fbpx

El seleccionador de la albiceleste tomó la decisión a pocas horas ya del partido ante Croacia, decisivo para superar el grupo, y su once sorprendió a todos.
Jorge Sampaoli ya tiene pensado el once que utilizará en el partido decisivo ante Croacia y su apuesta ha sido inesperada. Enzo Pérez ocupará un puesto en la medular junto a Javier Mascherano y Maxi Meza formará tridente junto a Messi y Agüero.

El seleccionador dejará en el banco de suplentes a Pavón, que tan buenas sensaciones dejó en sus minutos ante Islandia, y a jugadores de mayor talento con la pelota como Banega o Lo Celso. La apuesta es la defender el mayor porcentaje de posesión de Croacia y responder con velocidad después de robar en el centro del campo, donde el equipo balcánico destaca con hombres como Modric o Rakitic.

Acuña será otra de las novedades como carrilero zurdo y tanto él como Salvio deberán cuidarse de la velocidad de Perisic y Rebic, con capacidad para el uno contra uno y para finalizar en el área.

Todo hace indicar que el esquema será el 3-4-3 aunque se barajan otras opciones como el 3-5-2. Lo que sí parece seguro es que Tagliafico actuará en la zaga en lugar de Rojo para buscar una salida más fluida de la pelota.

Con un tanto de Christian Eriksen a los 7 minutos y otro de Mile Jedinak a los 34, los europeos igualaron con los "Socceroos" (1-1). Los incaicos están obligados a puntuar contra Francia
La selección de Dinamarca y la de Australia igualaron 1-1 en el Samara Arena. Mientras que Christian Eriksen abrió el marcador a los siete minutos, el capitán Mile Jedinak lo empató de penal a los 37, tras la utilización del VAR.

La diferencia de jerarquía entre algunas selecciones se notó en las áreas: Alowais, arquero de Arabia Saudita, falló y Luis Suárez no perdonó. Ese error de los saudíes les costó el partido, ya que el conjunto sudamericano no tuvo su mejor tarde en Rostov del Don y ganó con lo justo. El 1-0 le bastó para clasificarse a los octavos de final de la Copa del Mundo.