El estudio fue realizado por un equipo de psicólogos de la Universidad de Carolina del Norte, en donde entrevistaron a 511 cristianos.

Un estudio realizado por un equipo de psicólogos en la Universidad de Carolina del Norte, Estados Unidos, reconstruyó el rostro de Dios para tratar de ofrecer uno diferente a la tradicional apariencia de hombre viejo y con barba.

Para esto, los profesionales entrevistaron a 511 cristianos que manifestaron cómo es para ellos el rostro de Dios, y el resultado sorprendió a varios.

“Estos sesgos (más tradicionales) podrían haber surgido del tipo de sociedades que los liberales y los conservadores quieren”, expresó el autor principal del estudio, Joshua Conrad Jackson.