Dolores Leis Antelo, de 64 años, no se imaginaba el impacto que produciría en las redes sociales la imagen

Una agricultora gallega ha logrado gran fama después de que su foto tomada el jueves pasado, y que destaca por su asombrosa similitud con Donald Trump, diera la vuelta primero a España y después a casi todo el mundo.

Dolores Leis Antelo, de 64 años, no se imaginaba el impacto que produciría en las redes sociales la imagen, tomada cuando explicaba las labores del campo en su finca de la localidad de Nantón (Galicia, España), informa el periódico La Voz de Galicia. "Mi niña, mi foto va muy lejos. Yo digo que será por el color del cabello", aseveró la agricultora.

La mujer nació en localidad gallega de Coristanco y ha pasado toda su vida en Cabana de Bergantiños, de donde es su marido, con quien lleva casada 40 años.

Antelo, que no tiene móvil y admitió que a ella nunca le "picó la curiosidad de tenerlo", relató que sus hijas "dicen que voy a ser famosa por esta foto, pero yo de eso no entiendo nada".

Las bromas con la imagen tampoco se han hecho esperar.

 

 

Una imagen manipulada compartida en las redes sociales mostraba al presidente ruso, Vladímir Putin, anunciado a la CNN que el Mundial iba a ser cancelado.

El Mundial de Fútbol de Rusia 2018 no corre peligro de ser cancelado, a pesar del falso mensaje que ha circulado en las últimas horas por las redes sociales, que contenía incluso una imagen manipulada del presidente ruso, Vladimir Putin, declarando a la CNN su intención de anular la celebración de la próxima Copa del Mundo.

Las autoridades de la Escuela Modelo de Mármol le pidieron a sus alumnas de quinto y sexto año que alargaran las polleras “para evitar posibles abusos”. Podría ser una anécdota contada por la abuela de cualquiera de ellas, pero ocurrió el viernes pasado y provocó la reacción de sus compañeros que, para solidarizarse, organizaron un “cambiazo”.

“La pollera está muy corta”, “Generan malestar”, “Hay malos comentarios dando vuelta”. Estos serían solo algunos de los argumentos que escucharon las estudiantes por parte de un empleado administrativo del colegio.

Los varones se sumaron a su enojo y el lunes asistieron al establecimiento vestidos con polleras mientras que las mujeres usaron pantalones, para demostrarle a los directivos que ellas no son responsables ante un abuso por la ropa que usen.

Las imágenes del acto llenaron las redes sociales y no tardaron en viralizarse. “Cambiazo!! Porque si los hombres pueden usar pollera sin que se los acose, el problema no está en el pedazo de la tela”, posteó una alumna y su mensaje fue compartido por más de 8 mil usuarios y recibió más de 30 mil ‘me gusta’.

“Hoy se vivió una experiencia que rompió con la estructura de lo cotidiano, dando pausa entonces a todos los comentarios mal enviados de parte de gente administrativa del colegio. Hoy los alumnos del Modelo Mármol se manifestaron en contra de lo que tristemente tuvieron que escuchar las alumnas el pasado viernes”, escribió otro de los chicos en su perfil de Facebook.

“Esa reunión con las chicas fue una cuestión rutinaria, algo normal. Sin preámbulo, directivos del colegio quisieron hablar con las alumnas sobre los uniformes. Pero sentimos que en esa charla no había quedado clara la situación, ya que está lejos de este colegio creer que el largo de la pollera puede llevar a un abuso”, le indicó a Clarín José Pablo Abd, representante legal del colegio.

Debido al dolor que llevaba dentro, el menor estalló en lágrimas cuando se disponía a dirigirse al papa para preguntarle por el alma de su padre, recién fallecido. Durante un evento religioso celebrado este domingo en un barrio de los suburbios de Roma, el papa Francisco consoló a un niño que tenía el corazón roto por la reciente muerte de su padre, informa el diario Corriere della Sera.  En el evento, el papa respondía a las preguntas de los fieles y le tocó el turno a Emanuele, quien se acercó al micrófono, pero tras esforzarse por hablar se llevó las manos al rostro y estalló en lágrimas. Ante esa conmovedora situación, Francisco animó al niño para que se acercara a él y le dijera la pregunta al oído. El pontífice abrazó al pequeño y lo tranquilizó. El menor habló con el papa durante casi dos minutos. "Tal vez todos podríamos llorar como Emanuele, cuando tenemos un dolor como lo tiene él en su corazón", dijo posteriormente Francisco. "Estaba llorando por su papá. Ha tenido el valor de hacerlo delante de nosotros, porque en su corazón hay amor del papá", continuó, indicando que pidió permiso al niño para revelar su inquietud.

 

Será la tercera. El esperado anuncio se dio en un encuentro en Roma dedicado a presentar novedades de la plataforma.

Netflix anunció hoy que producirá una nueva temporada de la serie española La casa de papel. Pero hay un detalle: la tercera entrega recién estará disponible en 2019. La confirmación la dio en Roma Eric Barmack, responsable de series internacionales de la plataforma. Fue en una jornada, "See what's next", dedicada a las próximas novedades de la Netflix que también incluirán una serie italiana llamada Luna negra, un drama inglés sobre la invención del fútbol del creador de Downton Abbey o la serie alemana The Wave.

La casa de papel es una producción original de Atresmedia y Vancouver que llegó a Netflix en diciembre pasado y se convirtió en un éxito internacional. Según un informe dirigido a los inversores, la serie creada por Álex Pina es la ficción de habla no inglesa más vista en Netflix en su historia. Aunque en España en su emisión original en Antena 3 los episodios duraban 70 minutos, Netflix los acortó, de modo que la primera temporada, dividida en dos partes, en Netflix se compone de 13 y 11 episodios respectivamente.

Barmack ha confirmado hoy que habrá una tercera parte que será producida por Netflix y en exclusiva. Con un reparto que incluye a Álvaro Morte, Úrsula Corberó, Alba Flores o Paco Tous, entre otros, La casa de papel cuenta cómo un grupo de ladrones sin nada que perder planean y ejecutan uno de los mayores robos jamás perpetrados, a la Fábrica de la Moneda y Timbre.

La explicación de ese fenómeno arroja luz sobre el funcionamiento de nuestro cerebro.

El 9 de abril un usuario de la plataforma Reddit pubicó una imagen compuesta por varias manchas de colores, explicando que si esta se miraba durante un minuto sin parpadear, al final acababa por desaparecer. Para sentir el efecto, había que prestar a la imagen una atención total.

La foto se viralizó en cuestión de días. Más de un millar de usuarios compartieron sus reacciones en numerosos comentarios. Algunos de ellos lamentaron que veían cómo se desvanecían todos los colores excepto el amarillo o el rojo. Unos internautas necesitaron solo veinte segundos para experimentar el efecto, mientras que otros no lo sintieron en absoluto.

This picture will fade away if you stare at it (may take a minute) from r/woahdude

El fenómeno no es producto de la magia, sino que tiene una explicación científica. En 1804, el médico y filósofo suizo Ignaz Paul Vital Troxler descubrió este efecto, que quedó bautizado con su nombre. Este se explica en que nuestro cerebro es capaz de ignorar los impulsos de nuestros receptores sensoriales cuando enfocamos nuestra vista en algo que no cambia, informa Live Science.

El mismo efecto se produce cuando nos ponemos los calcetines. Durante los primeros segundos o hasta minutos, sentimos la tela contra el piel, pero de pronto dejamos de sentirla, ya que esta información se convierte en no importante. Gracias a este mecanismo, el cerebro humano puede filtrar la información y seleccionar lo más importante en cada momento.