fbpx

El equipo no pudo repetir la actuación brillante que tuvo ante San Lorenzo, pero cuando acomodó las piezas, borró de la cancha a los colombianos.

El éxito de Boca se prolongó en la Copa Libertadores y, a pesar de no cumplir un papel sobresaliente, fue contundente en el segundo tiempo para derrotar 3-0 a Deportes Tolima de Colombia.

Boca no pudo ofrecer la misma superioridad que mostró ante San Lorenzo en el comienzo del juego y, si bien tenía la posesión de la pelota, no era tan profundo. Los hombres con mayor capacidad ofensiva tenían marca constante y no encontraban espacios necesarios para maniobrar. Los que quedaban libres eran los de menor característica de ataque (López, Izquierdoz, Nández y Marcone), y Boca sentía la ausencia de futbolistas como Zárate y Tevez.

Tolima presentó un plan inteligente y lo cumplió a la perfección. Encima, cuando recuperaba la pelota, salía rápido de su campo y encontraba mal ubicada a la defensa local. Los colombianos tuvieron una opción para convertir muy rápido: Albornoz le dio de media vuelta y la pelota pasó cerca del palo. Enseguida, Tolima se encontró con otra ocasión de peligro, y en este caso el que probó al arco fue Banguero, quien provocó que la pelota rozara el poste luego de desviarse en un defensor. Boca llegó por primera vez al arco rival a los 34 minutos, con un cabezazo de López que salió apenas arriba del travesaño. La segunda chance para el local llegó poco más tarde, y el derechazo de Benedetto fue controlado por Montero.

Boca salió más decidido a jugar la segunda parte y rápidamente encontró respuestas positivas. Zárate ejecutó un tiro libre al centro del área, y Pérez terminó anotando en contra cuando intentaba rechazar. Boca mostró su mejor cara tras el gol y los colombianos se desconcertaron por primera vez en el juego. La tranquilidad llegó cuando Benedetto marcó el segundo con un cabezazo. El aluvión xeneize continuó y Zárate convirtió el tercer gol tras un gran contraataque protagonizado por Villa y Tevez.

(Fuente: Página 12)

Most Read