fbpx

En las últimas horas comenzó a viralizarse un video que tiene como objetivo generar conciencia entre los hombres sobre el acoso callejero que sufren las mujeres.
 
Se trata de una campaña #CambiáElTrato, lanzada por la Fundación Avon, que muestra la discusión que tienen dos amigos después de que uno de ellos le grite a una joven que pasaba por la calle.
 
“Ah bueno, estás para el secuestro. ¿Sabés todo lo que te haría?” comienza diciendo uno de los chicos desde arriba de una moto.
 
Su amigo, lo frenó y le dijo: “Boludo, ¡para un poco! No te das cuenta que la asustás a la chica”.
 
Las imágenes generaron una verdadera catarata de likes y comentarios a partir del video que alcanzó miles de reproducciones en las últimas horas.
 
“Que las pibas tengan miedo de andar por la calle, que tengan que pensar por dónde van, qué ropas se ponen, que tengan que tratar de estar acompañadas, que tengan miedo de andar por algunos lugares porque se van a cruzar con nosotros, todo eso es violencia” dice a cámara el actor Martín Splipak.
 
Su compañero, agrega: “Si tenes algún amigo que lo hace frenalo, hacele entender lo mal que las hacemos sentir, el miedo que les da, no es gracioso, no esta bueno. No te quedes sin hacer nada cuando pasa esto”.

El can no entra en la casa hasta que alguien finge que abre una puerta mosquitera que el animal piensa siempre que está cerrada.

En las redes se ha vuelto viral un video protagonizado por un perro que se queda sentado en el umbral de una casa pensando que la puerta está cerrada a pesar de estar abierta. El can se queda en el sitio hasta que unos instantes después llega una niña y hace un movimiento en el que simula que tira de la puerta para abrirla y la mascota entra finalmente en la vivienda.

El golden retriever agarró la correa del otro perro, mucho más pequeño, y se lo llevó.

Un video que compartió este miércoles en Twitter la usuaria 'Caitsgiving day parade', pero que según esa ella, fue originalmente subido a Reddit, se ha vuelto viral. Aparentemente los usuarios no se pudieron resistir a la curiosa cadena de acontecimientos protagonizada por un par de perros.

Los internautas han alabado a la empleada de la aerolínea filipina y criticado a la madre por su falta de previsión y por poner a su pequeño en peligro de contraer alguna infección.

Una azafata de Philippine Airlines ha compartido en Facebook su experiencia amamantando a un bebé a bordo de un vuelo después de que a su madre se acabara la leche. La publicación se hizo rápidamente viral en la Red y recibió una ola de comentarios tanto positivos como negativos.

María Concepción Zacarías, una mujer originaria de Tecomán, en el estado de Colima, en México, aseguró que un supuesto duende bajaba por las noches y le hacía el amor, lo que la hacía sentirse complacida.
 
Narró que antes de esta experiencia era completamente escéptica sobre este tipo de seres, pero afirmó que varios de ellos comenzaron a residir en su árbol, por lo que en las noches "bajaban a hacerme el amor", comentó en un video que se viralizó.
 
 
La mujer, afirmó que en un inicio ella desconocía que se trataba de un "duende" y hasta confió que fuera su esposo, que no dormía en la misma habitación, quien estuviera entrando en su cuarto sin consultarla para tener relaciones por las noches.
 
Pero cuando decidió preguntarle a su marido si él era el visitante nocturno, éste la tachó de loca y dijo no saber nada sobre el asunto. Incluso sus propias hijas le decían que ella estaba inventando cosas. No obstante, la mujer, muy convencida, les deseó que tuvieran la misma experiencia.
 
Pero tiempo después el mismo cónyuge aseguró haber visto a un ser que descendía del árbol y se dirigía al cuarto de su esposa. Entonces, la señora comenzó a creer que era un ser mágico el que la hacía vibrar.
"Sí existen los duendes, no crean que no. Yo siempre supe que no fue un sueño. Sentía 'lo mojado'. La verdad es que sí existen las cosas", explicó.
Pero contrario a lo que podría pensarse, María nunca les tuvo miedo. "En cualquier otro momento me da una visitada y yo le doy", aseguró.
Adicionalmente, en una entrevista para un medio local, la quincuagenaria afirmó que en esas fechas estos entes además de hacerla gozar, le hacían "maldades", ya que le arrojaban cosas y la lastimaban.
 
Tras viralizarse el video de su relato, la gente se burla diciéndole que sus hijas son producto de sus relaciones íntimas con el duende; ella responde a las acusaciones afirmando que, de ser así, estaría muy orgullosa.
Incluso, dijo que espera que el duende vuelva a visitarlo pronto, ya que se cambió de domicilio y lo extraña por las noches.
 
Fuente: Infobae