El eufórico festejo de Juan Martín del Potro en el vestuario de Indian Wells

Emocionado, medido y respetuoso. Así se lo vio a Juan Martín del Potro una vez finalizado el partido con Roger Federer, al momento de la coronación en Indian Wells. Pero cuando terminó la ceremonia, el argentino pudo desahogarse. En la noche del domingo se filtró en las redes sociales un video del tandilense festejando en el vestuario. Una alegría incomparable para el fenomenal Delpo.

“Dale campeón, dale campeón” es el canto que no paran de entonar Del Potro y su equipo en el vestuario. Allí se lo ve al número 6 del mundo, con lo que le quedaba de voz, metido en un jacuzzi, aún vestido, y mojando a sus compañeros. No faltó el champagne y mucho menos la alegría de una conquista que se le venía negando.

Antes, en la cancha, el tenista argentino mejor ubicado en el ranking dijo que no imaginó vivir todo lo que está pasando después de las lesiones y “menos aún de la manera que lo estoy haciendo".

“Me estoy sorprendiendo a mí mismo y quiero seguir sorprendiendo al circuito”, dijo también. “Se te vienen muchas cosas a la mente. Fue un partido impresionante, con puntos de partido para él, para mí, los dos enojados, tuvo de todo... Se me viene a la cabeza toda la gente que me ayuda para conseguir esto”, agregó.

También se acordó de quienes los acompañaron cuando sufrió la serie de lesiones que lo alejó de las canchas: ”Ellos creían mucho más en mí que yo mismo en esos momentos. También lo comparto con la gente de Argentina haciendo fuerza. Eso se siente. No son muchos momentos en el año como este", declaró.

En la primera dedicatoria, una vez finalizado el partido, Del Potro se acordó de César, el perro que lo acompañó en los últimos diez años y que murió en febrero. Lo hizo firmando la cámara de la transmisión televisiva con el nombre de la mascota y un corazón.

Fuente:Clarin

El eufórico festejo de Juan Martín del Potro en el vestuario de Indian Wells

El eufórico festejo de Juan Martín del Potro en el vestuario de Indian Wells

Emocionado, medido y respetuoso. Así se lo vio a Juan Martín del Potro una vez finalizado el partido con Roger Federer, al momento de la coronación en Indian Wells. Pero cuando terminó la ceremonia, el argentino pudo desahogarse. En la noche del domingo se filtró en las redes sociales un video del tandilense festejando en el vestuario. Una alegría incomparable para el fenomenal Delpo.

“Dale campeón, dale campeón” es el canto que no paran de entonar Del Potro y su equipo en el vestuario. Allí se lo ve al número 6 del mundo, con lo que le quedaba de voz, metido en un jacuzzi, aún vestido, y mojando a sus compañeros. No faltó el champagne y mucho menos la alegría de una conquista que se le venía negando.

Antes, en la cancha, el tenista argentino mejor ubicado en el ranking dijo que no imaginó vivir todo lo que está pasando después de las lesiones y “menos aún de la manera que lo estoy haciendo".

“Me estoy sorprendiendo a mí mismo y quiero seguir sorprendiendo al circuito”, dijo también. “Se te vienen muchas cosas a la mente. Fue un partido impresionante, con puntos de partido para él, para mí, los dos enojados, tuvo de todo... Se me viene a la cabeza toda la gente que me ayuda para conseguir esto”, agregó.

También se acordó de quienes los acompañaron cuando sufrió la serie de lesiones que lo alejó de las canchas: ”Ellos creían mucho más en mí que yo mismo en esos momentos. También lo comparto con la gente de Argentina haciendo fuerza. Eso se siente. No son muchos momentos en el año como este", declaró.

En la primera dedicatoria, una vez finalizado el partido, Del Potro se acordó de César, el perro que lo acompañó en los últimos diez años y que murió en febrero. Lo hizo firmando la cámara de la transmisión televisiva con el nombre de la mascota y un corazón.

Fuente:Clarin