fbpx
Colors: Cyan Color

Allí cumplirán los 15 días de aislamiento antes de volver a la Unidad Penal III de Eldorado. El Tribunal Penal de esa localidad dio marcha atrás al beneficio de las salidas transitorias extraordinarias que había otorgado a 12 reclusos condenados que se encontraban en dicha Unidad Penal.

El Tribunal Penal argumentó que la decisión obedece a que la colonia penal mencionada informó que fue acondicionado un lugar especial de aislamiento en caso de que esos internos, que pertenecen al grupo de riesgo, se infecten con el coronavirus.

El documento, que lleva la firma de los camaristas Ángel Atilio León, Lyda Gallardo y María Teresa Ramos, dispone que vuelvan a la cárcel Carlos Dalmasso, Zacarías de Melo, Ángel Gamarra, Darío Carlos Benítez, Juan Carlos Antúnez, José Ribeiro Da Silva, Miguel Garcete, Marcial Pedrozo, Sergio Insaurralde, Lucas Dos Santos, Paulino Silvero y Jairo Furts.

El caso más controvertido había sido el de Dalmasso, condenado en 2013 a cumplir 12 años y medio de prisión por la violación de sus dos hijos adoptivos.

Según explicaron los jueces, habían tomado la decisión de enviar a esos reos a sus casas “con el fin de preservar la salud de los internos, descomprimiendo la población carcelaria en la medida de lo posible, para evitar las consecuencias que para el sistema sanitario local podría acarrear el contagio masivo dentro del complejo penitenciario III”.

Sin embargo, aclararon, dieron marcha atrás porque el Servicio Penitenciario Provincial acondicionó el tinglado cerrado destinado a eventos especiales de la UP III como espacio de aislamiento si fuera necesario y dispuso reforzar las medidas sanitarias en todas las cárceles de Misiones.

documentos

En la aeronave viajaban cuatro pasajeros: el piloto y el copiloto fueron internados en un hospital de la zona. Habían partido desde San Fernando para buscar a una menor que debía ser trasladada de urgencia hacia Buenos Aires.

A última hora de la noche del martes, un avión sanitario se estrelló llegando al aeropuerto de la ciudad de Esquel, en la provincia de Chubut. La nave arribaba con cuatro tripulantes: un médico y una enfermera murieron, mientras que el piloto y el copiloto se encuentran internados, uno de ellos en estado crítico.

 

La aeronave partió a las 20 desde San Fernando para buscar a una paciente que debía ser trasladada de urgencia a Buenos Aires. Sin embargo, se precipitó antes de aterrizar en el Aeropuerto Internacional Brigadier General Antonio Parodi, cerca de las 11 de la noche. Bomberos de Esquel le confirmaron a Infobae que cinco dotaciones trabajaron en el lugar tras la explosión que se provocó por el impacto.

Sergio Cardozo, director del Hospital de la localidad chubutense confirmó que el personal médico murió, mientras que los pilotos fueron los únicos sobrevivientes. “Uno de ellos tiene el 50% del cuerpo quemado, fracturas de columna cervical y dos vértebras, traumatismo de tórax, fractura en el esternón, contusión pulmonar y hematomas al nivel del intestino. Actualmente está en el quirófano, en estado crítico”, informó a la radio Playa Unión de Chubut (FM. 92.1).

En tanto, el otro paciente “está un poco más estable, tiene una fractura del esternón con una contusión pulmonar y mañana veremos como sigue", agregó Cardozo.

Si bien se desconocen las causas que generaron el accidente, a esas horas de la noche la visibilidad era escasa debido a la niebla. Pese a que el aeropuerto está habilitado para operar en horario nocturno y cuenta con todos los elementos necesarios para hacerlo, la visibilidad al momento del hecho estaba reducida a apenas 100 metros.

La aeronave que se estrelló pertenecía a la compañía a Cabiline SA, una empresa vinculada al kirchnerismo

Según los medios locales, el vuelo había salido desde San Fernando para buscar una menor, que sería la hija de un afiliado del gremio de la televisión y que debía ser derivada de urgencia hacia Buenos Aires. La familia de la paciente se encontraba aguardando en una ambulancia para embarcar cuando se produjo la explosión.

Con respecto al estado de salud de la nena, el director del nosocomio manifestó que “está grave también, pero estable en nuestro hospital" y que se verá en las próximas horas "si puede venir otro avión y se la lleve”.

Por su parte, la Junta de Seguridad en el Transporte detalló que la aeronave era un Learjet 35, Matrícula LV-BXU.

Asimismo, este lunes por la noche, en el aeropuerto de San Fernando tuvo lugar un accidente que casi termina en tragedia. Un avión sanitario que estaba listo para ser utilizado en medio de la pandemia de coronavirus explotó segundos después de que un operario le cargara oxígeno. Pese a que el hecho está siendo investigado, el propietario de la nave cree que se trató de un sabotaje.

“Me llama la atención porque por el oxígeno propio no revienta. Si se pasa de presión, el tubo tiene una válvula de alivio. Hace tres meses había sido inspeccionado y tenía la documentación que corresponde. Esta explosión se produce por grasa y la manguera previamente no tenía porque habíamos cargado oxígeno en otro avión. En función de eso se abrió una investigación en un juzgado de San Isidro", argumentó Héctor Gerk, dueño del avión.

Anteriormente, en el marco de la cuarentena obligatoria y el cierre de fronteras a raíz del coronavirus, el aeropuerto de Esquel se vio con actividad este martes por la tarde debido al arribo de 162 personas que se encontraban varadas en distintas partes del país: 92 tienen domicilio en dicha ciudad, mientras que los restantes son oriundos de localidades cercanas. En tanto, se posibilitó el retorno de 80 personas que partieron ayer desde Esquel hacia Buenos Aires.

Este miércoles en horas de la madrugada, sobre la avenida Monseñor de Andrea y calle Magaldi, Maximiliano A. de 22, Víctor LL. de 37 y Juan g. de 27 años, fueron detenidos cuando trasladaban varios objetos de dudosa procedencia.

Luego de averiguaciones, se constató que estos habían ingresado a un vehículo Volkswagen Saveiro propiedad de Jorge P., que se encontraba estacionado a unos metros. En poder de los detenidos se recuperó documentaciones y costosos bolígrafos.

Los detenidos fueron alojados en la comisaría 12da. Interviene el Juzgado de Instrucción Nº 1 de Posadas. Los objetos incautados fueron restituidos a su dueño.

Se trata de un hombre de 71 años quien, además, habría sido filmado por las cámaras de seguridad del comercio cuando huyó en un Renault 12 que fue incautado por la Policía.

El hecho fue denunciado el pasado 14 de abril por el propietario de la heladería, un joven de 28 años, quien manifestó que su pareja observó que tres personas ingresaron a su local y escaparon con una balanza, una licuadora y dinero en efectivo a bordo de un automóvil.

Por ello, la Policía inició una minuciosa investigación del caso y a través de extractos fílmicos obtenidos de las cámaras de seguridad del lugar, obtuvieron características precisas del rodado que circulaba por avenida Aguado.

Luego de un seguimiento controlado, en la tarde de ayer lunes, los efectivos interceptaron a dicho automóvil en la intersección de la mencionada arteria y avenida Almirante Brown, quien era conducido por un hombre identificado como Alejandro M. de 71 años.

Fue así que tras consultas con el Juzgado de Instrucción N°7, el hombre fue detenido y el auto secuestrado, siendo ambos trasladados a sede policial sujetos a los trámites de rigor. Se continúan con las pesquisas a fin de hallar los elementos sustraídos y detener a los demás involucrados.

A las 01:30 horas de este miércoles en las calles Berón de Astrada y Victoriano Sotelo, fue detenido Carlos M. de 28 años.

Este, momentos antes ingresó junto a otro sujeto a un establecimiento educativo ubicado en la avenida Santa Catalina y Alem, al ver el móvil policial escapó y tras un seguimiento fue aprehendido.

En medio del procedimiento, arrojaron piedras desde viviendas de la zona, terminando con daños un patrullero del GIR.

El detenido fue alojado en la comisaría 2da, a disposición del Juzgado de Instrucción Nº 1 de Posadas. Se continúan con los trabajos para dar con el segundo involucrado.

Ayer lunes en horas de la tarde, el Tribunal Penal de la localidad de Eldorado revocó las prisiones domiciliarias otorgadas entre las que se encontraba Carlos Dalmasso, que había sido condenado en 2013 a cumplir 12 años y medio de prisión por la violación de sus dos hijos adoptivos.

La medida se articuló con el Ministerio de Gobierno y el Servicio Penitenciario Provincial que aseguró lugares de aislamiento para ser utilizados en el hipotético caso de una infección por coronavirus. Además, garantizaron las condiciones de salud a todos los internos de la Provincia.

El pasado 28 de abril, el Tribunal Penal de Eldorado había otorgado el beneficio de la prisión domiciliaria "mientras dure la emergencia epidemiológica y sanitaria" por la pandemia de coronavirus al reconocido empresario, en una decisión que llevó la firma de los jueces Ángel Atilio León, Lyda Carballo y María Teresa Ramos.

En ese momento, la Justicia solicitó al Servicio Penitenciario de Misiones que le coloque la tobillera electrónica y también que se realicen monitoreos telefónicos para asegurar que Dalmasso cumpla con la prisión domiciliaria.

Es uno de los diez penados a los que el Tribunal habia otorgado aquella morigeración en el cumplimiento de la pena. Los beneficiados fueron Zacarías De Melo, Ángel Gamarra, Darío Carlos Benítez, Juan Carlos Antúnez, José Ribeiro Da Silva, Miguel Ángel Garcete, Marcial Pedrozo, Sergio Insaurralde, Lucas Dos Santos, Paulino Silvero y Jairo Furts.

eldorado