fbpx

El roedor acabó movilizando a un escuadrón de ocho efectivos del cuerpo de bomberos en una localidad alemana.

La semana pasada, una corpulenta rata quedó atascada en el agujero de una tapa de alcantarilla en la ciudad alemana de Bensheim y provocó la movilización de un escuadrón de bomberos para su liberación.

El roedor atrapado fue visto por unos residentes de la localidad, quienes se pusieron en contacto con un equipo de rescate animal, que, a pesar de sus esfuerzos, no pudo resolver la situación.

"Tenía mucha grasa invernal" y "no podía avanzar ni retroceder", explicó el miembro de la organización animalista Michael Sehr a la revista Focus.

Tras fracasar el primer intento de rescate, contactaron con el cuerpo de bomberos local, que envió a ocho efectivos a la escena para acometer la delicada operación. Estos levantaron la tapa de drenaje y la apoyaran en cuñas mientras sujetaban a la rata con un dispositivo especial, logrando finalmente la liberación del animal, que fue devuelto sano y salvo al alcantarillado.