Florence avanza peligrosamente. Las autoridades han dado la orden de evacuación a un millón y medio de posibles damnificados en los cinco Estados declarados en situación de emergencia, incluidos Maryland y Washington DC.
 
El ojo del huracán de categoría 4 sobre 5 está ya a poco más de mil kilómetros de la costa de Estados Unidos. Se prevé que toque tierra a primera hora del viernes, afectando principalmente a Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia. En este momento avanza a 28 kilómetros por hora en dirección oeste-noroeste.
 
Los cinco millones y medio de personas que viven en la zona ya se preparan con provisiones y materiales para protegerse.
 
Con vientos máximos sostenidos de 220 kilómetros por hora, el huracán Florence amenaza con consecuencias catastróficas. El Centro Nacional de Huracanes prevé que el ciclón se intensifique en las próximas horas y se mantenga como extremadamente peligroso hasta que empiece a perder fuerza una vez que llegue a la frontera entre las dos Carolinas.
 
La virulencia de Florence requerirá de una recuperación a largo plazo, aseguran los expertos. Dejará daños masivos, inundaciones y cortes de energía.

Most Read