fbpx
Colors: Cyan Color

Mark Zuckerberg se ha responsabilizado ante el Congreso de Estados Unidos de la fuga de datos a la empresa británica Cambridge Analytica, en 2014, un escándalo que afecta a 87 millones de usuarios. El multimillonario de 33 años ha pedido perdón ante los comités de Comercio y Justicia del Senado y se ha comprometido a hacer reformas para aumentar la protección de los usuarios.
 
"Está claro que no hicimos lo suficiente para impedir que las herramientas fueran utilizadas de manera malintencionada, en referencia a las noticias falsas, la injerencia extranjera en las elecciones, el discurso de odio y la privacidad de datos. No calibramos de manera lo suficientemente amplia nuestra responsabilidad y eso fue un gran error. Fue mi error, y lo siento. Creé Facebook, lo gestiono y soy responsable de lo que suceda en él", afirmó Zuckerberg.
 
El senador Bill Nelson, uno de los 44 presentes en la sala, le preguntó a Zuckerberg qué podía hacer el usuario para evitar recibir anuncios cuando de repente le aparece una publicidad concreta sobre un producto del que está hablando con sus amigos es ese momento en Facebook.
 
"Si desea mantener una conversación sin recibir anuncios personalizados, puede desactivar la casilla compartir información con terceros. Lo que hemos descubierto es que incluso si a algunas personas no les gustan los anuncios, la gente realmente no quiere anuncios irrelevantes. Y si bien es cierto que hay cierta incomodidad al utilizar información para hacer anuncios más relevantes, los comentarios más contundentes que recibimos son que la gente preferiría que mostráramos contenido importante", respondió el fundador de Facebook.
 
Preguntado sobre la posibilidad de que se cree una versión de Facebook de pago para evitar la publicidad, Zuckerberg dijo que siempre existirá una versión gratuita.
 
El fundador del gigante tecnológico también aseguró ante los senadores que su empresa está trabajando con el equipo del fiscal especial de la trama rusa que investiga la posible injerencia de Moscú en las presidenciales de Estados Unidos, en 2016.
 
Fuente: Euro News Español

lula da silva lava jato juicioLa ciudad de Brasilia amaneció con la seguridad reforzada, restricciones de tránsito y unos 4.000 policías en su zona céntrica ante la posibilidad de que se generen incidentes por el crucial juicio en que se decidirá esta tarde si el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva deberá ir a prisión por la condena por corrupción que pesa en su contra.
 
 
La audiencia será en la Corte Suprema y en ella se determinará si se acepta un habeas corpus intentado por la defensa de Lula, con el cual intenta impedir que sea encarcelado, tras haber sido condenado en segunda instancia a 12 años de prisión por corrupción.
 
Si el recurso fuera aceptado, Lula podría permanecer en libertad mientras se tramiten las dos últimas apelaciones posibles, pero si fuera negado podría ir a la cárcel en cuestión de días.
 
Diversos grupos que respaldan la tesis de que Lula es objeto de una "persecución política" anunciaron que se manifestarán frente al Supremo hoy, pero también harán lo mismo aquellos que consideran a Lula culpable de corrupción y claman por su encarcelación.
 
Para evitar posibles enfrentamientos, las autoridades decidieron que ambos bandos serán separados por vallas metálicas y tendrán un sitio particular para seguir las incidencias de la audiencia, en el área externa de la sede del Supremo.
 
También fue cerrado al tránsito la Explanada de los Ministerios, una céntrica avenida en la que se encuentran todos los edificios del poder público y en uno de cuyos extremos se encuentran el Palacio presidencial, el Congreso Nacional y la sede de la Corte Suprema.

Lula da Silva ya está en prisión. Hubo nueve heridos por los disturbios durante su ingreso. Tras unas últimas horas muy convulsas, en las que llegó a atrincherarse en el sindicato en el que nació como político, el expresidente de Brasil se entregó a la policía para ser llevado a la cárcel de Curitiba, donde deberá cumplir una pena de 12 años de prisión. Lula permanecerá recluído en una celda especial, sin compañía.
 
En el exterior de la cárcel, algunos manifestantes celebraban el momento, respaldando así la decisión de juez Sergio Moro, que halló al exmandatario culpable por corrupción. Una imagen muy diferente a la vivida por Lula a la salida del sindicato, donde estuvo recluído dos días y donde fue despedido por una multitud de simpatizantes tras entregarse a la policía.
 
Desde el PT, su partido, ya han anunciado que esto no ha hecho más que empezar, y han prometido manifestaciones y acampadas en Brasilia y Curitiba hasta lograr la puesta en libertad de su líder.
 
Fuente: EuroNews Español

Los detenidos fueron identificados como Mirian Adela Irala Pérez, funcionaria del área de Tesorería de la Comuna, y Armando Cesar Zacarías, quien sería el conductor del automóvil captado por las cámaras de circuito cerrado.
 
En poder del hombre se halló el rodado, de la marca Toyota modelo Funcargo color plateado, de similares características al observado en las imágenes.
 
La detención de estas personas se dio tras una serie de allanamientos realizados en la noche del domingo y madrugada de este lunes en las viviendas de los supuestos implicados.
 
Desde el Departamento de Investigaciones de la Policía Nacional revelaron que existen fuertes vínculos y cruces de llamadas entre los detenidos.
 
Fuente: Última Hora

lula da silvaEl golpe más duro para el político más popular y carismático que ha dado Brasil en años. Luiz Inácio Lula da Silva quedó ayer a las puertas de una prisión. El Supremo Tribunal Federal (STF) resolvió, por una mayoría de apenas un voto, rechazar el recurso a la condena a doce años de prisión que pesa sobre Lula por el caso del apartamento que le habría entregado la constructora OAS a cambio de contratos con la petrolera estatal Petrobras.

Lula no va ingresar a la cárcel inmediatamente. Todavía tiene hasta el 10 de abril para presentar un recurso, pero los expertos brasileños en derecho coinciden en que esta etapa es una formalidad y que la probabilidad de que tenga éxito es mínima.

Fuente: El Mundo 

 

La presión fue tal que el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, no tuvo otro remedio que renunciar, un día antes de que el Congreso dominado por el fujimorismo votara una moción de destitución por sus lazos con la brasileña Odebrecht, tras la supuesta compra de votos para salvarlo en diciembre.

 
La información fue dada a conocer por medios peruanos. En este escenario, la Constitución establece que el primer vicepresidente Martín Vizcarra asuma el cargo. La segunda vicepresidenta y jefa de la PCM, Mercedes Aráoz, adelantó antes de conocerse los videos que renunciaría al cargo en caso de que el presidente en el caso de que se haga efectiva la renuncia de PPK.
En la víspera, la agrupación Fuerza Popular dio a conocer una serie de videos en que los parlamentarios Guillermo Bocángel y Bienvenido Ramírez ofrecen a su colega de Fuerza Popular, Moisés Mamani, obras a cambio de votar en contra de la destitución de Kuczynski.
 
Kuczynski se salvó de ser destituido el 21 de diciembre último en una votación similar a la que se celebraría mañana gracias a la ausencia en el parlamento del bloque de izquierda Nuevo Perú y también a la abstención de Kenji Fujimori y otros nueve congresistas fujimoristas que no votaron a favor como el resto de su bancada de entonces, Fuerza Popular.
 
Tres días después, el mandatario indultó al expresidente Fujimori y le eximió de la condena de 25 años de prisión que cumplía por delitos de lesa humanidad, tal y como previamente le había solicitado Kenji, quien renunció junto a los otros congresistas disidentes del fujimorismo y se posicionaron a favor de Kuczynski.
 
El mandatario quedó envuelto en la trama de sobornos que la constructora brasileña Odebrecht pagó en la región para obtener licitaciones de obra pública, motivo central de su pedido de destitución.
 
Fuente: medios digitales