La presión fue tal que el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, no tuvo otro remedio que renunciar, un día antes de que el Congreso dominado por el fujimorismo votara una moción de destitución por sus lazos con la brasileña Odebrecht, tras la supuesta compra de votos para salvarlo en diciembre.

 
La información fue dada a conocer por medios peruanos. En este escenario, la Constitución establece que el primer vicepresidente Martín Vizcarra asuma el cargo. La segunda vicepresidenta y jefa de la PCM, Mercedes Aráoz, adelantó antes de conocerse los videos que renunciaría al cargo en caso de que el presidente en el caso de que se haga efectiva la renuncia de PPK.
En la víspera, la agrupación Fuerza Popular dio a conocer una serie de videos en que los parlamentarios Guillermo Bocángel y Bienvenido Ramírez ofrecen a su colega de Fuerza Popular, Moisés Mamani, obras a cambio de votar en contra de la destitución de Kuczynski.
 
Kuczynski se salvó de ser destituido el 21 de diciembre último en una votación similar a la que se celebraría mañana gracias a la ausencia en el parlamento del bloque de izquierda Nuevo Perú y también a la abstención de Kenji Fujimori y otros nueve congresistas fujimoristas que no votaron a favor como el resto de su bancada de entonces, Fuerza Popular.
 
Tres días después, el mandatario indultó al expresidente Fujimori y le eximió de la condena de 25 años de prisión que cumplía por delitos de lesa humanidad, tal y como previamente le había solicitado Kenji, quien renunció junto a los otros congresistas disidentes del fujimorismo y se posicionaron a favor de Kuczynski.
 
El mandatario quedó envuelto en la trama de sobornos que la constructora brasileña Odebrecht pagó en la región para obtener licitaciones de obra pública, motivo central de su pedido de destitución.
 
Fuente: medios digitales

Latest News

Most Read

  • Semanal

  • Mensual

  • Todos