fbpx

En octubre del año pasado, el senador peronista Miguel Ángel Pichetto lanzó una frase que despertó la polémica: aseguró que había que “reforzar las fronteras”, dado que, según su óptica, “Argentina recibe muchos delincuentes”. En aquel momento recibió duras críticas y se lo acusó de xenófobo.

Esta semana, luego de que se produjeran detenciones a ciudadanos extranjeros durante las protestas frente al Congreso, desde el Gobierno se le pidio a la Justicia que se deporte a los implicados. Pichetto recogió el guante y en una entrevista con el diario Clarín señaló: “Hay que expulsar inmediatamente a los extranjeros que delinquen. Sobre todo a los que cometieron delitos menores: hay que echarlos a patadas rápido”.

Asimismo, el ex jefe de la bancada kirchnerista en el Senado, criticó a quienes se oponen a este tipo de medidas: “Nadie habla de actuar fuera de la ley. Pero acá hay muchos jueces que tienen el alma muy sensible y son parte también del problema”, lanzó.

En esa misma tónica, aseguró que apoyaría una iniciativa del Gobierno que vaya en esa dirección. Al ser consultado cuál sería su postura en el Congreso, respondió: “Yo lo he planteado muchas veces y presenté un proyecto que es más duro que el decreto (70/2017) que sacó el Gobierno”.

Cuando el periodista que lo entrevistaba le recordó que el decreto al que hace referencia fue declarado inconstitucional, Pichetto explicó su posición al respecto: “Ahora lo tiene la Corte, que debería resolverlo a favor del Estado y no con este esquema hipócrita de los Derechos Humanos, que dicen ‘pobrecitos los inmigrantes'”. No obstante, el senador marcó una diferenciación al señalar: “¡Sí, pobrecitos los que vienen a laburar, hermano! No los que vienen a delinquir”.

En tanto, añadió que el debate de fondo debe ser “estructural”, por lo que se manifestó a favor de una revisión integral del sistema migratorio. En ese sentido, enfatizó: “Se debe crear el fuero migratorio y la Policía migratoria: tiene que haber especialistas en la materia. No podemos seguir siendo el país más idiota del continente. Además, se necesita profundizar el intercambio de Inteligencia con los países latinoamericanos, para saber quién es quién cuando ingresan a la Argentina. Y al país que no te brinda información de sus ciudadanos, no lo tenés que dejar entrar”.

Lejos de preocuparse por quienes lo tildan de ser el “Bolsonaro argentino”, Pichetto justificó su posición: “Eso lo hacen para no dar el debate de fondo. Son los políticamente correctos de la Argentina, los buenos, los igualitarios”. Además, aprovechó la ocasión para arrojar un dardo a sus ex aliados: “Lo que pasa es que hay estúpidos que además juegan para el Gobierno, como el kirchnerismo, que me pega por Izquierda, con Horacio Verbitsky y el CELS”. Así el senador peronista se refirió a la visión cultural de la izquierda argentina como una de las “tragedias argentinas”.

Fuente: Perfil

Most Read