París tiene un nuevo héroe sin capa

Mamoudou Gassama, un inmigrante maliense en situación irregular, se jugó la vida este sábado para rescatar a un niño de cuatro años. El menor se había quedado suspendido en un balcón. ‘Super Mamoudou’ - o el ‘Spiderman de Malí’ como ya le llaman- no lo pensó dos veces y acudió en su ayuda escalando cuatro pisos por la fachada hasta poder rescatarlo. Su heroicidad le ha dado la fama en el país y el presidente Emmanuel Macron le concederá la ciudadanía.

Decenas de personas presenciaron el agónico rescate en el distrito 18 de París este sábado sobre las 20.00 horas. Con móvil en mano para inmortalizar el momento, muchos de los presentes jalearon a este inmigrante de 22 años en su gesta. Subió sin ningún tipo de protección, únicamente utilizó sus manos para escalar, su buena voluntad y su formidable estado físico.

París tiene un nuevo héroe sin capa

París tiene un nuevo héroe sin capa

Mamoudou Gassama, un inmigrante maliense en situación irregular, se jugó la vida este sábado para rescatar a un niño de cuatro años. El menor se había quedado suspendido en un balcón. ‘Super Mamoudou’ - o el ‘Spiderman de Malí’ como ya le llaman- no lo pensó dos veces y acudió en su ayuda escalando cuatro pisos por la fachada hasta poder rescatarlo. Su heroicidad le ha dado la fama en el país y el presidente Emmanuel Macron le concederá la ciudadanía.

Decenas de personas presenciaron el agónico rescate en el distrito 18 de París este sábado sobre las 20.00 horas. Con móvil en mano para inmortalizar el momento, muchos de los presentes jalearon a este inmigrante de 22 años en su gesta. Subió sin ningún tipo de protección, únicamente utilizó sus manos para escalar, su buena voluntad y su formidable estado físico.