Pity Martínez, en el primer tiempo, y Scocco, nada más salir en el segundo, le dieron el triunfo a River ante un Boca descentrado. Mal Vigliano, al que le pidieron cuatro penales.
River Plate ganó el partido en la Bombonera que fue a buscar. Los de Gallardo tuvieron el funcionamiento y las ideas, especialmente en la primera parte porque Boca los dejó jugar. La ausencia de Gago, quien no estaba al ciento por ciento, gravitó en los de Barros Schelotto que dependieron casi exclusivamente de sus individualidades, en especial de los desbordes de Pavón.

Most Read

  • Semanal

  • Mensual

  • Todos