La histórica sesión en Diputados en donde se debate la despenalización del aborto comenzó minutos después de las 11, con una amplia mayoría de los legisladores presentes. La votación se mantiene muy reñida y se espera un final abierto. El conteo cambia minuto a minuto y se estima casi una paridad en el resultado luego de que dos legisladores que estaban en la lista de indecisos se pronunciaron a favor.

De acuerdo a un conteo preliminar, dentro del recinto se baraja que el rechazo a la iniciativa alcanzaría los 122 votos, mientras que las adhesiones a favor cosecharían al menos 120 voluntades. Así, el futuro del proyecto para la legalización del aborto quedará en manos de una quincena de legisladores indecisos.

Lo cierto el conteo puede variar por las ausencias que puedan registrarse cuando se ponga a votación el proyecto en las primeras horas del jueves, tras un maratónico debate que comenzará este miércoles al mediodía y en el que se estima expondrán más de 150 oradores.

Por lo pronto, los legisladores que mantienen en reserva su voto se dispersan entre macristas, radicales, peronistas y kirchneristas. En Cambiemos la lista de indecisos, la componen el tucumano Facundo Garretón y el fueguino, Héctor Stefani. Se suman a ese listado los legisladores de la UCR el puntano José Riccardo, y de La Pampa Ariel Rauschenberger.

Garretón se pronunció hoy "en contra del aborto" aunque consideró que "la despenalización puede salvar más vidas", sin definir cuál será su voto. En tanto que el también oficialista Hugo Marcucci, de Santa Fe, se expresó a favor.

En tanto que a favor se sumó el porteño Alejandro García. "Voy a votar el dictamen de mayoría de interrupción voluntaria del embarazo. Valoro que el respeto a la diversidad de opiniones en Cambiemos sea un ejercicio y no un mero eslogan", escribió en Twitter.

A todos ellos habría que sumar a otro oficialista, Emilio Monzó. El Presidente de la Cámara de Diputados no definió públicamente respecto al tema y su voto sólo sería requerido si la votación quedara empatada.

Los massistas José de Mendiguren y Mirtha Tundis se sumaron a los que apoyan el proyecto, más allá de haberse manifestado en contra de la interrupción del embarazo.

Al comenzar la sesión, el diputado oficialista Daniel Lipovetzky, quien presidió el debate en comisión, afirmó que "es un día histórico", ya que "por primera vez se va a tratar un proyecto de despenalización y legalización en este recinto".

"Los cientos de miles de abortos que se hacen en Argentina de forma clandestina son un problema que debemos resolver", dijo el legislador, al tiempo que añadió que "la despenalización mejora la calidad de vida de las mujeres argentinas".

"Hoy tenemos la oportunidad de decir nunca más a la muerte por aborto clandestino", cerró Lipovetzky.

En lo que fue un "súpermartes" parlamentario, en el plenario de las comisiones de Legislación Penal, Legislación General, Salud y Familia, se impuso el proyecto que legaliza la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación por sobre el dictamen de rechazo que impulsan sus detractores. De esta manera, la iniciativa que impulsa la despenalización del aborto se tratará en primer lugar en el temario de la sesión.

Por lo pronto, la iniciativa cosechó 64 firmas a favor contra 57, una diferencia que no necesariamente es trasladable a la correlación de fuerzas en el recinto, pero que le da al proyecto de aborto legal un envión muy significativo de cara a un debate histórico, cuyo comienzo está previsto para las 11 de este miércoles.

El debate en torno al aborto llega al recinto en medio de fuertes cabildeos por parte de la Iglesia y de sectores allegados, como también de agrupaciones que militan en pos de una despenalización, los que se movilizarán frente al Congreso a la espera de la votación en medio de un importante operativo de seguridad.

Most Read