fbpx

La Biblioteca Pública De Las Misiones presenta una versión actualizada (la tercera) del Manual de Procedimientos del Área Procesos Técnico, a través de un conversatorio abierto al público. Será por Facebook Live, el próximo miércoles 14 de octubre a partir de las 10.

Se trata de una herramienta práctica para los bibliotecarios que estandariza, normativiza y optimiza su hacer cotidiano, respecto del procedimiento a seguir con los libros que ingresan a la Institución. La cuarentena (en este caso y como muchos otros), permitió gestionar el tiempo para culminar un proceso de trabajo exhaustivo y minucioso, previa planificación del área.

Las tareas de la misma comprenden desde la selección y adquisición de los materiales hasta las tareas técnicas; las que siguen unos procedimientos bien específicos sobre el material bibliográfico: selección y adquisición del material, revisión, sellado, inventario, análisis documental (formal y de contenido), mantenimiento y control de calidad en base de datos, preparación física de los materiales, ordenamiento en las estanterías. Pasos previos y necesarios hasta llegar a la ubicación del libro en el estante; es decir, disponibles al usuario.

Para ello el Manual de procedimientos constituye una herramienta basal de la biblioteca. Sirve de guía para el profesional bibliotecario y su equipo de trabajo. En él se detallan acciones, consensuadas, para unir criterios de trabajo. Asimismo, plasma la política de la institución, dejando asentada la manera de trabajar, tanto a corto como a mediano plazo.

Es un documento que requiere de una actualización frecuente; siendo ésta la tercera versión actualizada de la BPM, con una extensión –hasta ahora- de 73 páginas. Existen diferentes Manuales de procedimiento en todo tipo de Biblioteca, que operan como guías para el buen funcionamiento, por ejemplo: personal, servicios y productos, equipamiento y soporte técnico, ambientación y seguridad, etc. Lo que se presenta el próximo miércoles, es el Manual de procedimientos del Área Procesos Técnicos, para el tratamiento de libros.

El equipo de redacción estuvo conformado por el personal del área, con el asesoramiento de la Prof. Mirta Miranda (UNaM). La presentación pública y virtual del Manual estará a cargo de las autoridades, por Facebook Live, el miércoles 14 a las 10.

El Gobierno provincial anunció en la mañana la puesta en marcha del Ahora Estudiantes para sumar a un nuevo sector a los programas de beneficios que lleva adelante a través de los Ahora. Se trata de brindar la posibilidad de abonar en 12 cuotas sin intereses y reintegro del 20 por ciento para el pago de cuotas, matrículas y deudas que se haya generado con las entidades educativas privadas en sus diferentes niveles. Se trata un programa único en el país que propone acompañar a las instituciones y a las familias misioneras.

1 Presentación de Ahora Estudiante

Esta mañana el gobernador Oscar Herrera Ahuad realizó el lanzamiento del Ahora Estudiantes. Un programa que permitirá a las familias misioneras abonar la matricula, la cuota o deuda que tengan con las instituciones educativas de gestión privada, de los diferentes niveles, en hasta en 12 cuotas sin intereses y con un reintegro del 20%. También se aplicará este beneficio en universidades y jardines maternales. El programa estará vigente desde el 1 de noviembre al 31 de diciembre de este año.

 

Al respecto Herrera Ahuad indicó que se trata de un programa que busca acompañar a los misioneros que cursan sus estudios en institutos educativos de gestión privada en Misiones. Y fundamentó su puesta en marcha “teniendo en cuenta las dificultades que se han suscitado a lo largo de estos meses en lo que tiene que ver con las cuotas de los diferentes niveles educativos en la provincia dentro del sector privado. Es la posibilidad de que puedan abonar las mismas y tener un beneficio de reintegro y poder ponerse al día en caso de que se haya generado deuda”, explicó.

3 Presentación de Ahora Estudiante

En otro orden solicitó a las instituciones educativas que se adhieran al programa para hacer más amplio el abanico de beneficiarios. “Es fundamental que las instituciones adhieran al programa para que se benefician todas las familias misioneras que hoy tienen a sus hijos estudiando en diferentes niveles educativos. El éxito del programa depende por un lado del desembolso que realiza la provincia, pero también de que las instituciones privadas acompañan esta medida”, resaltó respecto del programa que entrará en vigencia a partir del 1° de noviembre. La idea es que durante este tiempo las instituciones tengan la posibilidad de adherirse para que a partir del 1ro de noviembre se pueda trasladar los beneficios a la familia misionera.

Además, la medida apunta a dar respuesta a una cuestión que ha generado mucha preocupación durante este año, que tiene que ver con el sostén económico de las instituciones educativas de gestión privada y demuestra la vocación del gobierno de que ningún misionero se quede fuera del sistema educativo. En esta línea el Gobernador reconoció el esfuerzo que están haciendo la familia, los estudiantes y las instituciones. “Se trata de un programa único en Argentina porque queremos que nuestros jóvenes se sigan formando y aliviar la situación económica difícil que viven todas las familias misioneras por eso queremos darle esta oportunidad”.

Por su parte la presidenta de la Asociación de Institutos Privados de Educación de Misiones (AIPEM), Delicia Olivera, explicó que la medida se trata de un alivio para la difícil situación que atraviesan. “Veníamos hablando porque entendemos que esta posibilidad es para familias, pero también para las instituciones. Para que podamos seguir manteniendo nuestra matrícula” explicó al tiempo que insistió en que se trata una medida única en el país que pone a Misiones nuevamente en la vanguardia de las políticas que acompañan y sostienen la actividad económica en la provincia.

Durante la presentación del programa acompañaron al Mandatario provincial los ministros de Hacienda, Adolfo Safrán y de Educación, Miguel Sedoff; el presidente del CGE, Alberto Galarza; la presidenta del AIPEM, Delicia Olivera y el gerente del Banco Macro Miguel Ayala.

La Junta de Clasificación y Disciplina Rama Secundaria y Superior comunica a los docentes, Profesores en Educación de la UNAM que desde el Martes 13 de octubre y hasta el último día del mes, de manera excepcional por la situación de la pandemia del COVID 19, se habilitará una mesa de entrada en el acceso al organismo para recepcionar la planilla de inscripción para Interinatos y Suplencias en el Padrón del Año 2021, según lo establecido por Anexo de Título vigente. Se atenderán todas las medidas de bioseguridad pertinentes. Se recepcionarán las inscripciones en el horario de 8 a 12 hs.

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, propuso que en la reunión "se pueda votar y construir consensos".

El Consejo Federal de Educación, que integran los 24 ministros de todo el país, definirá este jueves si autoriza o no la vuelta a las actividades educativas no escolares para alumnos que concluyan el nivel primario o secundario o los que no hayan tenido contacto con la escuela durante los meses de suspensión de clases presenciales por la pandemia de coronavirus.

En este universo de alumnos se incluye sólo a los que habitan las grandes urbes con más de 500.000 habitantes.

En la reunión los ministros debatirán acerca de los nuevas guías epidemiológicas y su adecuación en cada provincia y que, con un alcance alto, moderado o bajo, les permitirá abrir las escuelas específicamente para un grupo determinado de alumnos, aunque la decisión final sobre la vuelta a clases presenciales las tomarán cada gobernador, informaron voceros de la cartera educativa.

Los ministros llegan a esta reunión luego de haber mantenido dos encuentros, el primero fue el martes en el que se inició el debate sobre la adecuación a cada provincia de los índices sobre la base de una guía elaborada por el Ministerio de Salud de la Nación.

Esa guía será la base sobre la cual se elaborarán los índices que copiarán los difundidos por la CDC de los Estados Unidos, adaptados a la realidad local.

En tanto este miércoles los equipos de salud de cada una de las provincias, se reunieron con los de Nación para "analizar las variables existentes en cada jurisdicción en torno a la aplicación de estos índices para saber que elementos tomar que se adecuen a sus realidades", detallaron los voceros.

La idea de que se califique a una provincia con riesgo alto no se autorizaría la vuelta a clases presenciales, riesgo medio sólo en algunas escuelas y riesgo bajo la vuelta progresiva a las aulas.

Fuentes del Ministerio de Salud dijeron que en la reunión con los epidemiólogos de cada una de las provincias se busco establecer una "radiografía completa de cada provincia" en el que se incluyó un cuestionario con detalles cualitativos y cuantitativos sobre la eventual respuesta ante un brote de coronavirus.

En este aspecto se reflejaron detalles de densidad poblacional, infraestructura edilicia de las escuelas y capacidad de respuestas del sistema sanitario y educativo en cada una de las provincias ante un eventual brote por la apertura de las escuelas.

Esta radiografía pretende determinar tres niveles de guías, alto, media y bajo, ya que dos provincias distintas "pueden tener un nivel bajo de circulación cero una capacidad de respuesta distinta, tanto educativa como sanitario, frente a un eventual brote".

"Buscamos establecer el grado de actuación que tendrá cada provincia pero la decisión final sobre la apertura de las escuelas la toma cada gobernador y, en esa decisión, se hace responsable ante un eventual brote que surja por la apertura de la escuelas" . dijeron las fuentes.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, propuso que este jueves "se pueda votar y construir consensos".

"Hubo un consenso en establecer un indicador objetivo que marque y permita dar claridad en la toma de decisión, que es parte de la respuesta importante que tiene que dar el sistema educativo", añadió Trotta en declaraciones a radio Mitre.

Según explicó, se trata de "un indicador que establece poco riesgo, riesgo intermedio o riesgo alto y tiene distintas variables: una relacionada a los contagios en los últimos 14 días comparados a los 14 días anteriores; qué tipo de circulación hay, si es comunitaria o son casos importados; y el estado de respuesta del sistema sanitario".

"El índice va a permitir mayor claridad, que va a estar atada a las condiciones para el regreso, ya que es un proceso que puede también tener idas y venidas", advirtió.

En tanto, Trotta aclaró que "no se está discutiendo la vuelta a clases en la Ciudad de Buenos Aires, ya que no están dadas las condiciones".

"Lo que plantea el Gobierno porteño son actividades de revinculación socioeducativas. Lo que se está discutiendo es para actividades que se pueden hacer con riesgo medio; si la Ciudad logra cumplir con ese índice se van a poder desplegar para los 6.500 chicos desvinculados y para los que están terminando el primario y secundario", explicó.

Los ministros de Educación concordaron de forma unánime que el retorno a las aulas sea progresivo y basado en un semáforo epidemiológico. También confirmaron las actividades de revinculación en espacio abiertos.

El Gobierno nacional, por medio del Consejo Federal de Educación, autorizó este jueves el retorno gradual de las clases presenciales y las provincias de todo el país podrán determinar la apertura de las escuelas basadas en un índicador epidemiológico.

Tras una extensa reunión entre los 24 ministros de Educación de cada una de las jurisdicciones, se acordó unánimemente el uso del semáforo de circulación del coronavirus Covid-19 para fundamentar el regreso "de forma progresiva y escalonada aplicando los protocolos aprobados en el mes de julio", explicó el titular de la cartera educativa nacional, Nicolás Trotta, en su cuenta de Twitter.

El indicador está dividido en alcance alto, moderado y bajo el nivel circulación del virus, lo que utilizarán los distritos como guía para permitir o no abrir los establecimientos, siempre con presencialidad limitada y bajo el cumplimiento del protocolo sanitario aprobado en el mes de julio.

Es decir, si se clasifica a una provincia con riesgo alto no se autorizará la vuelta a clases presenciales; en el caso de riesgo medio sólo se podrá regresar en algunas escuelas y cuando el riesgo sea bajo habrá una vuelta progresiva a las aulas

También, las autoridades establecieron el desarrollo de actividades en espacios abiertos y de no más de 10 alumnos a la vez destinadas a la revinculación, como podrán ser propuestas artísticas, deportivas, de apoyo escolar, entre otras.

Asimismo, se remarcó que la toma de decisiones debe ser abordada por cada autoridad provincial de manera multidisciplinaria y sin desobedecer las nueve condiciones impuestas por los especialistas de salud.

Estos requisitos contemplan contar con representantes de educación en el Comité Operativo de Emergencia (COE) para la toma de decisión del reinicio de actividades, evaluar la forma de traslado del alumnado y los docentes, y el abordaje de estrategias para estudiantes convivientes de personas con factores de riesgo, entre otros.

"Somos promotores del regreso a las aulas, siempre garantizando el cuidado de la salud y, por ello, nos hemos preparado desde el inicio para volver a reencontrarnos con nuestras niñas, niños y adolescentes", señaló el ministro Trotta.

La evolución de la pandemia por COVID-19 es muy dinámica y requiere, constantemente, adoptar nuevas medidas que permitan minimizar los riesgos de convivir con el virus. La toma de decisiones debe ser abordada de manera multidisciplinaria, por cada una de las jurisdicciones, teniendo en cuenta las condiciones y cumplimiento previo de los 9 puntos - elaborados por los especialistas de salud - que a continuación se enuncian:

1) Contar con representantes de educación en el Comité Operativo de Emergencia (COE) para la toma de decisión del reinicio de actividades.
2) Evaluar la forma de traslado que utilizarán los niños, las niñas, docentes y no docentes, para asistir a los establecimientos.
3) Contemplar la situación habitacional o niveles de hacinamiento de los niños, niñas y docentes y planificación de acciones preventivas.
4) Instruir adecuadamente al personal docente y no docente acerca de los protocolos que deben seguirse para minimizar los riesgos de transmisión durante el tiempo de permanencia en la institución, con planificación de monitoreos permanentes.
5) Tener los procedimientos detallados sobre cómo actuar ante la aparición de un caso sospechoso y/o confirmado de COVID-19 en la escuela.
6) Articular entre las carteras de salud y educación local para la detección de casos sospechosos, procurar la realización del diagnóstico de laboratorio a fin de dar una respuesta rápida y realizar el rastreo de contactos estrechos y su monitoreo.
7) Poseer un sistema integrado de trabajo intersectorial que permita identificar y dar seguimiento a problemáticas complejas como violencia, patologías de la salud mental, trabajo infantil, dificultades de los hogares para realizar aislamientos en caso de ser necesarios, entre otras.
8) Considerar estrategias para aquellos niños y niñas con factores de riesgo que no puedan asistir de manera presencial.
9) Abordar estrategias para aquellos niños y niñas convivientes de personas con factores de riesgo.
Indicadores Epidemiológicos

Estos indicadores se articulan con los 9 puntos anteriormente expresados, debe analizarse la situación en general y los indicadores por si solos no determinan el estado de la situación.

 

La vuelta a clases presenciales progresiva solo será posible en los distritos que registren bajo riesgo y deberán cumplirse los 9 puntos enunciados y las condiciones institucionales y sanitarias previstas en el protocolo marco aprobado el 2 de julio. En relación a las actividades de revinculación, serán posibles en aquellas zonas que presenten un grado de riesgo medio.

Quiénes participaron de la decisión

Por parte de la cartera educativa nacional participaron el jefe de Gabinete, Matías Novoa Haidar; el director Ejecutivo del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), Diego Golombek; la secretaria de Evaluación e Información Educativa, Gabriela Diker; el secretario de Cooperación Educativa y Acciones Prioritarias, Pablo Gentili; la secretaria del Consejo Federal de Educación, Marisa Díaz; la subsecretaria de Educación Social y Cultura, Laura Sirotzky; la subsecretaria de Gestión Educativa y Calidad, Verónica Piovani; el subsecretario de Gestión Administrativa, Tomás Liendo y la Directora Ejecutiva del Insitituto Nacional de Formación Docente, Mercedes Leal.

También asistieron las ministras y ministros de educación de las 24 jurisdicciones: la directora General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, María Agustina Vila; el ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de Catamarca, Francisco Gordillo; la ministra de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, María Soledad Acuña; la ministra de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de Chaco, Daniela Torrente; y el ministro de Educación de Chubut, Andrés Meiszner.

Así como la viceministra de educación de Córdoba, Delia Provinciali, la ministra de Educación y Cultura de Corrientes, Susana Benítez; el presidente del Consejo General de Educación de Entre Ríos, Martín Müller; la ministra de Educación de Jujuy, Isolda Calsina; el ministro de Cultura y Educación de La Pampa, Pablo Daniel Maccione; el ministro de Educación, Ciencia y Tecnología de La Rioja, Ariel Martinez; el director General de Escuelas de Mendoza, José Manuel Thomas; el ministro de Cultura y Educación de Misiones, Miguel Sedoff; la ministra de Educación de Neuquén, Cristina Storioni; y la ministra de Educación y Derechos Humanos de Río Negro, María de las Mercedes Jara Tracchia.

Fueron partícipes, además, el ministro de Educación de Salta, Matías Cánepa; el ministro de Educación de San Juan, Felipe De Los Ríos; el ministro de Educación de San Luis, Pablo Andrés Dermechkoff; la presidente del Consejo Provincial de Educación de Santa Cruz, María Cecilia Velázquez; la ministra de Educación de Santa Fe, Adriana Cantero Llanes; la ministra de Educación de Santiago del Estero, Mariela Nassif; la ministra de Educación de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Analía Cubino; y el ministro de Educación de Tucumán, Juan Pablo Lichtmajer.

También participaron los representantes del Consejo de Universidades, Delfina Veiravé y Rodolfo De Vincenzi. Participaron los cinco gremios docentes con representación federal: CTERA, UDA, AMET, SADOP y CEA.

Este parámetro, incluido en una guía elaborada por el Ministerio de Salud de la Nación, será debatido en la tarde de este miércoles en una nueva reunión virtual de funcionarios de Salud y Educación de la Nación y de todas las provincias.

Los Ministerios de Educación de la Nación y de todas las provincias adoptaron el martes un criterio de "bajo riesgo" epidemiológico y "adecuado a cada provincia" para la vuelta a clases presenciales en las grandes urbes que reemplazará al que estipulaba un nivel mínimo o nulo de contagios para definir el regreso a las aulas.

Este parámetro, incluido en una guía elaborada por el Ministerio de Salud de la Nación, será debatido este miércoles a partir de las 15 en otra reunión virtual de funcionarios de Salud y Educación de la Nación y de todas las provincias.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, manifestó: "Pusimos a consideración, en respuesta a la genuina preocupación de la comunidad educativa, alternativas para la revinculación y el acompañamiento a estudiantes, el retorno de últimos años de primaria y secundaria y el cierre escolar del año".

Indicó que esto deberá ser considerado "por cada una de las jurisdicciones, y de existir consenso, deberán luego serán tratadas en el seno del Consejo Federal de Educación".

Durante la reunión, los ministros "exteriorizaron la enorme diversidad de realidades de situación epidemiológica en sus regiones o provincias", indicó la cartera educativa nacional en un comunicado.

Esto reafirma "la multiplicidad de características que presenta nuestro país, lo que requiere de parámetros de decisión objetivos que permitan que cada una de las jurisdicciones sostengan la continuidad educativa, garanticen el derecho a la educación, y cuiden la salud de la comunidad", precisó el texto.

Además, se trataron "las propuestas de protocolos para los institutos de formación docente y las instituciones de educación técnico profesional".

De esta forma, los ministros avanzaron en promover la vuelta a las clases presenciales para los alumnos que finalizan los ciclos de primaria y secundaria y los que no tuvieron ningún contacto con la escuela durante la pandemia y que viven en las urbes de más de 500.000 habitantes.

Los funcionarios mantuvieron reuniones virtuales con el ministro de Salud Ginés González García y el de Educación Nicolás Trotta a quienes le relataron las realidades que atraviesan en sus localidades y los mecanismos que se deberían adoptar para volver a las clases presenciales en los grandes conglomerados.

Las actividades escolares que se desarrollarían y la elaboración de un indicador epidemiológico son los aspectos que se terminarán de definir este miércoles, cuando los equipos educativos de cada una de las provincias se reúnan con los de salud de cada jurisdicción para terminar de delinear un protocolo para cada uno de estos conglomerados que incluye a la Ciudad de Buenos Aires.

Las diferentes provincias debatieron diversas propuestas de revinculación de los alumnos con la escuela en el caso de los que no las han tenido desde marzo pasado, cuando se suspendieron las clases presenciales.

Incluyeron además a los alumnos que finalizan los ciclos tanto primario como secundario, para quienes también el Ministerio de Educación previó que realicen un módulo especial, entre febrero y abril del año que viene, con el fin de que terminen de cerrar ese ciclo.

Las actividades educativas no escolares que se debaten realizar en las grandes urbes son aquellas relacionadas con las actividades artísticas, deportivas, y recreativas, entre otras en espacios abiertos y habilitar acciones en las escuelas con estudiantes del último año de primaria y secundaria junto a sus familias.

"No hace falta la vacuna para volver a clases pero tiene que haber datos objetivos que nos permitan dar pasos seguros", dijo Trotta antes de ingresar a la reunión.

El 2 de julio pasado la cartera educativa nacional elaboró un protocolo marco para el regreso seguro a clases en aquellas regiones del país que la situación epidemiológica lo permitiera.

Tras una reunión entre las autoridades educativas de la Ciudad de Buenos Aires y del Ministerio de Educación de la Nación se avanzó en la idea de elaborar un índice epidemiológico para estas grandes urbes que, de otra manera, en ningún modo iban a poder alcanzar un nivel bajo o nulo de circulación del virus antes de fin de año, tal como refiere el protocolo.

Este índice propone niveles bajo, mediano o alto para clasificar los lugares o regiones que cuentan con mayor o menor peligro de que las actividades escolares sean propagadoras del virus.

"En todas las provincias que regresamos pusimos prioridad en los que terminan nivel como ocurrió en la provincia de San Luis o en Formosa que ya lleva más de un mes de dictado de clases presenciales", afirmó Trotta.

Al momento, las provincias que han regresado y pudieron sostener la reapertura de escuelas son La Pampa, Formosa y San Luis, mientras que en San Juan Catamarca y Santiago del Estero se dieron pasos en el retorno pero tuvieron que dar marcha atrás por el aumento de casos que, si bien no se relacionó a las instituciones educativas, hicieron pasar a Fase 1 a los distintos territorios provinciales.