fbpx

El pichón, de menos de dos meses, es un cardenal amarillo que acompaña al hombre que lo rescató en el reparto de soda por los barrios de la capital cordobesa.

El pajarito pasa entre 15 y 16 horas en la camioneta del sodero que lo lleva con su jaula y bebedero y lo está domesticando, tarea nada dificil debido a la rápida adaptación del cardenal amarillo.

"Se baña y todo, es un amor el pichón", asegura Guillermo Bisig, el experimentado sodero cordobés. "Me lo dieron de un cautiverio porque tenía problemas en las patitas, lo desplazaba la madre", cuenta el hombre que está feliz por poder rescatar al pájaro que no se separa de él, desde que se hizo cargo de asistirlo.

"Y acá lo tengo, criándolo. Cada dos horas le doy de comer y ahora come solo ya", finaliza diciendo Bisg, el salvador del cardenal amarillo herido y desplazado por su madre.

 

 

 

Chris Hill, de 52 años, se ha convertido en un meme después de haber sido filmado sentado tranquilamente comiendo papas en un local de Portsmouth (Reino Unido) la noche del pasado viernes mientras estallaba una pelea masiva junto a su mesa.

Los internautas alabaron la impasibilidad del hombre, quien se mantuvo impertérrito en medio del caos total desatado en el restaurante Ken’s Kebabs sin mostrar ningún interés en lo que estaba ocurriendo a su alrededor.

Más tarde, Hill relató al diario The Daily Mail que se encontraba escuchando la radio con sus auriculares. "Pensé en moverme en un momento, pero estaba disfrutando de mi kebab y mis papas fritas (...) aunque las papas no estaban muy buenas", comentó.

El video publicado en Twitter fue visto unas 20 millones de veces y generó numerosos memes elogiando el comportamiento del protagonista. "El hombre ha estado esperando ese kebab todo el día, y nada se lo arruinará", bromeó un comentarista.

Algunos usuarios compararon a las personas que se peleaban con sus propios problemas personales, compromisos, ansiedad o depresión, y al flemático hombre con su actitud a la hora de afrontarlos. Otros, por su parte, le dieron una lectura política a las imágenes nombrando a diferentes actores de la arena mundial como Irán, EE.UU., Europa y África.

El ave comenzó a tomar su alimento y se lo comenzó a repartir generosamente a sus particulares vecinos.

Un particular video se viralizó esta semana, donde se puede ver el gesto solidario de un pato que les da de comer a unos peces que tiene al lado.

El registro muestra cómo el ave toma la comida y se la pone directamente en la boca de los peces, que comienzan a agruparse alrededor de él cuando se dan cuenta de que está repartiendo alimento.

El desagradable hecho ocurrió en la casa de José Ignacio de Federico Álvarez Castillo, dueño de Etiqueta Negra.
 
El impactante momento fue grabado y viralizado en las redes sociales durante las últimas horas. En las imágenes tomadas desde la propiedad se ve que un helicóptero vuela sobre la casa de Federico Álvarez Castillo, dueño de Etiqueta Negra. De repente, y para sorpresa de todos, lanzan un cerdo que cae a la pileta de la propiedad.
 
Hubo repudios masivos hacia el autor del desagradable hecho. Desde la cuenta oficial de Etiqueta Negra, Álvarez Castillo publicó un descargo explicando que fue "un hecho de vandalismo" con él y su familia que estaban en el interior de la casa cuando escucharon el fuerte ruido.
 
"En virtud al video que está circulando en las redes sociales, quiero repudiar este hecho de vandalismo del cual fuimos víctimas mi familia y yo, y aclarar que al momento del hecho nos encontrábamos dentro del hogar cuando sentimos un fuerte ruido en el jardín. Al salir percibimos el acto aberrante que nos llevó un gran desconcierto por una broma de muy mal gusto. Por tal motivo repudiamos este tipo de acciones y estamos trabajando para que se esclarezca de inmediato esta situación".

Se conocieron más imágenes del hecho. En este caso del momento en que la aeronave parte con el animal rumbo a la casa de Federico Álvarez Castillo, dueño de la marca Etiqueta Negra.

Sigue el escándalo por el episodio en la que desde un helicóptero arrojaron un cordero a la pileta del empresario argentino Federico Álvarez Castillo, dueño de la marca Etiqueta Negra. Mientras continúa la investigación se conoció un nuevo video del hecho.

El programa Intrusos, que se trasmite por América TV, publicó imágenes del momento en el que el helicóptero parte con el cadáver del animal hacia la casa de Álvarez Castillo. Quienes filman el video comentan mientras graban que el cordero está en el interior de la aeronave.

 

Ayer, Ana Carolina Dean, de la fiscalía uruguaya de Maldonado a cargo de investigar el caso del animal arrojado desde un helicóptero a la piscina del empresario argentino en José Ignacio, dio algunos detalles del expediente.

La fiscal ordenó medidas para lograr la identificación del piloto del helicóptero y quiénes estaban a bordo. Para ello, se contactó con autoridades aeronáuticas y dispuso el traslado de las personas a la sede judicial una vez que sean identificadas.

Álvarez Castillo, según dijo la fiscal, declaró ante la policía local que “estaba en su casa, con su familia, escucha el estruendo y cuando sale vio que era un cerdo en su piscina”.

“Lo retiraron, lo asaron y lo comieron”, aseguró Dean al diario El País. Y agregó: “Todo indica que fue una broma. Nadie está esperando que llueva un animal del cielo, y esto fue filmado y se escuchan risas en el video”.

“Nadie va a comerse un animal que le tiran de arriba”, concluyó la fiscal, para intentar demostrar que Álvarez Castillo, dueño de la marca de indumentaria Etiqueta Negra, no podía desconocer al autor del lanzamiento.

En tanto, en varios medios circuló que el propietario formó parte de una "broma de muy mal gusto" que habría sido compartida por otro empresario argentino.

Según distintas versiones, este empresario le habría dicho a su amigo: "Juntémonos, hagamos un cordero. Quedate tranquilo que yo lo consigo y te lo mando en Uber".

En las últimas horas el video de un helicóptero sobrevolando una casa y tirando un cordero a la pileta del hogar se volvió viral y los internautas mostraron su rechazo.

Según el diario La Nación, la vivienda está ubicada en José Ignacio (Uruguay) y pertenece al empresario Federico Álvarez Castillo, dueño de las marcas Etiqueta Negra, Motor Oil, Bowen y Paula Cahen d’Anvers. Al momento del hecho, él se encontraba en el lugar junto a su esposa, la modelo Lara Bernasconi.

Al sentir el fuerte ruido en el jardín, ambos salieron y se encontraron con el cordero muerto dentro de la pileta. Se cree que esto fue una broma de muy mal gusto por parte de un conocido del empresario.

Las imágenes, que duran menos de 20 segundos muestra como un helicóptero se estaciona sobre la casa de Álvarez Castillo y suelta un cordero muerto que cae sobre la pileta empapando todo el deck. Ante la viralización en las redes sociales el material fue repudiado por los internautas.