fbpx

Tiene 500 mil fanáticos en YouTube y un look similar a Justin Bieber.

Desde el 2007 Austin Jones usó YouTube para subir cientos de videos con sus propias versiones de canciones populares. Originario de Bloomingdale, Illinois, Jones disfrutó del éxito que consiguen algunos youtubers: registró más de 40 millones de vistas en sus videos y más de 500 mil suscriptores en su canal de YouTube, según The Washington Post.

Con cara angelical y look similar a Justin Bieber, Jones fue multiplicando su fama. Y hasta sus covers de artistas famosos comenzaron a rodar en Spotify.
Pero abruptamente hace más de un año dejó de subir videos. Nada se supo de la cuestión hasta ahora. Y los trascendidos le dieron lugar a otra historia más oscura, alejada de su fama de youtuber.

En junio del 2017, la policía de Estados Unidos arrestó al joven en el aeropuerto internacional O’Hare, de Chicago. La sorpresa fue total.

En ese momento la Justicia lo imputó de aprovechar su fama para inducir a sus fans menores de edad a enviarle material sexual. Se le levantaron dos cargos de pornografía infantil criminal.

En uno de esos chats, Jones le pidió a una de sus fans que “probara” que ella era su mayor fan al enviarle el material porno. El viernes, el youtuber de 26 años admitió su culpabilidad por uno de los cargos del caso.

En los documentos federales de la acusación contra Jones, se describen además otros trastornos que pasó el youtuber durante su infancia: a muy temprana edad, seis años, una hermana suya que tenía 10 murió. Y además fue abusado sexualmente por un pariente cercano, de acuerdo a The Washington Post.

Allí cuenta cómo sus padres se separaron cuando era joven y que su papá “era alcohólico” a quien vio por última vez cuando tenía 8 años.

De acuerdo con el Chicago Tribune, Jones reconoció por escrito haber sostenido entre el 2010 y el 2017 conversaciones con seis menores de edad del sexo femenino, de 14 y 15 años. En los chats, las animaba a enviarle videos sexualmente explícitos.

La sentencia se anunciará el 3 de mayo. Jones podría ser condenado a entre cinco y 20 años de cárcel. (Clarin)