fbpx
Colors: Cyan Color

Cerca de la medianoche del último domingo, el adolescente de 14 años acusado de haber apuñalado a su preceptor la semana pasada, en el Cep 6 de Garupá, fue demorado otra vez por la Policía, cuando junto a otros tres chicos estarían por robar la escuela 857.
 
El caso, que trascendió anoche, fue alertado por un vecino mediante una llamada al 911 y rápidamente los efectivos del Comando Fátima fueron hacia el establecimiento primario.
 
Los movimientos sospechosos del propio acusado de apuñalar al preceptor tras enterarse que había repetido, junto a otros tres chicos de 14, 15 y 18 años de edad, dejaron en evidencia a los vecinos que sus intenciones serían la de ingresar al predio de la institución educativa.
 
Todos fueron atrapados por el Comando Fátima y durante la jornada de este lunes se conocerían las consecuencias directas sobre quien pesa la acusación de herir gravemente al preceptor, ya que había sido dado en guarda a sus padres.
 

El accidente fatal se registró a las 01.30 hs. de este  jueves en una vivienda de la zona de las Dos Mil Hectáreas de Puerto Iguazú y la víctima fue identificada como Norma Zulema Santiago de 50 años de edad.
 
Efectivos de la seccional tercera fueron requeridos en el lugar por  Neli D. (43),  vecina de la víctima, quien manifestó que esta se encontraba en su casa cargando su teléfono celular y al desenchufarlo y hallándose descalza, habría recibido una descarga eléctrica.
En el lugar la policía solicitó presencia del médico policial de turno, quien dictaminó al examinar el cuerpo sin vida, que la muerte se debió a una electrocución.
 
La división Criminalística realizó las pericias de rigor, en tanto que el cuerpo, por disposición del magistrado interviniente fue trasladado a la morgue del hospital y luego sería entregado a sus familiares para inhumación.

Fue en un rápido procedimiento llevado adelante por efectivos de la comisaría 18, quienes cerca de las 02.45 hs de este lunes fueron requeridos por un vendedor ambulante que se hallaba en av. Lavalle y Santa Cruz, quien indicó que momentos antes los ocupantes de un Volwagen Surán blanco que estaba en la zona le exhibieron armas de fuego.
 
Los uniformados ya habían sido alertados a través de la red policial sobre la búsqueda de un auto de similares características que había sido sustraído de una vivienda del barrio Ñu Porá por lo que se acercaron al rodado a fines de identificar a quienes se encontraban en  el interior. 
 
En estas circunstancias el conductor del rodado lo enciende y en una brusca maniobra impacta la parte trasera contra otro auto y logra escapar del lugar,  pero al llegar a av. Quaranta tras perder el control los ocupantes abandonaron  el auto y huyeron.
 
Los policías secuestraron el rodado y lo trasladaron a sede policial donde sería restituido a su propietaria tras las pericias  de rigor y levantamiento de huellas correspondientes.
 
La denuncia
El hecho había sido denunciado por Gladis P. (45), quien relató que cerca de las 01 hs. del lunes se hallaba en el barrio Ñu Porá y constató que desconocidos  le sustrajeron sus VW Suran que estaba con las llaves colocadas del frente del domicilio de su  hermana.

En la tarde de éste domingo personal dependiente de la UR V detuvo a Sandro F. (33) y Cintia G. (28), ambos sindicados en un homicidio donde resultó víctima Hugo Marcelo Pereira (28).
 
Tras tomarse conocimiento por parte del nosocomio local del fallecimiento de una persona, producto de una lesión de arma blanca, se realizaron las actuaciones correspondientes y la investigación preliminar.
 
En el hospital, el ahora detenido Sandro, relató a los uniformados que se encontraba junto a Cintia en la intimidad, en una vivienda del barrio Quinta Alta, cuando fue sorprendido por Hugo iniciándose una discusión. Él habría intentando lesionar a la mujer pero tras un forcejeo fue el propio Hugo que resultó herido en el pecho.
 
Posteriormente Sandro trasladó al lesionado al hospital donde  falleció debido a la gravedad de la herida. 
 
La policía detuvo a la pareja en averiguación del hecho. 
 
Tras la orden de allanamiento del Juez de Instrucción 3 Secretaría 1 de Puerto Iguazú se allanó la vivienda y se requizó un automóvil Ford Fiesta.  
 
Se incautaron 2 cuchillos, 1 palo de escoba y prendas de vestir todos con manchas similares a sangre. Los detenidos fueron trasladados a sede policial a disposición de la Justicia.