Cientos de miles de internautas siguen en las redes sociales perfiles de celebridades computarizadas.

Desde que publicó sus primeras fotos en Instagram en 2016, Lil Miquela se ha convertido en la última 'it girl' (chica que tiene un magnetismo innato), acumulando más de 900.000 seguidores. Sin embargo, la popular cantante e 'influencer', así como la aclamada modelo Shudu Gram, son celebridades que no existen en la vida real.

El caso es que las fotos de Miquela, una supuesta estadounidense de 19 años con raíces hispanobrasileñas, son en realidad generadas por computadora, según señala Metro. Sus publicaciones muestran a una modelo hiperrealista con pecas, voluminosos labios y cabello oscuro, vistiendo atuendos de marcas como Prada y Chanel.

El éxito de la 'influencer virtual' no se limita a la moda, pues en agosto de 2017 lanzó su primer sencillo como cantante en Spotify: "Not Mine". Además de publicar regularmente fotografías con varios artistas reales, Miquela también utiliza su popularidad para abogar por los derechos de los transexuales y para impulsar el movimiento Black Lives Matter.

Miquela es obra de un artista desconocido, caso contrario al de la supermodelo de piel oscura Shudu, creación digital del fotógrafo Cameron-James Wilson. Desde que lanzó su perfil en Instagram, este ha acumulado casi 99.000 seguidores y ha figurado en campañas publicitarias para marcas como Fenty Beauty, propiedad de Rihanna.

 Fuente:RT