fbpx

El Ministerio de Salud nipón no autorizará su desembarco hasta disponer de los resultados de los análisis médicos. En tanto, México descarta un décimo caso sospechoso en el país.

Las autoridades japonesas decidieron impedir el desembarco en Yokohama (sur de Tokio) de un crucero este lunes (03.02.2020) y poner en cuarentena a sus 3.500 pasajeros y tripulantes tras detectar que uno de ellos estaba contagiado con el nuevo coronavirus.

Las autoridades no autorizarán su desembarco hasta disponer de los resultados de los análisis médicos, lo que está previsto para este mismo martes.

 

El buque había zarpado de Yokohama el pasado 20 de enero y antes de regresar a esta ciudad se detuvo en los puertos de Kagoshima y Okinawa (sudoeste de Japón) y en Hong Kong, donde se confirmó que un pasajero procedente de ese territorio autónomo de China estaba infectado con el coronavirus de Wuhan, según el Gobierno nipón.

Tras tener constancia de este caso, las autoridades japonesas ordenaron que el crucero Diamond Princess permaneciera anclado en el puerto de Yokohama y enviaron a bordo un equipo de médicos y funcionarios de cuarentena para realizar exámenes del virus a sus aproximadamente 2.500 pasajeros y 1.000 tripulantes.

Las autoridades no autorizarán su desembarco hasta disponer de los resultados de los análisis médicos, lo que está previsto para este mismo martes, dijo un portavoz del Ministerio de Salud de Japón.

México descarta un décimo caso sospechoso de coronavirus

En tanto, la Secretaría mexicana de Salud descartó el décimo caso sospechoso de coronavirus después de evaluar a un hombre de 54 años en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga, en el occidental estado de Jalisco, que residía en Wuhan.

"El Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (SINAVE) ha detectado diez casos sospechosos, resultando todos negativos al 2019-nCoV. Todos con sintomatología leve. El SINAVE continúa con el monitoreo activo para la identificación de casos", informó la dependencia en su comunicado técnico diario sobre la enfermedad.

El hombre -que reside en Wuhan desde hace más de cuatro años- había regresado el 15 de enero a Jalisco, el estado que más casos sospechosos ha registrado hasta ahora, con un total de cuatro, seguido de dos en Ciudad de México, dos en Estado de México, uno en Michoacán y otro en Tamaulipas.

Most Read