En medio de una espesa vegetación, a escasos metros de la ruta Nacional 12 y la zona costera, anoche la Policía halló oculto a Guillermo R. sindicado como sospechoso por el ataque a Wilmer Rodríguez (87) quien falleció ayer, días después de ser agredido en su comercio situado en Bernardo de Irigoyen.

Mediante un operativo cerrojo implementado por la comisaría de Piray e investigadores de la UR-3, en barrio Badaracco y alrededores, ayer alrededor de las 20 hs se logró la captura del temible sospechoso quien ya había sido localizado en las últimas 48 horas cuando se obtuvo el dato de que se escondía en la casa de una hermana y aguardaba a su esposa para luego huir al Paraguay.

Tras ser detenido, bajo estrictas medidas de seguridad, Guillermo R. fue conducido a sede policial donde permanece alojado a disposición de la Justicia.
El pasado miércoles 27 de junio, el padre del jefe comunal de Bernardo de Irigoyen había sido encontrado malherido en el interior de su comercio situado en dicho municipio. La agresión se produjo en circunstancias que aún se investigan. Tras estar internado, ayer finalmente falleció el hombre de 87 años.

La captura del sospechoso se dio en medio de intensos operativos iniciados por la Unidad Regional XII, con el jefe de Policía Crio. Gral Manuel Céspedes al frente, y que se replicaron en jurisdicción de la UR-III de Eldorado, además en zonas como Piray.