El cantante de Viejas Locas Cristian Gabriel Álvarez Congiu, más conocido como Pity Álvarez , se entregó durante la madrugada en la comisaría N° 52 tras permanecer prófugo durante todo el día de ayer, acusado del asesinato de Cristian Díaz, de 36 años, en el barrio Cardenal Samoré, de Villa Lugano. "Yo lo maté", confesó el cantante apenas llegó.
 
El líder de Viejas Locas arribó en la dependencia policial cerca de las 7. De lentes y con la misma ropa que tenía en el boliche Pinar de Rocha, adonde fue tras el crimen, el cantante habló con la prensa y se declaró "inocente". Sin embargo, después admitió ser el autor de los disparos e intentó justificar su accionar: "Lo maté porque era él o yo. Y creo que cualquier animal haría lo mismo".