fbpx

Aunque los números oficiales indican que el candidato del Partido Nacional le habría ganado la segunda vuelta al Frente Amplio, la diferencia es mayor a la cantidad de los votos observados.
Con una diferencia mínima y mucho menor a la esperada se adelanta en la segunda vuelta de las presidenciales de Uruguay Luis Lacalle Pou (Partido Nacional) frente a Daniel Martínez (Frente Amplio). Pero la diferencia es muy pequeña como para dar una definición y la Corte Electoral dijo que habrá que esperar hasta el viernes para saber el resultado final.

Hasta el momento, con el 100 % de los votos escrutados, el candidato por el Partido Nacional tiene una leve ventaja al imponerse con el 48,70 % ante Daniel Martínez, del Frente Amplio, quien ha conseguido el 47,50% de los votos.

Según la Corte Electoral, la diferencia es de 29.695 votos mientras hay unos 34.573 votos observados. Se trata de aquellos votos en los que por diferentes motivos haya que reconfirmar que sean válidos (dudas sobre identidad, padrón, o circuito correspondiente). Y como la diferencia entre uno y otro candidato es menor a la cantidad de votos observados, habrá que esperar a ese análisis pormenorizado.

Si el resultado se confirmara, Uruguay daría un giro hacia la derecha después de 15 años del progresismo en el poder: el FA gobernó desde 2005 entre Tabaré Vázquez (2005 a 2010 y 2015 a 2020) y José 'Pepe' Mujica (2010 a 2015).

Reacciones
El primero en hablar fue Martínez. Entre gritos de "acá no se rinde nadie", el candidato del Frente Amplio salió a dirigirse a los ciudadanos y ciudadanas que esperaban con banderas sobre la Avenida 18 de Julio. Anunció que habrá que esperar hasta el viernes y reflexionó: "Lo que sí nos deja esta elección es (...) que tenemos la tarea histórica de buscar los entendimientos y las construcciones que nos permitan pensar en un solo Uruguay, gobernar para la gente". Además, opinó: "Se demostró que no alcanzan los acuerdos entre cuatro paredes".

Minutos después, Lacalle Pou salió a su escenario (sobre Bulevar Artigas) con mucha más calma. "Saben que nosotros hacemos política a corazón abierto", dijo. Luego criticó a Martínez por no reconocer su triunfo: "Lamentablemente el candidato del gobierno no nos ha saludado". Por último, calificó la semana que viene como "inédita" y dijo que prometerá con lo cumplido.

Los candidatos
Lacalle Pou tiene 46 años, es abogado y ha hecho su carrera política como senador y diputado. Eshijo de Luis Alberto Lacalle, presidente de Uruguay entre 1990 y 1995. Es de centro derecha y logró armar lo que se conoce como la 'coalición multicolor' uniendo al Partido Nacional con el Partido Colorado, el espacio Cabildo Abierto, el Partido de la Gente y el Partido Independiente.
Todos firmaron el "Compromiso por el País" que, entre otras cosas, promete: declarar formalmente la emergencia nacional en seguridad pública, reformar de los estatutos del personal docente, eliminar la obligación financiera, disminuir el gasto público y eliminar el déficit fiscal.

Martínez, por su parte, tiene 62 años, es ingeniero y fue intendente de Montevideo hasta abril, cuando dejó para dedicarse a la campaña. Hasta último momento llamó a los uruguayos a hacer un 'maracanazo', en referencia a la hazaña de la selección uruguaya que en 1950 dio vuelta la final de la copa del mundo ante Brasil en Río de Janeiro.

Jornada democrática
La jornada de votación empezó a las 8 de la mañana y se pudo asistir a los 7122 circuitos electorales. Fueron 2.699.877 los uruguayos y uruguayas habilitados para sufragar. Se calcula que el 90% participó de los comicios.

El presidente Tabaré Vázquez votó en la mañana y en declaraciones a medios locales confirmó que el Gobierno prepara la transición hace tres meses. También prometió que saludará al ganador, sea quien fuere. Además analizó: "El desafío del próximo gobierno será mantener los equilibrios sociales políticos y económicos que hoy el Uruguay tiene".

A las 19:30 cerraron las mesas y desde 20:30 se empezaron a dar a conocer algunos sondeos no oficiales. Desde entonces, la tensión fue total: durante horas se mantuvo el título de "empate técnico" porque la diferencia entre uno y otro no era mayor a los votos observados.
Polémica pre-electoral
Un día antes de la veda, en Uruguay estalló una tensión que venía en aumento. El ex candidato a presidente por Cabildo Abierto y General retirado Guido Manini Ríos publicó un video en redes en el que llamaba a las Fuerzas Armadas a no votar al Frente Amplio: "En estos días vemos que aquellos que desde el gobierno sistemáticamente han atacado a la institución armada hoy les piden su voto", destacaba Manini Ríos.

En las mismas horas se conoció una potente editorial de una revista editada por militares retirados del Centro Militar en la que se llamaba a a cerrarle el paso "al comunismo, la ideología de género y la inseguridad".
Además, agregaban: "El próximo domingo hay que sellar el camino de un nuevo amanecer. El Marxismo debe empezar a ser definitivamente extirpado del horizonte de nuestro destino nacional", se lee.

Ante esto, el Frente Amplio emitió un comunicado en el que rechaza el mensaje que el líder de Cabildo Abierto envió a las Fuerzas Armadas y también la editorial.

El comunicado finaliza con una frase del fundador del Frente Amplio, Líber Seregni, que reza: "Fuimos, somos y seremos una fuerza constructora, obreros de la construcción de la patria del futuro que soñamos".

En la primera vuelta, el FA había ganado con un 39% de los votos, mientras Lacalle Pou había obtenido un segundo lugar con 28.62%.

 

Most Read

  • Semanal

  • Mensual

  • Todos