No contaba con la documentación necesaria para organizar este tipo de shows.

El club Argentinos del Norte, en Tucumán, no estaba habilitado ni contaba con la documentación necesaria para organizar shows musicales de envergadura. El sábado debía presentarse Pity Álvarez con su banda, Viejas Locas, pero todo terminó en escándalo. Después de casi seis horas de espera, el público empezó a destruir el escenario cuando el cantante anunció finalmente que el show se había suspendido.

El director de Bromatología y Control Ambiental de la municipalidad, Oscar Gramajo confirmó que ese organismo clausuró las instalaciones del club para los shows y los dirigentes de la entidad "nunca se presentaron para levantar la medida".

También, según informó la agencia Telam, Gramajo estuvo el viernes en las instalaciones, ubicada frente al parque 9 de Julio, en la capital tucumana, para notificar a los dirigentes que no se podía realizar el recital.

"El club fue clausurado el 24 de marzo porque se hizo otro recital sin cumplir con los requisitos exigidos y desde ese momento estamos esperando que alguien se acerque para gestionar el levantamiento de la clausura", contó esta mañana.

El director de Bromatología y Control Ambiental también remarcó que se presentó el sábado a la noche en el club, pero decidió no clausurarlo porque "ya había mucha gente en el lugar y temíamos que se produjeran graves incidentes si se tomaba una decisión de ese tipo".

Jóvenes de distintos puntos del país llegaron temprano al club para ver a su banda favorita. "Desde las 18 que estuvimos haciendo la fila y fuimos uno de los primeros en entrar. Decían que iba a salir a la 23, pero nada. Eran las 5 y recién apareció en el escenario. Se quedó sentado y nos miraba. La gente le tiró de todo", relató Guillermo, un joven que viajó desde Buenos Aires para ver a su banda preferida, pero terminó siendo testigo de graves disturbios.