Tras el gol de Mario Mandzukic que dio vuelta la semifinal del Mundial a favor de Croacia, los futbolistas ingleses se jugaron una última carta fallida
Estuvo realmente cerca Inglaterra de llegar a la final de un Mundial por segunda vez en su historia, luego de la conquista en sus propias tierras en 1966. Sin embargo, Croacia derribó su ilusión. Primero con el gol del empate de Ivan Perisic que estiró la definición y luego, ya en el segundo tiempo del alargue, con un zurdazo para la historia de Mario Mandzukic.

Estuvo realmente cerca Inglaterra de llegar a la final de un Mundial por segunda vez en su historia, luego de la conquista en sus propias tierras en 1966. Sin embargo, Croacia derribó su ilusión. Primero con el gol del empate de Ivan Perisic que estiró la definición y luego, ya en el segundo tiempo del alargue, con un zurdazo para la historia de Mario Mandzukic.

Mal pensados. Por un lado, porque la acción es antirreglamentaria, ya que para que se reanude el encuentro los futbolistas de ambos equipos deben estar en su propio campo de juego. Además, cegados por la ambición de evitar la derrota, cometieron un error insólito: Lingard le dio el pase a Rashfor, quien se encontraba en el campo rival y por delante de la línea de la pelota, es decir, estaba en offside.

La curiosa jugada no fue captadas por las transmisión oficial, pero sí por por la cámara de un hincha que filmó el momento y explotó en las redes sociales.

Most Read