fbpx

Los hombres se encontraban descansando cerca de un edificio cuando miraron hacia los pisos de arriba y se percataron de la peligrosa situación.

Dos obreros que se encontraban descansando cerca de la puerta de entrada de un edificio de viviendas en la región de Leningrado (Rusia) salvaron la vida de un bebé que cayó desde la ventana de uno de los departamentos, informan medios locales, aunque no se precisa la fecha exacta del incidente.

En las imágenes captadas por una cámara de vigilancia y difundidas en la Red se aprecia cómo los hombres miran hacia arriba y en seguida se apresuran a colocarse en la base del edificio, apenas unos instantes antes de que el pequeño cayera justo en sus manos.