Bélgica dio la sorpresa del día al vencer a Brasil por 2-1 y lo eliminó en los cuartos de final del Mundial de Rusia. De esta manera, el máximo candidato al título se despidió de la Copa del Mundo.

Con goles de Fernandinho -en contra- y Kevin De Bruyne, los Dragones Rojos se impusieron en el Kazán Arena y accedieron a la semifinal, que se disputará el martes 10 de julio en San Petersburgo ante Francia.

La salida del elenco dirigido por Tite de esta cita mundialista generó revuelo en las redes sociales y provocó la cargada del público hacia el combinado verdeamarelo con Neymar como el máximo apuntado.