fbpx

El mandatario mexicano rechaza así al apoyo con armamento ofrecido por su homólogo estadounidense tras el asesinato de nueve miembros de una misma familia en el norte de México.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo este martes que sus país no necesita "la intervención de gobiernos extranjeros", en referencia al apoyo con armamento ofrecido por su homólogo estadounidense, Donald Trump, tras el asesinato de una familia mormona.

"Somos un país libre y soberano, entonces no puede intervenir otro gobierno en nuestro territorio si no existe un acuerdo de cooperación, y desde luego la solicitud expresa de nuestro gobierno", señaló en rueda de prensa López Obrador.

Trump ofreció su apoyo México para librar juntos una "guerra" contra los cárteles de la droga, a raíz de la emboscada y asesinato de nueve miembros de una familia entre los estados fronterizos de Sonora y Chihuahua, en el norte de México, y que tenían doble nacionalidad, mexicana.

El mandatario estadounidense apuntó que a pesar de que López Obrador ha hecho su parte para contener la violencia de los cárteles de la droga, el país ha quedado rebasado en su capacidad frente a los criminales.

"Actuar con independencia"
"Agradecemos mucho, mucho, al presidente Trump y a cualquier gobierno extranjero que quiera cooperar, pero en estos casos nosotros tenemos que actuar con independencia y de conformidad con nuestra Constitución y con nuestra tradición de independencia y de soberanía", contestó el presidente mexicano.

Asimismo, afirmó que "en las relaciones entre México y EE.UU. hay cooperación, sin embargo, es un asunto que nos corresponde a nosotros atender, al Gobierno de México".

López Obrador no cerró la puerta a la cooperación con el Gobierno de EE.UU. y explicó que tras la conferencia de prensa se pondría en contacto con su homólogo estadounidense. "Voy a hablar con el presidente Trump para agradecerle su apoyo y ver si en los convenios de cooperación hay posibilidad de que se pueda contar con ayuda en el caso de que se necesite, y en el marco de la legalidad internacional vigente y de los acuerdos bilaterales", destacó el presidente, aunque volvió a reiterar que "no será necesario".

"Que haya justicia"
"Es una desgracia lamentable, porque pierden la vida niños inocentes y se va a hacer lo que en estos casos corresponde y es nuestra obligación. Recoger toda la información para ver las causas y detener a los culpables, que haya justicia", aseveró el presidente, quien mandó un "abrazo" a "toda la familia y a todos los afectados, a los familiares de las víctimas". "Nuestro compromiso es hacer lo que nos corresponda para que haya justicia", volvió a repetir.
Las nueve personas asesinadas, entre ellas varios niños, eran miembros de la familia mormona LeBarón, que se estableció en regiones aledañas al municipio de Janos hace más de 90 años. Según informó el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, integrantes del crimen organizado tirotearon contra la caravana de camionetas en la que viajaban.

Esta familia cobró notoriedad en México cuando en 2009 uno de sus integrantes, Julián LeBarón, se convirtió en activista después de su hermano Benjamín fuese secuestrado y asesinado por el crimen organizado. Posteriormente, otro de sus hermanos, Erick, también fue secuestrado, pero la familia se negó a pagar un rescate.

Julián LeBarón se sumó al Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, un movimiento de víctimas de la violencia fundado por el poeta Javier Sicilia tras el secuestro y asesinato de su hijo en el estado de Morelos.

Most Read