La Selección perdió 2-1 frente a Japón en el estadio Mordovia Arena de Saransk ante 40.842 espectadores. Los goles fueron de Kagawa, Osako y Quintero.
De todos los inicios posibles, Colombia tuvo en frente el más oscuro. Expulsión y penal en contra cuando faltaba todo el partido. Una prueba para la voluntad y el corazón. Juan Fernando Quintero regresó a la Selección cuando el avión partía a Rusia y en Saransk tuvo que sustituir a James 60 minutos. No alcanzó. Japón fue poco, pero aprovechó los errores del equipo de Pékerman y el desgaste de tener que jugar con 10.

Un rechazo en el que Dávinson perdió la referencia de Osako terminó en la mano de Sánchez que le costó la roja y un penal que Kagawa convirtió en gol sin complicaciones mientras Ospina se jugaba al otro palo. Colombia tuvo que acomodarse a la adversidad. Le costó los primeros minutos, pero con el paso del partido logró generar peligro. Falcao estuvo cerca de marcar en el minuto 11 tras cobro de tiro libre de Quintero, que un par de jugadas después filtró una pelota descomunal, que fue desaprovechada. Era un aviso.

Japón no encontraba argumentos, incluso con la ventaja. Fue un equipo ordenado, que pegó como recurso. Nada más. Pékerman no movió el equipo hasta el minuto 31. Barrios entró a la cancha por Cuadrado. Tarde complicada para Dávinson. El equipo de Nishino Akira tiene malicia para usar el juego fuerte. Corría el minuto 37 cuando Hasebe derribó a Falcao cerca del área. Quintero pidió la pelota y decidió meterla por debajo de la barrera. Gol ratificado por la tecnología, en el Mundial del VAR.

En el segundo tiempo Japón adelantó las líneas y buscó más cerca de área de Ospina. Pékerman de nuevo miró al banco para sumar a James y darle descanso a Quintero. Minuto 60. La tribuna 80% colombiana respondió con ovación. Colombia estuvo pasmada durante varios minutos. Ambos técnicos coincidieron en el momento de la sustitución. Bacca (por Izquierdo) y Honda (Kagawa). En el 73, Osako mandó al fondo de la red una pelota que partió del tiro de esquina. Gol de Japón. 2-1.

Colombia se quedó sin puntos en el debut en Rusia 2018. Los análisis colectivos son complicados por las circunstancias del partido, pero hay preocupación en la defensa ante el nerviosismo contagioso de Dávinson y las dudas sobre el nivel competitivo de Mina y Zapata. Ante la dificultad faltaron ideas claras y desequilibrio individual. La clasificación, en dos partidos. En frente estarán Polonia y Senegal.