fbpx

El gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, denunció que pese a la orden del Presidente la frontera con Brasil sigue abierta. Asegura que las fuerzas de seguridad son permisivas con los que cruzan a pie y advierte que la población está alterada.

–¿Cómo está la situación en su provincia?

–Estamos fastidiosos porque la decisión del Gobierno no se respeta. En un principio se hizo todo, se bloqueó el paso de gente desde Foz de Iguazú a Puerto Iguazú pero ayer volvieron a abrir.

–¿De quién es la responsabilidad?

–La responsabilidad es del gobierno nacional, no es del gobierno provincial y hay un decreto que es taxativo, que cierra la frontera, que es claro y concreto. Por eso no pueden pasar ni camiones de carga por el puente internacional. Sin embargo, la gente viene, baja del avión en Foz de Iguazú, y el cónsul los hace pasar para este lado y los deja en el medio del puente. La gente se queda ahí, sin poder entrar a la Argentina, pero después hacen algo y finalmente pasan. Yo la verdad estoy muy cansado.

 

–¿Se lo planteó en estos términos al Presidente?

–Si, los charlamos en el domingo. El Presidente también lo reconoció cuando hablamos, ahí se tomó la decisión de cerrar la frontera pero después los funcionarios hacen lo que quieren. Yo no sé quien da la orden. Llevamos quince días y estoy muy cansado de que me tomen el pelo. Además la gente está muy alterada porque también siente que no se los cuida. Pero fundamentalmente porque el Presidente hace una enorme esfuerzo junto a los ministros para ayudarnos, para acompañarnos y han tomado decisiones que acá no se respetan. No es un problema del Presidente, ni de los ministros. El problema es de quienes no respetan las órdenes que imparte el Presidente.

 

–¿Quiénes son los que no cumplen?

–No sé en este caso. Pero son las fuerzas de seguridad, Gendarmería Nacional que los deja entrar. Ahí no tengo más que hacer. No quiere ni preguntar por orden de quien los dejan entrar porque ya me cansé. La verdad que altera mucho la situación de la gente que vive en Puerto Iguazú. Son casi 90 mil personas que habitan ahí. Yo destacó la decisión del Presidente, las herramientas están, lo que sucede es que no se están cumpliendo las ordenes.

 

–¿Cómo afectó el aislamiento a la provincia?

–El turismo está en cero. Estamos trabajando para ayudar al sector, le estamos pidiendo ayuda a Nación. Necesitamos algunas medidas que ayuden amortiguar semejante efecto. En el turismo están los empleados de hoteles, los que sacan fotos, los choferes de combis y taxistas. Eso está todo parado.

 

–¿La provincia está preparada para sanitariamente para el pico de contagios que se espera?

–Sanitariamente nos hemos preparado muy bien. Tenemos experiencia de haber trabajado en otras epidemias. Tenemos los recursos humanos y tecnológicos para afrontar una epidemia, pero se sabe que en la pandemia todo eso se supera. Y más cuando estás invirtiendo, comprando equipamiento y te dejan abierta la frontera donde la gente pasa y te puede infectar a todo el mundo.

 

–¿Le preocupa la situación financiera de la provincia?

Hoy pudimos pagar los sueldos podemos hacer frente a las obligaciones corrientes, pero de acá a 15 días estimamos que vamos a tener una caída de la coparticipación que nos afectará sensiblemente. Ya le hicimos el pedido al Presidente para la compensación por esa caída. Estamos convencidos que si Nación no nos acompaña va a ser muy difícil transitar el mes de abril.

 

Fuente: Página 12

Most Read