fbpx

La medida acelerará la reducción del déficit fiscal que impulsa el Gobierno, por pedido del FMI. Los detalles del plan.

La "tijera" que ayudará a reducir el rojo fiscal incluye los gastos de la política, como lo reclamó Mauricio Macri: se prevén recortes por $ 20 mil millones en 2019, para acercarse al equilibrio de las cuentas públicas pero especialmente por pedido del FMI, como parte de las exigencias para aprobar el préstamo de U$S 30 mil millones que negocia el ministro de Hacienda y coordinador económico Nicolás Dujovne.

El empoderado funcionario está a cargo también del recorte en el gasto público. Con esa meta, la semana pasada se reunió con los ministros para que presenten sus planes de ahorro en los presupuestos. Este nuevo plan es consensuado entre el Presidente, Dujovne y la primera línea de Cambiemos.
Según Clarín algunos de los organismos en las mira son el Banco Central y la AFIP, dos de las entidades con salarios más abultados. Por ejemplo, en la AFIP el salario neto promedio es de $ 100 mil, mientras que el chofer de uno de estos organismos duplica ese sueldo. Uno de los planes del Ejecutivo es que el Tesoro siga financiando a estas instituciones, como una de las claves para reducir el déficit fiscal.
Otro de los ejes del plan será que los funcionarios ya no podrán cobrar doble salario, mientras que se analiza la posibilidad de fijarle un techo a los sueldos de directores de empresas públicas.

También se prevén recortes tanto en los viáticos como en las flotas de vehículos: los funcionarios con rango menor al de los ministros ya no podrán viajar en business, pasajes que son mucho más costosos que los regulares. Solo el Presidente y los jefes de las carteras podrán hacer uso de esta comodidad. Se espera además que solo tengan choferes los funcionarios de alto rango y que se vendan una gran cantidad de vehículos que integran la flota del Gobierno.

Además del congelamiento de ingresos en la administración pública nacional, medida que se había dispuesto desde hace tiempo -al anunciar el recorte de gastos de la política por $ 1000 millones- pero que ahora, aseguran, se implementará definitivamente.

Entran en el plan los poderes judicial y legislativo. El Presidente ya había cuestionado en la apertura de sesiones ordinarias la gran cantidad de personal que tiene la Biblioteca del Congreso, donde actualmente hay más de 1.600 empleados.

Fuente:TN

Most Read

  • Semanal

  • Mensual

  • Todos