Un hombre de 81 años fue detenido en la ciudad de Hudson, partido de Berazategui, después de secuestrar y violar a una joven misionera, de 19 años, que conoció a través de Facebook. Bajo la falsa promesa de que iba a trabajar en la casa del acusado, la adolescente era obligada a mantener relaciones sexuales y solo podía salir a hacer las compras.
La joven, oriunda de Oberá, había respondido a un aviso que Cañete había colgado en la puerta de su casa. “Nesesito mujer sola para cuidar anciano de 81 años”, decía el cartel. Con un sueldo de nueve mil pesos mensuales, las tareas incluían, en un principio, tareas domésticas. El trato se cerró a través de Facebook. Cañete pagó el pasaje en micro para que llegara desde Misiones al conurbano.
La investigación del caso comenzó a partir de la denuncia de la víctima, que en una de las salidas de la casa denunció a la policía el calvario que vivía. En el dramático relato, la joven contó que el acusado cerraba las puertas con varios candados y con un cuchillo y la obligaba a mantener relaciones cinco veces por día.Lo curioso es que Ignacio Cañete estuvo detenido tan solo un día. “Me soltaron por viejito”, le dijo al portal Infobae.
‘Te juro que Soy inocente‘, aseguró el anciano, “¿A quién le voy a poner un dedo encima? Si tengo las rodillas hechas pelota, me empujás al piso y me arruinás”, aseveró con dos muletas de caño soldado a su lado.