Un nuevo casamiento sacude a la farándula de Hollywood, uno que al parecer se concretó... ¡hace 26 años! Los protagonistas de la historia son Winona Ryder y Keanu Reeves , quienes en 1992 compartieron pantalla para el film Drácula, de Francis Ford Coppola.

Winona y Keanu actualmente se encuentran promocionando Destination Wedding, una comedia romántica en la que interpretan a dos invitados a una boda, y los obstáculos que deben sortear para llegar a tiempo al evento. En una entrevista concedida a Entertainment Weekly , Ryder sorprendió al confesar un recuerdo: "De hecho nosotros nos casamos en Drácula. En serio, lo juro por Dios que me parece que estamos casados en la vida real".

En esa película, ambos debieron casarse en una de las escenas, mientras se encontraban en la piel de Mina y Jonathan Harker. Pero esa boda, lejos de ser ficticia, al parecer podría tener validez legal, según aseguró Winona. El motivo por el cual ella afirma eso, es que el actor que hizo del religioso que los casó delante de pantalla, no era un intérprete, sino un verdadero cura rumano que formó parte de la filmación. Por ese motivo, se desprende que en territorio Rumano, Winona y Keanu son efectivamente marido y mujer.

Ante esta revelación, Keanu, que estaba también en la entrevista, no pudo evitar más que concluir diciendo: "¡Dios mío, entonces estamos casados!".