas dispuestas a mudarse allí por seis meses con todos los gastos de permanencia pagados.
"Se busca una pareja o un par de amigos que se encarguen de gestionar el hotel y la cafetería de la isla. Desde el 1 de abril hasta octubre de 2020 con alojamiento y comida incluidos", señala la publicación en Twitter.
Aunque de entrada no se menciona el salario, la oferta sigue siendo tentadora para muchos. La isla, escasamente poblada, se ubica al suroeste de la costa irlandesa y cuenta con espectaculares paisajes de montaña, restos prehistóricos, abundante vida marina y una rica flora y fauna.
Recursos limitados
Sin embargo, es probable que esta oferta no sea apta para todos. Las autoridades advierten a los turistas que el agua potable allí es limitada, por lo que sugieren que lleven consigo su propia agua para uso personal.
El sitio además se encuentra desconectado de la red de electricidad, no existe wifi ni duchas de agua caliente. La encargada de esta vacante, Alice Hayes dijo a la emisora irlandesa RTE que tan solo una pequeña turbina eólica ayuda a generar energía suficiente para realizar algunas actividades básicas.
"Es intenso y duro, pero es un puesto único", afirmó Hayes. "Es volver a lo básico: fuegos, velas, estufas, vida salvaje y naturaleza", describió.
Los candidatos ideales también deben tener buena condición física, además de excelentes habilidades de comunicación con las personas. "Ningún día es igual", agregó Hayes.
El anuncio ya ha atraído la asombrosa cantidad de 23.000 solicitudes provenientes de todas partes del mundo, según RTE.

Este domingo 75 reclusos se fugaron de una cárcel en Paraguay. El centro penitenciario está ubicado en San Pedro Juan Caballero, una ciudad limítrofe con Brasil, por esta razón las autoridades sospechan que algunos de los prófugos hayan escapado al país vecino. Esta fuga ha puesto a la Policía paraguaya en alerta máxima ya que los prófugos son de alta peligrosidad.

baño

Los presos se fugaron por el baño

Militares estaban a 100 metros, pero no sospecharon ni vieron algo

El ministro de Defensa, Bernardino Soto Estigarribia, defendió a los militares que hacían la custodia del perímetro de la cárcel de Pedro Juan Caballero y sostuvo que ellos “no tienen atribución para la identificación de las personas que entran y salen”. El puesto de vigilancia de los efectivos estaba a solo 100 metros del túnel por el que se fugaron 76 presos.

El titular de esta cartera de Estado no supo responder por qué los militares no se percataron de la fuga. Cabe destacar que el puesto de vigilancia de los militares está a solo 100 metros de la salida del túnel. “Lamentablemente, este hecho afecta a los efectivos militares. Tenían una responsabilidad de cobertura externa. Vamos a ver y corregir lo que se tenga que corregir para seguir cumpliendo”, expresó.

pozo

Los delincuentes escaparon por éste pozo

Despliegue militar en Paraguay tras la fuga de presos

El gobierno de Paraguay anunció un aumento del despliegue militar y policial alrededor de las cárceles que alojan presos pertenecientes a la organización criminal brasileña Primer Comando de la Capital (PCC), después de que 76 de ellos escaparan este domingo de un penal cercano a la frontera con Brasil.

Lo anunció la ministra de Justicia, Cecilia Pérez, tras una reunión del Consejo de Seguridad del gobierno, a la que asistieron el presidente Mario Abdo Benítez y varios ministros.