Con una brújula digital y un sensor de distancia por ultrasonido, el pequeño robot lleva el mate a todas las personas de la ronda y emite una alarma si la persona demora mucho.
 
¿Hay un invento más argentino que un robot que reparta el mate? La respuesta es NO. La creación es del programador Ignacio Delarmina. El joven utilizó la plataforma de software libre Arduino para crear un robot que reparte el mate en la oficina.
 
“La idea surgió mientras tomábamos mates en la oficina, en el día a día, donde teníamos que pasar el mate de mano en mano hasta que llegue a cada uno de nuestros compañeros de trabajo, para armar la típica ronda”, contó el programador en ClubdeFun Radio hace unos años. Es que el video fue hecho en 2014, pero en las últimas horas comenzó a viralizarse en las redes sociales.
 
El robot tiene una brújula digital y un sensor de distancia por ultrasonido. Combinados, ambos elementos permiten que cuando el cebador coloca el mate sobre el robot lleve el mate, luego de programar el lugar donde está ubicada la persona que ceba y el tomador. Si el “tomasoli” demora mucho, el robot emite una alarma que avisa que hay que devolver el mate y continuar la ronda.
 

Pingüinos emperadores de la colonia Auster, ubicada cerca de la base permanente australiana Mawson, en la Antártida, encontraron una cámara y posaron para un video selfie casi perfecto. La grabación fue difundida este 8 de marzo por la División Antártica Australiana en Twitter y Facebook.

Un par de curiosas aves empezó a inspeccionar el dispositivo, dejado en el hielo por el investigador Eddie Gault, y terminaron grabándose a sí mismas en el proceso. El video permite observar a los pingüinos muy de cerca y, según la publicación, "ofrece una visión de la vida en la Antártida desde su punto de vista".

Pasaron ya ocho años, pero probablemente muchas personas recordarán más al famoso pulpo Paul, que se encargó de acertar muchísimos resultados del Mundial de Sudáfrica 2010, que a los equipos que jugaron el duelo por el tercer y cuarto puesto de la competencia.
 
Para esta Copa del Mundo habrá una nueva figura que intentará predecir el resultado de los encuentros: el gato Aquiles. ¿Quién es este personaje? Un felino que sufre de sordera y reside en el museo del Hermitage de San Petersburgo.
 
Aquiles fue nombrado oficialmente como el oráculo de Rusia 2018. "La decisión ya está tomada, los documentos correspondientes firmados", anunció a la prensa María Jaltunen, la encargada de los gatos del museo.

Una cámara de seguridad del bar Jamaica Inn, situado en la ciudad de Launceston (Reino Unido), captó el momento en que un teléfono se descuelga de la pared de la cocina sin explicación aparente. 
 
En el video, que se ha vuelto viral después de que el local decidiera subirlo a su cuenta de YouTube, se aprecia cómo una camarera que trabaja en la cocina después del cierre, se sorprende al escuchar un ruido a sus espaldas. La trabajadora se gira y comprueba que el teléfono se cayó solo, sin entender lo que había sucedido. Los hechos ocurrieron el pasado 23 de octubre.
 
Los internautas no han tardado en calificar la escena de 'poltergeist' o suceso paranormal. Sin embargo, dado que el bar Jamaica Inn es conocido por registrar incidentes paranormales, hay quienes piensan que se trata de un truco publicitario para atraer atención.

El revuelo que ha generado este minino de gesto triste y contrariado ha llevado a la dueña a vender sus retratos por Internet.

Este gato gris atigrado se llama Luhu, vive en China y las fotos que le saca su dueña están causando furor en las redes sociales por lo expresivo de su mirada, que lo mismo transmite tristeza que fastidio, cansancio e insatisfacción.

En otras imágenes el felino, sencillamente, irradia ternura, recordando al famoso personaje del 'gato con botas' de la película 'Shrek' de DreamWorks.

Su dueña, Maggie Liu, cuelga las fotos de su gatito en su cuenta de Instagram @lanlan731, que suma ya 164.000 seguidores. El éxito ha sido tal que incluso vende libros con fotos de su preciado gato por internet.

Algunos usuarios ven a Luhu como un digno rival de la famosa Grumpy Cat, la gata gruñona, que ahora cobra millones de dólares e incluso gana juicios.

Fuente: RT